Recibe Aleteia gratis directamente por email
Aleteia

Venezuela y su dilema: ¿Votar o no votar en las elecciones del 20 de mayo?

VENEZUELA
Comparte
Comenta

El cardenal Urosa espera “que cada quien decida participar o no de acuerdo a su conciencia”, pero ratifica la inexistencia de condiciones y garantías necesarias para el proceso electoral del 20 de mayo

Buena parte de los venezolanos viven en este momento un dilema: ¿votar o no votar en las elecciones presidenciales del 20 de mayo? Esta inquietud comenzó desde que la oposición aglutinada en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), frustrada en sus participaciones en los anteriores procesos, consideró que “el sistema electoral de Venezuela se volvió fraudulento” y el gobierno de Nicolás Maduro asumió una conducta “antidemocrática”.

En consecuencia, la UNIDAD decidió no participar en este proceso si no se les garantizaba lo siguiente: un Consejo Nacional Electoral (CNE) imparcial; fijar la fecha de las presidenciales hacia el trimestre del año; permitir la participación de todos los partidos políticos; suspender las inhabilitaciones de candidatos opositores; liberar los presos políticos; y abrir un canal humanitario para el ingreso de comida y medicamentos al país.

Otra razón de importancia esgrimida por la oposición es que el convocante de las elecciones recayó en la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) un ente que no fue elegido de acuerdo con las leyes venezolanas, y sigue los designios de Maduro, por lo cual rechazan y piden la suspensión inmediata de este organismo. Además, estas elecciones no cuentan con el respaldo de la comunidad internacional y menos de la Iglesia venezolana.

Votar hoy en Venezuela no es garantía de elegir”, es la frase que recorre el país convenciendo de no ir a votar a una población acostumbrada a ello. Además, participar o no participar implica recibir amenazas y coacciones por parte del gobierno de Maduro.

¿Cuál es la postura de la Iglesia?

El cardenal Jorge Urosa Savino atajó cualquier mala interpretación acerca de la postura de la Conferencia Episcopal Venezolana, CEV, con motivo de las elecciones presidenciales del 20 de mayo, y este 16, a pocas horas del cierre de la campaña electoral, emitió una tajante aclaratoria: “No es cierto que los obispos venezolanos estamos llamando a no votar (…) Que cada quien decida participar o no de acuerdo a su conciencia”.

Urosa recordó el texto emitido por la CEV el pasado 23 de abril y que fue ratificado este 14 de mayo. “No es cierto que los obispos venezolanos estamos llamando a no votar”, expresó tajantemente y en primer lugar. “Ante estas próximas elecciones los obispos hemos emitido el pasado 23 de abril un documento en el cual, en vista de la crisis socioeconómica y política que vive Venezuela y que golpea sobre todo a los más pobres, pedimos postergar las elecciones”, aclaró el cardenal caraqueño.

El arzobispo de Caracas recordó textualmente la exhortación: “Ante problemas humanos de tal magnitud, se deslegitima la realización de las elecciones presidenciales, convocadas para el próximo 20 de mayo. Tal como están concebidas, sin las suficientes garantías que identifican todo proceso electoral libre, confiable, transparente, con innumerables inhabilitaciones de posibles candidatos, lejos de aportar una solución a la crisis que vive el país, pueden agravarla y conducirlo a una catástrofe humanitaria sin precedentes. Por tanto, es urgente su postergación para el último trimestre del año” (23-04-2018)”.

“Esta posición ha sido reiterada hace dos días por la Presidencia de la Conferencia Episcopal”, sostuvo Urosa en la misiva. “Es decir: creemos que estas elecciones no deben realizarse ahora, y que no ofrecen garantías de equidad y transparencia para los candidatos de oposición. Por ello, entre otras cosas, exigimos la postergación de su realización para el último trimestre de este año. Pero no estamos llamando a la abstención. Que cada quien decida participar o no de acuerdo a su conciencia”.

 

GuardianCatolic

“Votar es un derecho subjetivo”

El diputado Henry Ramos Allup, expresó que votar o no votar no puede ser sancionado; y que las opiniones cambian en función de las circunstancias porque las condiciones electorales han desmejorado. “¿Por qué no participar? Porque no se han dado condiciones electorales. ¿Y por qué no se han dado ninguna de esas condiciones? Porque el gobierno quiere hacer unas supuestas elecciones a su manera y a su medida”, dijo.

Sobre las posibles sanciones del CNE para quienes llamen a no participar en los comicios presidenciales. “Votar es un derecho subjetivo y el derecho subjetivo por definición, es la facultad que tiene una persona para realizar o no lícitamente algo”. Explicó que el “derecho subjetivo” lo utiliza la persona si lo desea o no. “Cosa distinta del deber jurídico, que es una conducta que tenemos que cumplir por imperativo de la Ley”, aseguró Ramos Allup.

Oposición pide suspender el “simulacro electoral”

La Asamblea Nacional (AN) aprobó el 15 de mayo, un Acuerdo en el que se determinó, ratificar el carácter de “simulacro electoral” el evento del 20 de mayo en Venezuela, “toda vez que se constituye en un espurio acto con la única intención de aparentar legitimidad del régimen opresor, mientras el pueblo sufre la peor crisis en su historia”.

Los diputados exigieron al CNE, “suspenda el acto convocado para el 20 de mayo, pues el mismo fue impulsado en contravención con el ordenamiento jurídico venezolano, violando el derecho al sufragio del pueblo y vulnerando las normativas constitucionales y de ley en materia electoral y de Derechos Humanos”.

Rezaremos en los templos. En su aclaratoria, el cardenal Jorge Urosa Savino, invitó “a todos los creyentes a concurrir a nuestros templos el sábado 19 y domingo 20, Día de Pentecostés, para pedir al Espíritu Santo por la paz en Venezuela y para que los venezolanos podamos resolver nuestros conflictos de manera pacífica y sin violencia”.

De modo que serán las iglesias, tal vez, los únicos lugares y espacios públicos que se vean abarrotados este 20 de mayo. Seguramente los fieles y electores pensarán, si vale la pena ir a votar en unos comicios donde algunos candidatos son presentados como “opositores”, pero realmente, como la ANC, están hechos “a la medida” del gobierno de Maduro. He allí el dilema.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.