¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Aleteia

El Papa: La educación cristiana es un derecho de los niños

POPE FRANCIS GENERAL AUDIENCE
Antoine Mekary | ALETEIA | I.MEDIA
Comparte

El Pontífice cerró el ciclo de catequesis sobre el bautismo cristiano: "No se desalienten ante las dificultades y busquen a Dios una y otra vez"

El papa Francisco afirmó hoy que los elegidos de Dios en el bautismo se visten de compasión, bondad, humildad, mansedumbre y paciencia durante su catequesis en la audiencia general celebrada en la plaza de San Pedro.

En la última catequesis sobre el bautismo, el Papa habló de la “vestidura blanca” y “la vela encendida”, que simbolizan “la dignidad del bautizado y su vocación cristiana”. 

“Pónganse, pues, el vestido que conviene a los elegidos de Dios, sus santos muy queridos. (…)Sopórtense y perdónense unos a otros si uno tiene motivo de queja contra otro. Como el Señor los perdonó, a su vez hagan ustedes lo mismo” (Col 3:12-25). 

“Desde los primeros siglos, los recién bautizados se revisten de una nueva vestidura blanca, para expresar su condición, recibida en el sacramento, de criaturas transfiguradas en la gloria divina”. 

Francisco invitó a vivir una vida cristiana plena ‘de la luz de Cristo’ buscando las cosas de arriba; una santidad personal en la relación con los demás, en el trabajo, en el hogar, en la sociedad. Los bautizados son “iluminados”. 

“Estamos llamados a preservar esta vestidura ‘sin mancha hasta la vida eterna’, recorriendo el camino de la vida cristiana, cultivando las virtudes y, sobre todo, viviendo la caridad”.

El Obispo de Roma se refirió al otro símbolo del bautismo: la vela encendida “en el cirio pascual, que indica que la luz procede de Cristo resucitado, de quien recibimos su esplendor y su calor”. 

“La vocación cristiana nos impulsa a caminar en la luz de Cristo y a perseverar en la fe. Los padres, como también los padrinos y las madrinas, tienen la responsabilidad de alimentar esta llama bautismal para que los más pequeños vayan creciendo en la fe”. 

El Pontífice insistió que la educación cristiana es un derecho de los niños. Pues, “tiende a guiarlos gradualmente a conocer el plan de Dios en Cristo: así pueden ratificar personalmente la fe en la que fueron bautizados”. 

Sucesivamente, el Papa explicó que la “celebración del bautismo se concluye con el Padre Nuestro, que es la oración de los hijos de Dios. Los niños recién bautizados aprenderán esta oración y lo que significa llamar a Dios Padre dentro de la Iglesia”. 

Francisco invitó a la santidad. “Deja que la gracia de tu Bautismo fructifique en un camino de santidad. Deja que todo esté abierto a Dios y para ello opta por él, elige a Dios una y otra vez. No te desalientes, porque tienes la fuerza del Espíritu Santo para que sea posible, y la santidad, en el fondo, es el fruto del Espíritu Santo en tu vida”.

Por último, saludó a los peregrinos presentes en la plaza de San Pedro y los invitó a poner “los medios necesarios para que la gracia del bautismo crezca y fructifique en sus vidas”. 

Además, invitó: “No se desalienten ante las dificultades y busquen a Dios una y otra vez, porque el Espíritu Santo da la fuerza necesaria para alcanzar la santidad en medio de las circunstancias que les toca vivir cada día”. 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.