Recibe Aleteia gratis directamente por email
Aleteia

La futura princesa Meghan Markle busca inspiración en su educación católica

KSIĄŻĘ HARRY I NARZECZONA MEGHAN MARKLE
David Hartley/REX/Shutterstock/EAST NEWS
Comparte
Comenta

La inminente duquesa agradece a los profesores de su escuela católica por retarla a poner las necesidades de los demás antes que la suya

Aunque se crió en un hogar protestante, la actriz y próxima duquesa Meghan Markle asistió al colegio e instituto del Inmaculado Corazón, una prestigiosa escuela católica para niñas en Los Ángeles. La escuela dejó una profunda huella en Markle quien continúa encontrando inspiración en la educación que recibió allí.

El centro educativo, Immaculate Heart High School & Middle School, fue fundado por las Hermanas del Inmaculado Corazón de María en 1906. La escuela anuncia que su misión es “fomentar la excelencia académica en un entorno que anime a las estudiantes a convertirse en mujeres de gran corazón y conciencia recta a través del liderazgo, el servicio y un compromiso vital con los valores cristianos”.

Haz clic en “Galería de imágenes” a continuación para echar un vistazo a un año académico en la alma mater de Markle:

Además, la escuela mantiene su compromiso con su esencia católica y busca transmitir esa herencia a sus estudiantes.

[El Inmaculado Corazón busca] participar del ministerio de la enseñanza de la Iglesia católica al crear un entorno de aprendizaje donde las estudiantes puedan, con María como modelo, madurar en su fe reflexionando sobre sus funciones especiales como miembros de la comunidad cristiana.

Es básica para esta fe la creencia de que Dios es la fuente de toda vida. La dignidad de cada persona deriva de ser creada a imagen de Dios, redimida por Jesús y de recibir Su promesa de resurrección.

El Evangelio llama a todas las personas a la verdad, la justicia, la honestidad, el servicio y la compasión.

La escuela ha visto pasar por sus aulas a muchas alumnas famosas, incluyendo la actriz Mary Tyler Moore y la modelo Tyra Banks, además de generaciones de mujeres que son líderes en la Iglesia, en la vida comunitaria, profesional, creativa y familiar.

La educación que recibió Markle incluía muchas oportunidades de servicio, así como retiros Kairos, un periodo de cuatro días de oración y reflexión. Markle fue líder de retiro durante su último año.

Markle agradece en particular a sus profesoras de teología por desafiarla a mirar con otros ojos a la gente. Según escribió en el libro The Game Changers: Success Secrets From 40 Women at the Top [Secretos de éxito de 40 mujeres en lo más alto]: “Recuerdo a una de mis mentoras, la señora Maria Pollia, que me dijo que ‘la vida es poner las necesidades de los demás por encima de tus propios temores’. Eso me ha acompañado siempre”.

La revista Crux explica que “en el libro, Markle dijo que trabajó como voluntaria con un grupo en un comedor social en Skid Row, Los Ángeles, cuando tenía 13 años, pero que el primer día ‘se sintió muy asustada’ (…) Cuando Markle se planteó repetir como voluntaria allí, buscó el consejo de su profesora de teología, Pollia —que había sido voluntaria de Catholic Worker en Los Ángeles— sobre cómo hacer este tipo de voluntariado sin tener miedo”.

A Pollia le agradó ver que sus palabras de aliento han dejado huella en Markle. En una entrevista con ABC News, Pollia habló de la conversación que tuvo con Markle: “Creo que es algo de lo que Meghan y yo hablamos, que no se trataba solo de la comida. Era el reconocimiento de que alguien es un ser humano y decirle ‘Buenos días’, eso era algo muy, muy importante (…). Según parece, le dije que ‘hay que poner las necesidades del otro por encima de los propios miedos’. Y según parece ella se quedó con ese mensaje, así que estoy orgullosa de saber que aquello fue importante para ella”.

Y añadió “[Markle] también sentía compasión por las personas sintecho, por los miembros de bandas, por personas que están en los márgenes de la sociedad [y] no quería solo estudiar (…) sino contribuir a hacer del mundo un lugar más abierto y acogedor para los que el resto de la sociedad ha ignorado”.

Para después de la inminente boda, Markle declaró que espera con entusiasmo las muchas oportunidades humanitarias que tendrá y valora su nueva posición para centrarse en causas caritativas.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.