¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Venezuela: 80.000 personas con VIH y SIDA en peligro por la total escasez de medicinas

VENEZUELA
Facebook OrganizacionStopVIH
Comparte

No hay tratamiento antiretroviral desde hace un año, ni suministro de fármacos para pacientes trasplantados, oncológicos, renales o cardiológicos. Por ello, en un apelo por la vida, las ONG reclaman una acción inmediata del Estado venezolano

La falta de respuesta del Ministerio del Poder Popular para la Salud y el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS), dependiente del Gobierno nacional, mantiene sin acceso a los medicamentos antirretrovirales, a los pacientes seropositivos en Venezuela.

Por esa razón realizaron esta semana protestas y en alianza con organizaciones sin fines de lucro orientadas en la garantía de los derechos humanos fundamentales como la salud y la vida, se pronunciaron de manera conjunta al respecto, al tiempo que emitieron un comunicado dirigido al Vicepresidente Ejecutivo de Venezuela, Tareck El Aissami, para pedir una urgente intervención que ayude a enfrentar la grave crisis.

Esteban Colina, secretario general de la Red Venezolana de Gente Positiva dijo en conversación exclusiva con Aleteia que “las personas están falleciendo en Venezuela por falta de medicamentos y de retrovirales”.

Tras recordar que “la etapa del VIH y del SIDA sufrió un gran revés ante la aparición de los antiretrovirales, porque la gente podía llevar adelante una vida plena y normal tomando puntualmente su medicamentos”, hoy en día en la nación sudamericana “esa posibilidad está cercenada”.

Denunció en este sentido que “el Estado venezolano no ha comprado los medicamentos, y  el sistema inmunológico de los pacientes se ve seriamente afectado, por lo que se han incrementado los fallecimientos derivados de este grave problema”.

Una advertencia que data del 2009

La institución denunció que desaparecieron del país los fármacos “para el tratamiento de infecciones oportunistas asociadas al SIDA y otras condiciones de salud crónicas”, al igual que los reactivos para pruebas de laboratorio y otros insumos, “los cuales deben ser suministrados de forma regular en las distintas farmacias públicas de los estados del país”.

A través de su misiva a la vicepresidencia del país, solicitan al Gobierno venezolano diligenciar “de manera urgente los mecanismos y procedimientos para el suministro permanente de medicamentos antirretrovirales, fármacos para el tratamiento de infecciones oportunistas asociadas al SIDA y otras condiciones de salud crónicas, insumos médicos, reactivos para pruebas de laboratorio, entre otros a nivel nacional”, al tiempo que recuerdan el historial de solicitudes y denuncias sobre la escasez que data del año 2009.

Insisten en que el actual ministro de Salud y presidente del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS), Luis López, agudizó la escasez que llegó al 100%, porque desde abril del año 2017 “no se han firmado las órdenes de compra de estos medicamentos al Fondo Estratégico de Medicamentos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), y tampoco ha procurado los recursos económicos suficientes para la adquisición de esas medicinas con otros organismos internacionales y productores de fármacos”.

Esta situación, advierten, “condena a las generaciones futuras a vivir en la epidemia, agudizando la situación como problema de salud pública nacional”.

 

VENEZUELA
Foto: José Cohén

Ley garantiza derechos a la salud y la vida

Por esa razón, el pasado 18 de abril en horas del mediodía se llevó a cabo una protesta en Plaza Caracas organizada por defensoras y defensores de derechos humanos de organizaciones de la sociedad civil ante el Ministerio de la Salud, cuando autoridades locales reconocieron que esa institución mermó en su capacidad de responder a la grave crisis de salud que afecta a todo el país.

Algo que también incide en la compra de medicinas, insumos y reactivos que con urgencia “requieren miles de personas afectadas por cáncer, trasplantes de órganos, condiciones raras, hemofilia, Parkinson”.

La institución recordó al vicepresidente la crisis de salud en el país es un asunto de Derechos Humanos y estimó que “la protección de estos es imprescindible para salvaguardar la dignidad” de los miles de afectados.

La legislación en la materia es clara. Pero, además, en julio de 1999 un mandato del Tribunal Supremo de Justicia ordenó al Estado “la adquisición, la procura de recursos y la entrega periódica y regular de medicamentos antirretrovirales, fármacos para infecciones oportunistas asociadas, reactivos y todo lo necesario para la atención integral de patologías asociadas al SIDA”.

Una larga lista de afectados…

No obstante, el argumentado petitorio exige también la atención prioritaria e inmediata de los pacientes de cáncer, hemofilia; enfermedades cardiovasculares, gastrointestinales, neurológicas, diálisis, trasplantes; Parkinson, linfoma, mieloma, problemas hematológicos, salud mental, entre otras, “quienes se mantienen a la espera de sus medicamentos”.

De acuerdo con la organización civil sin fines de lucro Convite, que realiza un monitoreo sistemático de la escasez de medicamentos en Venezuela, la desaparición de estos fármacos es total; mientras que en otros renglones los índices oscilan entre el 95 y 97% de falta del producto, lo que atenta contra el sagrado e irrenunciable derecho a la vida.

En 2013, durante una audiencia a los ginecólogos que participaron en un encuentro promovido por la Federación Internacional de las Asociaciones Médicas Católicas, el Papa Francisco recordó que “el primer derecho de una persona es su vida”; por ello, “la atención a la vida humana en su totalidad se ha convertido en los últimos tiempos en verdadera prioridad del magisterio de la Iglesia”.

En su posición, hoy más vigente que nunca, el pontífice destacó que “las cosas tienen un precio y son vendibles, pero las personas tienen una dignidad”, por cuanto “valen más que las cosas, ¡y no tienen un precio!”

Tags:
venezuela
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.