¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Aleteia

El nacimiento que sorprende a la isla brasileña donde dar a luz está prohibido

FERNANDO DE NORONHA
Comparte

Fernando de Noronha, la isla que no está preparada para los nacimientos, celebra la vida luego de 12 años

En Fernando de Noronha todo es paradisíaco. Es un lugar de ensueño y de playas majestuosas, un archipiélago de 26 kilómetros cuadrados ubicado en el Océano Atlántico.

Al mismo tiempo, es un magnífico lugar para los amantes del buceo y del ecoturismo. En 2001 este lugar fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) y representa un gran reservorio de vida silvestre.

Sin embargo, a este lugar lleno de color y maravilla, donde los datos estadísticos señalan que habitan unas 3.000 personas, tenía en el debe otra maravilla: celebrar la vida humana… Al menos hasta hace poco.

Efectivamente, el pasado 19 de mayo las autoridades locales, reproduce un reportaje de O Globo, informaron que luego de 12 años sin nacimientos en la isla, una mujer sorprendió a todos luego de dar a luz a una niña en su casa (de forma inmediata fue trasladada a un centro de asistencia).

Ella misma relató que no sabía que estaba embarazada. “El viernes por la noche sentí dolores y, cuando fui al baño, vi que algo bajaba entre mis piernas (…) Fue entonces cuando el padre vino y la recogió. Era una niña. Me quedé estupefacta”, contó la joven madre de 22 años, que prefirió mantenerse en el anonimato, señala O Globo.

Para el padre también generó sorpresa este embarazo y nacimiento, según indicó a O Globo y confirma el comunicado de las autoridades locales. A pesar de ello no ocultó su emoción.

“Todavía estoy nervioso. Yo no sabía de nada, ella despertó a la madre diciendo que tenía un dolor (…) no dio tiempo de llegar a la ambulancia (…) Yo asistí al parto, creo que fue Dios”, contó conmovido al medio brasileño.

¿Pero por qué este hecho genera tanta sorpresa y hasta temores a la hora de anunciarlo?

Es que en Fernando de Noronha los nacimientos no están autorizados y en el hospital no hay salas de maternidad para tales fines, por lo que las condiciones necesarias no están contempladas.

Entre los motivos para tal medida con respecto a los nacimientos, el tema de vulnerabilidad de la reserva, donde abundan especies como tortugas marinas, así como delfines y aves, hace que exista un estricto control poblacional, agrega BBC Mundo.

Curiosamente, a pocos kilómetros de la localidad de Fernando de Noronha se ubica Natal, un lugar también paradisíaco que con su nombre hace honor a la Navidad (nacimiento), y ahí es donde muchas personas deben viajar para dar a luz.

Lo acontecido en este archipiélago sorprende, genera interrogantes con respecto a las medidas de control de natalidad, pero al mismo tiempo llena de alegría a un lugar donde luego de 12 años la vida vuelve a ser celebrada.

Un claro ejemplo de ello fue la rápida reacción de los habitantes de la isla, muchos de los cuales inmediatamente se pusieron a disposición de la familia de la recién nacida a través de la donación de ropa, por ejemplo.

“He venido a traer ropa para la noronhense que nació hoy. Para nosotros es una alegría tener una noronhense naciendo en la isla, finalmente después de tanto tiempo. Nos estamos movilizando para ayudar a la familia “, expresó a O Globo una empresaria local.

Así pues, en la isla donde se prohíben los nacimientos, la vida pudo más y es motivo de alegría.

 

Con información en base a O Globo y BBC Mundo

Tags:
brasil
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.