¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

El Gran Poder, la fiesta de La Paz que quiere ser Patrimonio de la Humanidad

GRAN PODER
Shutterstock-Josesaoy
Comparte

La más importante de la ciudad boliviana, ahora también quiere tener proyección internacional

Es un momento lleno de color y movimiento. Cada año, entre fines de mayo y comienzos de junio, en la ciudad de La Paz (Bolivia) todos hablan de la Fiesta de Jesús del Gran Poder (también conocida como Festividad del Señor del Gran Poder).

Se trata de una expresión cultural que mezcla lo religioso –en particular lo católico con otras tradiciones vinculadas a los pueblos originarios como los aymara-  con la danza, músicos y que tiene como epicentro las calles, al igual que otros espacios públicos del altiplano boliviano a más de 3.500 metros sobre el nivel del mar.

La Paz, Capital Iberoamericana de la Culturas, por estos días está haciendo un gran esfuerzo para que la fiesta del Gran Poder rompa barreras y pueda ser declarada –luego de su postulación en 2017- Patrimonio de la Humanidad ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

 

GRAN PODER
Pablo Andrés Rivero-(CC BY-NC-ND 2.0)

 

“Es una de las actividades más importantes que se va a desarrollar en este marco, no solamente como parte de la tradición, larga y hermosa, que tiene esta festividad tan importante, sino también (porque) está inscrita como parte de este calendario de actividades que hacen de La Paz la sede y la Capital Cultural de Iberoamérica este año”, resaltó el alcalde Luis Revilla, reproduce La Razón.

Para ello se cuenta con la colaboración de la Asociación de Conjuntos Folklóricos del Gran Poder (ACFGP), que trabaja en forma coordinada con la Alcaldía para que esto sea posible.

¿Cómo surgió esta fiesta?

El origen de esta celebración se remonta al 8 de diciembre de 1663 a través del Convento de las Madres Concepcionistas, según indican diversas reseñas. Fue ahí donde una religiosa presentó una imagen de la Santísima Trinidad (representada con tres rostros) al momento de su postulación.

Pero con el paso del tiempo, ya a comienzos del Siglo XX, la imagen fue retocada quedando con un solo rostro. El nombre que se le puso fue Señor del Gran Poder y también se caracterizaba por mostrar a un Cristo con los brazos abiertos. Desde ese momento, con el apoyo de la Iglesia, esta imagen –venerada en un templo que lleva su nombre-  fue recorriendo diversos lugares y cada vez más personas le empezaron a tener devoción.

Al mismo tiempo, todo esto fue generando un seguimiento particular por parte del pueblo, con gran componente de fe y oración a través de esta expresión, y fue derivando con la creación de las primeras fraternidades y grupos danzantes en lo que se conoce actualmente.

 

GRAN PODER
Pablo Andrés Rivero-(CC BY-NC-ND 2.0)

 

En mayo de 1974 fue creada la Asociación de Conjuntos Folklóricos -que colabora para lograr un objetivo establecido con respecto a la Unesco- espacio de reunión para los diferentes grupos danzantes que todos los años generan que la fiesta haga vibrar a La Paz, Bolivia y ahora también con el sueño de que sea patrimonio de la Humanidad.

“La expresión ‘Gran Poder’ deviene de la creencia de que Dios es amor y que el amor genera un poder que derriba a todos los obstáculos”, expresó en 2016 el párroco de aquel entonces Vladimir Mendivil, recuerda Iglesia Viva. Precisamente, ese año fue más que significativo para el lugar, pues en ocasión del Año de la Misericordia el papa Francisco declaró “Santuario de Peregrinación” al templo de Jesús del Gran Poder.

 

Con información en base a La Razón e Iglesia Viva 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.