¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Don José, el cantante callejero “discriminado” que se ganó el corazón de Colombia

DISCRIMINATION
Twitter
Comparte

Lo "echaron" de un restaurante, pero prefirió responder con un mensaje de paz y solidaridad ante una avalancha de juicios y amenazas de parte de la sociedad hacia los dueños del establecimiento.

El caso “Don José” hizo estallar las redes sociales en los últimos días en Colombia. Todo comenzó cuando este anciano cantante callejero se acercó a un restaurante de Medellín para ofrecer música a los comensales.

Su música emocionó tanto a una de las personas que lo escuchaban, entre ellas la artista local Valeria Lotero, que decidió invitarlo a sentarse a la mesa para almorzar. Pero los encargados del restaurante, al ver la situación, mandaron avisarle a Don José que debía retirarse del lugar y comer afuera.  Hasta aquí la versión de los hechos de parte de quienes le dieron difusión al caso.

 

“Todos somos Don José”

El gesto del restaurante tal cual se muestra en lo que se hizo público –que salió a pedir disculpas e indicar que lo difundido había sido manipulado-  generó rápida indignación a nivel local y su caso de un momento a otro se esparció por las redes sociales y llegó a todos los medios de comunicación de Colombia en el entendido de que lo que se hizo con Don José fue un acto de “discriminación”.

“Señor, me da pena con usted, no todas las personas somos así, estamos muy avergonzados. Lo único que siento en este momento es una vergüenza horrible, lo que usted vivió hoy no lo tiene que vivir ninguna persona, qué humillación tan triste”, le expresó la mujer –y en medio de lágrimas- a este hombre que nunca imaginó que su caso tendría tanta repercusión, reproducen medios como La FM.

“¿Qué daño le hace al mundo que se siente a almorzar? ¿Qué diferencia tiene él con el resto de comensales?”, aseguró también esta mujer en un comunicado.

“Yo soy Don José” o “Todos Somos Don José” fueron algunas de las frases que más comenzaron a escucharse.

 

 

Sin embargo, la respuesta de Don José –quien en los últimos días apareció en innumerables medios de comunicación con su típico sombrero y guitarra con una imagen de Jesús- , lejos del rencor y aprovechamiento de lo acontecido, fue quizás la más loable que se podría esperar.

“Yo no quiero el mal para ella, no le hagan nada… fue un malentendido con la cajera… déjenla que viva con su negocito, ella vive de eso… A mí me ha colaborado mucho en 10 años”, expresó Don José en una nota que también fue subida a Facebook.

 

 

“La cajera me preguntó que si iba a almorzar ahí. Le dije que sí. Entonces me dijo que me llevara la comida en una cajita. La cajera llamó a la dueña, que ella me distingue hace 15 años, de hecho ella es muy buena conmigo, ella a veces me colabora con platica, para mí es una madre”, dijo luego a Blu Radio.

Pero su voz siguió sonando en los medios y agradeció el apoyo recibido.

“Dios los bendiga a todos; Dios nos bendiga a todos en este día”, fue el mensaje que Don José –cuyo verdadero nombre es Jesús López Ochoa-  quiso darle a los colombianos –reproduce Radio Caracol–  tras lo acontecido e interpretando con su guitarra ‘El Camino de la Vida’.

 

 

Esta situación generó que el restaurante tuviera que cerrar por unos días e incluso ofrecerle disculpas a Don José y emitir un comunicado público en el que se afirma que “el video compartido en redes no registra todo lo sucedido, está editado y transmite un mensaje incompleto que ha llevado a reacciones desproporcionadas y agresivas de algunos ciudadanos”.

El caso de Don José genera varias interrogantes y cuestionamientos con respecto al tratamiento de este tipo de información en redes sociales y las posibles repercusiones y juicios de valor que puede tener la dura acusación de “discriminación”.

 

 

Pero Don José, que se ganó el corazón de los colombianos, dio una lección superadora, dio por cerrado el caso, y ahora puede volver a focalizarse en lo que siempre soñó y regaló: su música.

 

Con información en base Radio Caracol, Blue Radio, La FM y redes sociales

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Para que nuestra luz siga brillando en la oscuridad

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.