Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 12 abril |
San David Uribe
home iconEstilo de vida
line break icon

¿Tiene valor ser puntual?

TIME ON WATCH

Jeshoots | Pexels

Dolors Massot - publicado el 23/05/18

¿Crees que no tiene importancia llegar tarde? Puede ser una prueba de lo mucho o poco que valoras a la persona con quien tienes una cita.

Quería inspiración para hablar de la puntualidad y me metí en Youtube. La de recursos que hay si uno quiere hablar de lo que supone llegar tarde: desde Mr. Bean haciendo de las suyas para llegar a las «9 o’clock» al dentista hasta el rapero Rapsusklei, que canta el drama de cuando todo te sale mal.

Llegar puntual cuesta. Caramba que si cuesta. A todos nos supone un esfuerzo calcular cuánto tiempo tardaremos en llegar al sitio, acabar las tareas con tiempo y organizar nuestro día para que todo salga como estaba previsto en la agenda.

Además, la cultura latina no da casi valor a la puntualidad. Ya se sabe que «ahorita» llegamos y que nuestros amigos ya dan por hecho que la reunión empezará tarde…

MAKE UP
Best photo studio - Shutterstock

¿Es importante ser puntual?

La puntualidad es nada menos que una virtud, es decir, un valor que se logra a base de querer y de empeñarse en luchar un día y otro por cumplir ese propósito. Para eso necesito poner medios.

Por ejemplo, si quiero ser puntual en el trabajo por las mañanas:

  • pongo el despertador a la hora adecuada para llegar con tiempo. Y me levantaré a la primera, cuando suene.
  • me preparo la ropa que me voy a poner (no vaya a ser que luego esa camisa esté sin planchar).
  • miraré la previsión meteorológica (para saber cómo es más adecuado que vista).
  • trazaré mi rutina de aseo (ducha, cepillado de dientes…) y comprobaré que en ese tiempo nadie más de la familia lo va a necesitar. O me organizaré para compartirlo con otros.
  • calcularé cuánto tiempo necesito para mi desayuno: tostadas, leche caliente… Es el momento del microondas, la sartén, la plancha, la kettel…
  • revisaré el tiempo de transporte (horarios de transporte público), llegaré con tiempo para comprar el ticket, miraré si debo repostar en la gasolinera…

Visto así, puede parecer imposible llegar a tiempo, pero lo cierto es que es un acto casi mecánico y fácil si lo practicamos a diario.

Por Bacho/Shutterstock

¿Por qué no somos puntuales?

Seguramente porque nos damos a nosotros argumentos para no serlo. ¿Argumentos? Hablemos claro: son excusas.

«Es que encontré tráfico», explicas cuando ¡llevas 5 años! haciendo el mismo trayecto para llegar a la ciudad y conoces perfectamente qué ocurre a la hora punta.

«Pensé que comenzaría más tarde». Mira, eso les ocurrió el lunes 22 a los miembros de varias cofradías de la Virgen del Rocío (Almonte, Huelva, España) que debían estar en sus sitios a la hora en punto, pero creyendo que la imagen pasaría tarde como siempre, este año se quedaron sin verla.

Al ver la noticia en la televisión, me recordó a una vez que perdí un avión. Alguien me dijo: «Esta vez no ocurrió nada grave, pero quizá algún día te pierdas algo que no querrías haberte perdido y lo lamentes de veras«. Bastó con eso para aprender la lección.

Vitalii Matokha

Dónde está la raíz del problema

  1. Pregúntate quién es para ti la persona con la que vas a encontrarte. Según lo importante que la consideres, tratarás de ser más puntual o no. Un cliente, un amigo al que no ves desde hace años, el jefe… ¿Y si supieras que -Dios no lo quiera- es el último día que vas a ver a tu padre, a tu esposo o a tu hermana?
  2. En el caso de los novios, la puntualidad es termómetro del amor. Si ahora llegas tarde porque te has quedado charlando con un amigo, pregúntate qué harás dentro de un año.
  3. Pregúntate cuánto valoras el tiempo que vas a pasar con esa persona. ¿Es pura rutina y te da igual estar con él 5 minutos o una hora? ¿O quieres que aquel momento dure una eternidad porque es el amor de tu vida? ¿Vas con las mismas ganas que Messi o Cristiano detrás del balón?
  4. ¿Te aprovechas de que la otra persona no se queja? Por ejemplo, son tus empleados y los has hecho esperar 20 minutos pero sabes que ninguno de ellos te lo echará en cara. Sin embargo, ¿crees que eso es justo y que te hace crecer en autoridad?
  5. En el caso de Dios, Él nunca se queja cuando llegas tarde a misa pero, ¿crees que lo tratas como merece?
MAN,FLOWERS,DATE
Alex | CC0

Al responder a estas cuestiones, uno suele detectar dos cosas, que son una sola: en nuestra vida hay pereza. Dejamos para más tarde las cosas y apuramos hasta el último momento, preferimos hacer otra cosa antes y da la casualidad de que eso nos apetece más…

Y la pereza es manifestación de falta de amor. Llego tarde porque no quiero suficiente a esa persona o ese trabajo o ese proyecto…

Ser impuntuales no nos hace mejor personas, aunque nos lo tomemos a compadreo y nos justifiquemos. Así que vamos a darle la vuelta. Contra pereza, diligencia, ¿de acuerdo?

Algunos beneficios de la puntualidad

  1. Diligencia viene de «diligere», amar (en latín). Cada vez que somos puntuales, mostramos que amamos.
  2. Es clave en el marketing llegar 10 minutos antes a los eventos. Te da ocasión de saludar con tranquilidad a los organizadores y eso quizá te abre puertas para una conversación otro día. Si llegas en medio de la avalancha, no podrán atenderte igual.
  3. Haces que la persona se sienta valorada. Estabas ahí cuando ha llegado, luego la estabas esperando. Eso ya es mucho.
COUPLE
nd3000 - Shutterstock

4. Manifiesta que respetas el tiempo de los demás ( y el tuyo).

5. Te da tiempo a calmarte antes de llegar, si es que acumulas nerviosismo. Podrás desacelerar la respiración, arreglarte la corbata y la chaqueta, comprobar que llevas la documentación. Si es una reunión, podrás manejar todos los instrumentos antes de usarlos: micro, conexión de skype…

6. Todavía estás a tiempo de mejorar el lugar que has escogido (cambiar de mesa o sillas) o dar un retoque a alguna slide, si haces presentación.

7. Además, ocurre algo sorprendente: cuando una persona se propone ser puntual, consigue ser mejor en muchos otros aspectos. Está más atento a los asuntos, se preocupa más por los demás, es más ordenado… ¡Es como si te hubieran regalado un 3 x 1!

Tags:
lucha
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
MIRACLE
Maria Paola Daud
Mateo se perdió en el mar… ¡y apareció en brazos de papá!
2
MIGRANT
Jesús V. Picón
El niño perdido y hallado en pleno desierto que invita a reflexio...
3
QUEEN ELIZABETH WEDDING
Adriana Bello
Las bodas de titanio de la reina Isabel II y el príncipe Felipe
4
SATAN SHOES
Adriana Bello
Las zapatillas de Satanás no son un juego
5
Dicas de amor
Una hermana es más que una amiga, es la mitad de nuestro corazón
6
ALICE BATTENBERG
Adriana Bello
La monja de la realeza
7
Attentat Indonésie
Agnès Pinard Legry
Este héroe evitó una masacre en la catedral esta Semana Santa
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.