¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Aleteia

Los Diablos Danzantes de Yare: 269 años de tradición en Venezuela

YARE
Comparte este artículo para tener la oportunidad de ganar una peregrinación a Roma
Comparte
Has compartido
Total compartido

Así rinde tributo la religiosidad popular el día de Corpus Christi

Los diablos danzan en Yare desde hace casi 300 años. Se trata de una manifestación cultural que rinde tributo al Santísimo Sacramento a través de una danza alegre y colorida que recrea el triunfo ancestral del bien sobre el mal. Se celebra en 11 regiones del país nueve jueves después del Jueves Santo.

Hay muchas cofradías en el país, pero la más famosa es la que danza en San Francisco de Yare, Estado Miranda, en el centro-norte de Venezuela.

Aunque son los hombres los que representan a los diablos, las mujeres forman parte importante en el proceso de confección de trajes desde 1749, cuando comenzó la celebración luego de una gran sequía que afectó el Valle de Yare. Los fieles hicieron promesas al Santísimo Sacramento para que llegara la lluvia al lugar. La lluvia llegó y desde entonces danzan cada año sin parar.

Danzan los llamados “promeseros” quienes visten indumentarias coloridas y máscaras de diablos –elaboradas por cada cofradía–, y los devotos que colaboran con los preparativos de altares y ofrendas.  Practican una danza ritual de los llamados “diablos danzantes” vistiendo trajes coloridos (normalmente completamente de rojo), capas y máscaras de apariencia grotesca, además de adornos como cruces, escapularios, rosarios y otros amuletos.

Curiosamente, su máxima autoridad es el obispo y está representada por el párroco de la población. Los diablos bailan por las calles de los pueblos al ritmo de maracas, cajas, tambores o instrumentos de cuerda para espantar al maligno, hasta rendirse sumisos ante el Santísimo. Los horripilantes disfraces demoníacos danzan al son del repique de la caja, un tambor típico. Escenifican una larga procesión para luego arrodillarse al unísono frente a la iglesia, permaneciendo postrados en señal de respeto al Santísimo mientras el sacerdote los bendice. Es muy emocionante ese momento  -sobre todo para el visitante que nunca ha presenciado semejante espectáculo-  cuando el estrépito que acompaña a las repugnantes figuras hace silencio en señal de respeto al Corpus Christi.

Mira a continuación la galería de imágenes: 

La música y el baile continúan mientras los Diablos, quienes pagan una promesa religiosa al convertirse en demonios de rojas vestiduras y coloridas máscaras, visitan las casas de algunos Diablos difuntos. La celebración termina cuando al final de la tarde suenan las campanas de la iglesia y la hermandad se dispersa hasta el próximo año, cuando volverán a representar este rito donde el bien debe prevalecer sobre el mal.

Los diablos danzan en la zona central, costera del país y el llanero estado Guárico. La vestimenta varía según la región, al igual que los instrumentos musicales y el tipo de danza. Pero prevalece el tambor que siempre marca el frenético ritmo.

Es importante el detalle de que los diablos danzantes no tienen coreografías, sino la promesa que hacen al momento de la juramentación que se convierte en magia religiosa, ya que la petición ha sido cumplida y se baila con el corazón al escuchar el redoblante. Son los repiques los que dicen como bailar. No se ensaya: en Corpus Christi solo se baila.

No obstante, todos son diablos y todos danzan por los pueblos desplazándose con destino a la iglesia, donde rinden honores a la Eucaristía, postrándose ante el Santísimo Sacramento.

Los Diablos danzantes de Corpus Christi ingresaron hace un año a la lista representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad que aprueba la Organización de la Naciones Unidas para la Educación, Ciencia y la Cultura (Unesco, por sus siglas en inglés), en París, Francia.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.

Selecciona cómo te gustaría compartir.

Comparte
* El reconocimiento de los artículos compartidos solo se efectuará cuando el receptor haga clic en la URL de referencia única.
Pulsa aquí para más información sobre el Sorteo de Peregrinación a Roma de Aleteia.

Para participar en el sorteo, debes aceptar las siguientes condiciones


Lee los términos y condiciones