Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Familyfullness: Descubre todo lo bueno que tiene tu familia

FAMILY
Elena Nichizhenova - Shutterstock
Comparte

¿Conoces los puntos fuertes de tu familia? ¿Aprecias aquello que tiene de bueno, de alegre, de positivo, de fuerte...?

El familyfullness es una innovadora propuesta, diseñada por el Instituto da Familia, que cambia radicalmente la perspectiva con la que se trabaja en la Orientación familiar

En general, los abordajes que se hacen desde la Orientación familiar, la Teoría sistémica,  y la psicología en general, tras describir la estructura relacional de la familia, se centran en las disfunciones familiares, en las malas relaciones, en las dificultades para la comunicación, en las carencias en habilidades sociales, en los trastornos en su funcionamiento. Una perspectiva parcial y poco eficaz, en mi opinión.

En realidad, en el Instituto da Familia pensamos que resulta más fecundo, con vistas a un acompañamiento familiar, centrarse en todo lo que es funcional, en todo aquello que ocurre cuando las relaciones son positivas, amorosas, personalizantes, promocionantes de los diversos miembros de la familia, con pleno sentido.

Este es uno de los ‘giros copernicanos’ que juzgamos necesarios en acompañamiento familiar: en vez de poner el punto de mira en lo dañado de la familia, ponerlo en lo luminoso, en lo funcional, en lo bueno. Porque hemos comprobado que reducir síntomas o aplicar estrategias para afrontar disfunciones no equivale directamente a una vida familiar más plena.

En definitiva, el familyfullness ayuda a encontrar el valor de todo lo bueno y constructivo que hay en cualquier familia y apostar poner en práctica modelos óptimos de relaciones y estructuras familiares que tengan en cuenta cada uno de sus miembros.

FAMILY
Dime Sidelnikov - Shutterstock

El arte de acompañar a una familia

Que una persona acompañe a otras en el camino de su vida constituye una tarea natural del ser humano, pues toda persona es desde otras, con otras y para otras. Ser persona implica ser acompañado y ser acompañante.

No somos las muchas tecnologías, ni los muchos objetos acumulados, ni el currículum ganado, ni el mucho pensar lo que nos hace existir. Somos porque nos apoyamos, impulsamos y crecemos en un contexto comunitario, personalizante y amoroso.

Una de las formas del amor, es decir, de tratar a una persona como tal, es acompañarla en el camino de su vida. 

En esta tarea de acompañar coinciden madres, padres, profesores, amigos, médicos, terapeutas, psicólogos, psiquiatras, trabajadores sociales, directores espirituales, sacerdotes…

Pero para acompañar a una familia (o a un matrimonio) no basta la buena voluntad. Acompañar es un arte, es decir, un saber hacer. Como tal, hay que aprenderlo y practicarlo. Y para ello hace falta tener claro un método, tener en mente una sólida antropología familiar, práctica en las actitudes básicas necesarias y contar con herramientas adecuadas.  

Este acompañamiento sigue un método, es decir, recorre un camino que, aunque es impredecible porque cada persona es distinta, transcurre por ciertos momentos comunes y exige ciertas condiciones universales. 

Desde nuestra perspectiva (antropología personalista y Familyfullness), el acompañamiento familiar es un proceso orientado al crecimiento y maduración integral de las personas en comunidad, a su crecimiento integrado y relacional.

Para ello seguimos en el Instituto da Familia un camino cuyos momentos principales son los siguientes:

  1. Recepción acogedora de la familia o matrimonio o persona, estableciendo con ellos una relación de confianza y abriendo cauces de comunicación.
  2. Escucha de las necesidades por parte de la familia o algunos de sus miembros, por los que vienen al acompañamiento.
  3. Autoconocimiento por parte del matrimonio y la familia, desde la que se evalúa la situación, sus potencialidades y dificultades. 
  4. Establecimiento de la situación ideal hacia la que se quiere caminar comunitariamente. 
  5. Establecimiento de objetivos concretos que permitan caminar, afrontar o desbloquear la situación. Estos objetivos se concretan en lograr el pleno desarrollo comunitario, lo que pasa a veces por procesos de sanación familiar (relacional, emocional), potenciar la comunicación y el afecto mutuo, etc.
  6. Elaboración de un plan de acción para llegar a cabo los objetivos de modo comunitario. 
  7. Ejecución y evaluación de dicho plan. 

 

Qué ofrece el Instituto da Familia 

El Instituto da Familia (www.institutodafamilia.es), fundación gallega especializada en formación de personas que acompañan a familias y en la atención familiar, tras años de experiencia y de estudio, ha puesto en marcha un  Máster Universitario Online de coaching familiar  avalado por la Universidad Francisco de Vitoria) y diversos cursos online  en Acompañamiento, acompañamiento familiar. En estos cursos, y en otros de menor calado, cristaliza el saber y la experiencia de muchas personas en el arte de acompañamiento. 

Artículo de Xosé Manuel Domínguez Prieto, director del Instituto da Familia

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.