Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Hidroituango, la emergencia que tiene en vilo a Colombia

HIDROITUANGO
Comparte

Un megaproyecto energético que podría colapsar por el invierno y posibles fallas en su construcción, tiene en riesgo a doce municipios y miles de personas del noroeste del país

Por lo menos nueve mil campesinos del departamento de Antioquia, abandonaron sus casas, parcelas y animales por temor a una avalancha del río Cauca que podría ocasionar una tragedia humana peor que la reportada en la población de Armero hace 33 años.

Carlos Iván Márquez Pérez, director de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres ―UNGRD―, entidad estatal especializada en la atención de emergencias, dijo que luego de la orden de abandonar la zona ante la posibilidad de que se rompiera la presa de la Central Hidroeléctrica de Ituango ―Hidroituango―, hubo una masiva evacuación, especialmente de Puerto Valdivia, el corregimiento con más riesgo de ser arrasado por las aguas.

Márquez Pérez informó que de ese lugar salieron casi todos sus habitantes, los cuales fueron alojados en albergues temporales y seguros establecidos en colegios, escuelas e instalaciones deportivas de la cabecera municipal. En esos lugares se dispuso el suministro de carpas de campaña, camas, cobijas, alimentos y medicamentos. No obstante, algunos medios de comunicación informaron que algunos pobladores desestimaron las advertencias de los organismos de socorro y prefirieron quedarse en sus casas junto con unos pocos enseres y animales como perros, gatos y cerdos.

Voceros del Gobierno reiteraron que la máxima alerta continúa vigente en doce municipios de Antioquia, Sucre y Bolívar, los departamentos más afectados por el desbordamiento del Cauca y las copiosas lluvias de los últimos días. Ante esta situación, la UNGRD advirtió que «la amenaza sigue latente» puesto aún continúan las labores técnicas y operativas encaminadas a evitar un desastre por el posible rompimiento de la presa de concreto que tiene una altura de 225 metros.

 

HIDROITUANGO
Twitter @DefensaCivilCo

La sombra de Armero      

Las Empresas Públicas de Medellín ―EPM― entidad oficial dueña del monumental proyecto hidroeléctrico que costaría más de 5.000 millones de dólares y permitiría la generación de 2.400 megavatios de energía, explicaron que la emergencia se originó por el crecimiento del río Cauca y varios derrumbes de tierra que taponaron uno de los túneles construidos previamente para desviar el cauce natural de ese afluente y permitir el levantamiento de la presa.

Estos hechos inesperados produjeron el desbordamientos del río y obligaron al desvío de sus aguas a través de la casa de máquinas de la futura central, es decir, por el corazón mismo de todo el proyecto. Esta solución de última hora también fracasó y obligó a decretar la emergencia que tiene el alerta a más de 180.000 habitantes de pueblos ribereños ya que el cauce del río aumentó y el pasado miércoles llegó a tener un caudal de más de 6.000 metros cúbicos por segundo, un nivel muy superior al habitual.

 

HIDROITUANGO
Twitter @DefensaCivilCo

 

Ante las nuevas circunstancias, para evitar que el agua represada superara la cota o límite del gigantesco muro y llegara a las poblaciones amenazadas, un contingente de 11.000 obreros trabaja en la finalización de la ‘cresta’ de la presa, pero las intensas lluvias de los últimos días han retrasado las obras.

La situación es tan alarmante que el presidente de EPM, Jorge Londoño de la Cuesta, declaró que en el peor de los casos, si la presa se rompiera, podrían generarse olas de hasta 26 metros de altura o más, las cuales podrán desaparecer del mapa a Puerto Valdivia y afectar a otras poblaciones.

Por su parte, expertos en grandes obras civiles como el ingeniero Santiago Ortega afirmaron que si el muro se rompiera, el desastre sería peor que la avalancha que el 13 de noviembre de 1985 arrasó con la población de Armero, en el departamento del Tolima, en donde murieron cerca de 25.000 personas.

En declaraciones para Blu Radio, Ortega señaló que a diferencia de la tragedia de hace 33 años, en esta ocasión ya existen sistemas de alerta funcionando que le han permitido a la población recibir señales de alarma oportunas con lo cual el riesgo de pérdidas humanas es mucho menor. No obstante, precisó que además de la tragedia social y ambiental, los daños materiales en campos y poblados serían cuantiosos.

Por su parte José Hilario López, consultor en infraestructura y profesor de la Universidad Nacional de Colombia, dijo en entrevista con la cadena radial Caracol que si colapsa Hidroituango, esta “sería la segunda mayor catástrofe de la ingeniería en el mundo en toda su historia”, después del accidente nuclear en Chernóbil, Ucrania, en abril de 1986.

 

HIDROITUANGO
Twitter @DefensaCivilCo

 

Aunque en las últimas horas de este viernes se reportó una baja importante en los niveles del río, tanto en la zona de la represa como en las inmediaciones de los pueblos amenazados, todas las alertas siguen vigentes. De igual manera, la atención humanitaria a los refugiados y damnificados continúa sin pausa en los diferentes albergues que son atendidos por más de diez entidades de socorro, el Ejército, la Policía, la Fuerza Aérea y otras entidades, entre ellas, la Iglesia católica que a través del Secretariado Nacional de Pastoral Social anunció que, como en otras emergencias, está lista para “apoyar acciones a favor de los damnificados”.

Tags:
colombia
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.