¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Aleteia

¿Qué pasos puedo dar si veo que mi hijo sufre bullying?

BULLYING
Lightfield studios - Shutterstock
Comparte este artículo para tener la oportunidad de ganar una peregrinación a Roma
Comparte
Has compartido
Total compartido

No te quedes de brazos cruzados. Dispones de cuatro herramientas para frenar el acoso escolar cuando compruebas que es tu hijo quien lo sufre.

Un buen día quizá nos encontremos con el bullying en nuestra familia. ¿Qué pueden o deben hacer entonces los padres cuando detectan que su hijo está siendo acosado en el colegio?

Para abordar esta cuestión, los especialistas María Zabay y José Antonio Casado aconsejan cuáles son los pasos a seguir. Ellos son coautores del libro “Todos contra el bullying. Claves para detectar, evitar y solucionar el acoso escolar” (ed. Alienta), que ofrece estas herramientas, entre otras, para una lucha más coordinada entre padres, profesores y víctimas.

BULLYING
Syda productions - Shutterstock

María Zabay, licenciada en Derecho y periodista, señala cuatro pasos para actuar una vez los padres han detectado que se produce bullying contra su hijo o hija.

Es importante señalar una cosa: hay que dar los cuatro pasos (no podemos dejarnos ninguno) y hay que darlos de forma coordinada, sin esperar a dar uno para dar el siguiente.

1.Hablar con el niño desde la comprensión

Esto significa que se verbaliza el problema y que se va a hablar de él con el menor. Hay que hacerlo desde la comprensión y no como una situación que deberá soportar él solo.

Hay que dejar claro al niño que se le va a guiar y que esto tiene solución.

2. Subir la autoestima del niño

Por lo general, los niños que están sufriendo acoso tiene baja la autoestima: les dicen que hacen las cosas siempre mal, que son tontos, que no sirven para nada, que son gordos o bajos o patosos… No se creen válidos.

BULLYING
Pixelheadphoto digitalskillet - Shutterstock

Ante esta situación, hay que revertir el concepto que tienen de sí mismos. Hemos de hacer y decir cosas para que sientan que presumimos de ellos. Por ejemplo, puede resultar muy positivo apuntarle a una actividad que se le dé bien: el ajedrez, el ballet, el dibujo… Al encontrarse con niños que también disfrutan en esa actividad y se les da bien como a él, se sentirá como pez en el agua.

3. Hablar con el  colegio

Ha de haber conversación o bien con el profesor o con el director. Los colegios se implican, por lo general. Hay que dar unas tres semanas de tiempo para que el colegio pueda tomar medidas contra el acosador.

Un colegio nunca quedará al margen de una situación de acoso. No podemos olvidar, además, que en los casos de acoso escolar que han llegado a juicio, los colegios tienen una responsabilidad civil subsidiaria.

4. Hablar con los padres de los otros niños

No se trata de crear alarma sino de solicitar ayuda al entorno. Los padres de los otros niños podrán conseguir que entre todos abriguen al acosado de manera que se encuentre protegido por la clase.

No hay que descartar una posibilidad: podrá ocurrir que los padres del niño acosador se disgusten al tener noticia de lo que ocurre. En ese caso, es probable que sea suficiente con que ellos tomen medidas en la familia para cortar la acción del acosador.

Evitar frases como…

En este periodo de tiempo que arranca desde que los padres comienzan a hablar con el niño acerca del problema de acoso en la escuela, Zabay y Casado señalan que hay que evitar frases como: “pídele perdón”, “dale un abrazo” o “pégale tú también”.

“Lo que hay que hacer -explica ella- es decirle: ‘Esto tiene solución, no te preocupes porque la vamos a encontrar, cuéntame lo que está pasando”.

¿Están preparados los profesores para luchar contra el acoso escolar?

Algunos padres son muy críticos con la labor del colegio y creen que sus hijos no están bien protegidos por los profesores en el caso de que se dé acoso. Zabay y Casado consideran que la mayoría de los profesores sí quieren ayudar al alumno acosado.

“Eso, sin embargo, nos ha de hacer reflexionar sobre el papel del profesorado. Los profesores no son psicólogos y por lo tanto es injusto que recaiga toda la presión sobre ellos“, explican. “En los colegios son necesarios los psicólogos como profesionales de la educación”.

Asimismo afirman que “Los niños han de venir educados de casa y son los padres los responsables de hacerlo. Esta es una tarea que no se puede dejar en manos del colegio como si los padres pudieran quedar al margen de lo que hagan sus hijos o lo que ocurra en las clases”.

En este sentido, Zabay cree que “los padres han de ejercer la autoridad y ser fuertes en la educación, y al mismo tiempo han de dar la autoridad al maestro. Si no, ¿cómo puede este ejercerla?”. “No es bueno que los padres fomenten la cultura basada en el éxito. A los niños hay que educarlos para que sean grandes personas, tener valores, ser respetados, queridos, leales, honrados…“.

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.

Selecciona cómo te gustaría compartir.

Comparte
* El reconocimiento de los artículos compartidos solo se efectuará cuando el receptor haga clic en la URL de referencia única.
Pulsa aquí para más información sobre el Sorteo de Peregrinación a Roma de Aleteia.

Para participar en el sorteo, debes aceptar las siguientes condiciones


Lee los términos y condiciones