¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Aleteia

La fórmula milagrosa para conseguir unión familiar y salud alimentaria

FAMILY DINNER
Monkey business images - Shutterstock
Comparte este artículo para tener la oportunidad de ganar una peregrinación a Roma
Comparte
Has compartido
Total compartido

Compartir al menos una comida a diario en familia es fundamental para la unión y la salud de cada uno de sus miembros

El 15 de mayo se celebra el día internacional de la familia. ¡Qué mejor momento para reflexionar y tomar decisiones que fomenten el compartir la mesa familiar, algo tan beneficioso para todos que promueve la unión familiar!

Lamentablemente, esta hermosa costumbre se ha ido perdiendo desde hace algunos años, y uno de los países que encabeza esta tendencia es Estados Unidos.

Estas comidas en vez de ser compartidas en familia son realizadas en solitario, en el coche, revisando mensajes en el teléfono o incluso sin llegar a tomarse un tiempo sentado sino solo picoteando algo. 

Esto trae consigo consecuencias como la pérdida de comunicación, alimentación poco saludable y equilibrada y la adquisición de malos hábitos alimentarios, algo que preocupa a los responsables sanitarios a nivel mundial.

Muchos estudios han demostrado que compartir la mesa familiar impacta de manera positiva en el desarrollo físico, social y emocional de las personas, y particularmente en los más pequeños.

Importancia de sentarse alrededor de la mesa

Rosa Pich, la madre de 18 hijos y autora del libro Cómo ser feliz con 1, 2, 3… hijos comenta habitualmente la importancia de la comida familiar en su casa donde ha instalado una mesa redonda en la que logra ver y conversar con cada uno de los hijos.

La importancia de sentarse juntos alrededor de la mesa está dada porque no solo compartimos alimentos, sino afectos, valores, hábitos y experiencias. Se trata de una acción evocadora y simbólica, como hacía Jesús en la mesa en la cual enseñaba y representaba el reino de Dios como un banquete festivo. 

Desde el aspecto nutricional, constituye la base para elaborar los recuerdos de alimentación que se forman en la infancia y que perduran a lo largo de la vida, como, por ejemplo, el olor de una determinada preparación que comimos de pequeños y que luego nos acompañará en nuestra memoria durante toda la vida, así como también pueden determinar nuestras elecciones alimentarias.

RODZINNY POSIŁEK
Shutterstock

Los beneficios de la comida familiar

  • Adquisición de una identidad y herencia cultural, étnica o religiosa.
  • Transmisión de valores a través de las conversaciones que tengan lugar en la mesa.
  • Brinda a niños y adolescentes mayor seguridad emocional y autoestima, de tal manera que se dan menos casos de depresión
  • Desarrollo de la empatía y la solidaridad y cooperación con los más vulnerables. 
  • Puede tener un efecto protector frente a comportamientos nocivos que adoptar los adolescentes (alcohol, drogas, entre otros).
  • Puede suavizar posibles efectos negativos impuestos por el ambiente, el entorno alimentario y social en la etapa adolescente.
  • Investigaciones muestran que niños y adolescentes siguen dietas de mayor calidad nutricional y menos de comidas preparadas ricas en grasas y azucares refinados.
  • Previene la obesidad y el sobrepeso en niños y adolescentes, además de otras enfermedades crónicas asociadas

Consejos nutricionales para promover la comida familiar

Para muchas familias es dificultoso sentarse a la mesa a comer juntos una vez al día por culpa de las obligaciones laborales y escolares de unos y otros.

Aún así me gustaría animarte a desarrollar este importante hábito tan beneficioso para vuestra vida familiar. Tal vez estos consejos les sirvan de ayuda.

  • Dedíquense aunque sea 15 o 20 minutos al día, lo importante es sentarse aunque sea un ratito y que este sea de calidad.
  • Establezcan una hora flexible pero fija, que sea respetada por todos los miembros para estar alrededor de la mesa, ya sea en el desayuno, en el almuerzo, en la merienda o en la cena.
  • Puede comenzar a establecer la costumbre poco a poco, de 2 a 3 veces por semana.
  • Propónga algún tema de conversación que guste a todos para animar a cada uno a intervenir un ratito y a los demás a atenderle y a conocerle un poquito más.
  • Comer sentados y charlar permite disfrutar de la comida, paladearla y masticarla bien.
  • Elegir una comida adecuada, sana, ya que es el momento para que los más pequeños aprendan a relacionarse con la comida a través de las costumbres alimentarias que observan en el hogar.
  • Para aquellos que no disponen de mucho tiempo para cocinar, e puede elegir el día más tranquilo para preparar distintas preparaciones y congelar para esos días.

El papa Francisco nos anima “a comer en familia” y nos brinda algunos consejos y reflexiones:

  • “Cuando los hijos en la mesa están pegados al ordenador, al móvil, y no se escuchan entre ellos, esto no es familia, es una pensión”
  •  “La convivialidad es un termómetro seguro para medir la salud de las relaciones: si en la familia hay algo que no va bien, o alguna herida escondida, en la mesa se percibe inmediatamente”
  • “Jesús también escogió el lugar para juntarse a comer para entregar a sus discípulos su testamento espiritual, lo hizo durante la cena”. De aquí este valor que debemos reconocer y por el cual es fundamental dedicarle el tiempo que se merece a este espacio en familia.

 

Comer en familia es fundamental para el desarrollo físico, emocional y social de los hijos, el bienestar y la calidad de vida de los padres. Por eso vale la pena el esfuerzo, considerándolo como una prioridad el mantener o volver a hacer de las comidas en familia una rutina gratificante y saludable, fortalece la unión, es compartir, es amar.  

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.

Selecciona cómo te gustaría compartir.

Comparte
* El reconocimiento de los artículos compartidos solo se efectuará cuando el receptor haga clic en la URL de referencia única.
Pulsa aquí para más información sobre el Sorteo de Peregrinación a Roma de Aleteia.

Para participar en el sorteo, debes aceptar las siguientes condiciones


Lee los términos y condiciones