Recibe Aleteia gratis directamente por email
Aleteia

En el interior de Argentina también retumban las voces contra el aborto

TUCUMAN
Comparte
Comenta

Cada vez más voces contrarias al proyecto de ley que busca la despenalización

Los concejales de la ciudad de San Miguel de Tucumán, en la Argentina, declararon a la ciudad capital de esta provincia del norte “Ciudad defensora y promotora de la vida”.

No es la primera ciudad argentina en hacerlo, ya que otras en otras provincias como San Rafael en Mendoza y San Luis en la provincia homónima también se comprometieron a hacer todo lo posible por dentro de sus ciudades defender la vida desde la concepción hasta la muerte natural, además de muchas otras en distintos puntos de la Argentina.

Al menos 35 ciudades fueron plegándose a estas declaraciones en los últimos años, además de varias provincias.

La declaración se da en el marco de las exposiciones de distintos referentes en el Congreso de la Nación, previa a la discusión entre los diputados sobre la posible despenalización del aborto en el país.

Y en el medio de esta discusión, ante la presión de distintos grupos, que consideraron “polémica” la iniciativa de la capital tucumana, aún cuando su espíritu es el dominante en la actual legislación argentina.

El proyecto que busca cambiar la normativa argentina es para los legisladores tucumanos “lesivo en un todo para nuestra nación por violentar la dignidad del ser humano por nacer”. Lo rechazan enérgicamente “en todos sus términos”, e instan a obrar en el mismo sentido a los diputados y senadores de la provincia que se desempeñan en el congreso nacional, donde se dirime la cuestión.

Asimismo, como han hecho otros municipios en la Argentina, resolvieron disponer hacia dentro de su ciudad la veda de todo “tipo de acción que tenga por objeto la interrupción de la gestación del ser humano por nacer en el vientre materno-acción conocida coloquialmente como aborto voluntario”, y la promoción, entre otros puntos, de “la dignidad intrínseca de la vida humana, en especial de los niños por nacer”.

Durante la última jornada de manifestaciones en contra de los proyectos de despenalización del aborto, la concurrencia a las plazas del interior fue masiva, tanto como en la capital argentina.

En Córdoba, Rosario, Mendoza, y varias localidades de todo el país expresaron su enérgico repudio y proclamaron con distintas consignas que defienden la vida desde la concepción.

Quizá sea este el motivo por el cual la discusión y la búsqueda de voces y expositores no viajó al interior del país, a buscar distintas voces y posturas, como sí lo ha hecho en otros debates.

La diputada Leonor Martínez Villada lo había pedido formalmente, pero la medida fue rechazada. Según indicaba el portal El Parlamentario, los legisladores militantes del aborto consideraban la medida “dilatoria”.

De igual manera, las exposiciones en el Congreso han continuado ininterrumpidamente como desde hace 8 semanas, y lo harán hasta fin de mes, con igual cantidad de expositores a favor y en contra de los proyectos. Suele haber testimonios en un sentido y en otro, intercalados con ponentes médicos y del mundo del derecho. El material con el que contarán los diputados para elaborar sus decisiones será muy amplio, incluso pese a que en su gran mayoría no están concurriendo a escuchar las exposiciones.

Sería una irresponsabilidad muy grande no leer o al menos ver las presentaciones de quienes en muchos casos incurren altos gastos para viajar desde sus provincias hasta la capital para que se oiga su clamor y sus argumentos para que la Argentina siga siendo fiel a su mandato constitucional de defender la vida desde la concepción, y respetuosa de la libertad de conciencia de los profesionales, instituciones, ciudades y provincias que rechazan el aborto.

Las exposiciones terminarían el 31 de mayo, y el proyecto podría llegar a la Cámara de Diputados el 13 de junio. De aprobarse, debiera pasar a Cámara de Senadores. De pasar la Cámara Alta, el presidente Mauricio Macri ya anunció que no lo vetaría, pese a decir que personalmente él se opone.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.