Aleteia

Beyoncé, Mark Zuckerberg, Nicole Kidman… perdieron un bebé y quisieron contarlo

BABY
Singh_lens - Shutterstock
Comparte

¿Qué nos han enseñado los famosos que perdieron un bebé? Son muchas las que han querido compartir su dolor ante la pérdida de un bebé por culpa de un aborto espontáneo para apoyar a quienes también ha sufrido la misma experiencia. 

Antes de la semana 20 del 15 % de los embarazos tienen lugar la mayoría de los abortos espontáneos, una pérdida muy dolorosa para muchas mujeres y parejas que se agrava cuando se vuelve a repetir.

Algunos de los famosos que han sufrido también  abortos involuntarios e incluso recurrentes (pérdida de dos o más embarazos) han expresado su sufrimiento ante esta dolorosa realidad que es importante conocer y tratar porque no es fácil de sobrellevar ya que provoca un profundo impacto emocional tanto en la madre como en el padre. 

Estas celebridades han transmitido sus sentimientos: pena, desaliento, desamor, temor a futuros embarazos, soledad,  depresión, tristeza, culpa…

El famoso chef Gordon y su esposa Tana Ramsay quiso comentar esta triste noticia a través de su cuenta de Facebook: «Tuvimos un fin de semana devastador ya que Tana ha abortado tristemente a nuestro hijo a los cinco meses. Estamos juntos sanando como familia, pero queremos agradecer a todos otra vez por todo su increíble apoyo y buenos deseos».

Kathie Lee Gifford también comunicó a la audiencia de «Live with Regis and Kathie Lee» que había perdido su bebé diciendo «hasta que uno se experimenta en su propia carne un aborto espontáneo, realmente no comprendes el desamor”. 

MARIAH CAREY
Everett Collection - Shutterstock

Mariah Carey comentó a  «Access Hollywood» cómo su primer embarazo con Nick Cannon había terminado en un aborto espontáneo: «Nos conmovió a los dos y nos llevó a un lugar que era realmente oscuro y difícil. Tuvimos que absorber y asimilar eso”. 

Cuando en la octava semana de gestación  Lisa Ling escuchó al doctor decir que no había latido, sintió  “un cuchillo en el corazón» y agregó: «Me sentí devastada. Creía que tenía el control de todo y que había sido mi culpa”. 

ZUCKERBERG
Facebook Mark Zuckerberg

Priscilla Chan, la esposa de Mark Zuckerberg, sufrió tres abortos espontáneos. La noticia fue revelada por él mismo en su cuenta de Facebook: “Sientes tantas esperanzas al enterarte de que vas a tener un bebé; empiezas a imaginar qué será cuando sea grande y sueñas con lo que esperas para su futuro. Empiezas a hacer planes y, luego, se va. Es una experiencia solitaria”. 

RAUCH
Jaguar PS - Shutterstock

La actriz Melissa Rauch también compartió el difícil momento que pasó cuando sufrió un aborto espontáneo: “Fue una de las penas más grandes que he sentido en mi vida. Despertó en mí una depresión primitiva que se quedó conmigo”. 

En su libro The Art of Men la actriz Kirstie Alley habló sobre su aborto espontáneo, una experiencia que, según ella, la llevó a aumentar de peso: «Cuando el bebé se fue, simplemente no lo superé. Tampoco lo hizo mi cuerpo: gorda, sin hijos, con poca esperanza para futuros hijos… Ahí fue cuando empecé a engordar».

Valerie Bertinelli sufrió un aborto espontáneo y habló sobre su experiencia en una entrevista con People:«Todavía no he superado eso. Me dolió mucho cuando aborté. Lo pienso a menudo y me bajoneo”. 

BEYONCE
Dfree - Shutterstock

Beyoncé también habló públicamente en varias ocasiones sobre el aborto espontáneo que sufrió antes de quedar embarazada de Blue Ivy, describiendo su experiencia como “la cosa más triste por la que he pasado”. 

 

David Fisher/REX/Shutterstock/EAST NEWS

En un entrevista con Oprah explicó por qué eligió compartir su historia: “Es una de las cosas más difíciles por las que he pasado, y por eso no compartí que estaba embarazada la segunda vez, porque no sabes lo que va a pasar. Viví con miedo el segundo embarazo. Eso fue difícil”. 

Loni Love habló en «The Real» sobre su embarazo sorpresa y el posterior aborto espontáneo que experimentó a los 20 años y confesó que tenía miedo a otro embarazo: «Nunca más volví a sentir esa sensación, porque siempre tuve miedo. Tenía tanto amor por ese bebé”. 

Lela Rochon habló sobre la traumática pérdida que sufrió cinco meses después de su embarazo: «Perder a un niño cambia todo lo que sientes y lo que haces a partir de ahí. Después de eso, el próximo embarazo fueron como alfileres y agujas para mí y para todos los que me rodeaban. Cada vez que los familiares recibían una llamada telefónica a altas horas de la noche, les preocupaba tener malas noticias. Probablemente el mayor problema era yo. Siempre sientes que es tu culpa cuando algo sucede”. 

PINK
Kathy Hutchins - Shutterstock

Pink dijo en un programa de The Ellen DeGeneres Show que era reacia a compartir que estaba embarazada de su hija Willow pues había sufrido anteriormente un aborto espontáneo. «Estaba realmente nerviosa, y he tenido un aborto espontáneo antes». La cantante escribió la canción Beam Me Up (transpórtame) debido a su experiencia, donde en la letra incluye estas palabras: «Dame un minuto, no sé que te diría allí. Probablemente me quedé mirándote, feliz de estar sosteniendo tu cara”. 

Compartir la experiencia puede ayudar a sanar

Normalmente al aborto espontáneo se lo trata como una pérdida silenciosa de la cual muchas veces no se quiere hablar y ha sido considerado, por diferentes razones, como un tema tabú. Sin embargo, tanto hablarlo con el médico como recurrir a un psicólogo puede ayudar a quienes sienten que no pueden manejar solos sus sentimientos.

Para muchas mujeres, la curación emocional lleva más tiempo que la curación física que sigue a un aborto espontáneo. Según las celebridades ponerse en contacto con las personas más cercanas y pedir su consuelo y apoyo pueden hacer una gran diferencia. 

Eva Amurri Martino reveló que había sufrido un aborto espontáneo a las nueve semanas y compartirlo a través de su blog Happily Eva After la ayudó mucho en ese momento: «Estoy compartiendo la esperanza de que podamos ser una luz para las personas que atraviesan circunstancias similares, y para recordarnos a nosotros mismos y a los demás que no hay vergüenza en expresar nuestros corazones rotos y permitir que los demás nos consuelen».

«Lo que fue tan impactante para mí es lo comunes que son los abortos espontáneos, frente a lo poco que los oigo hablar». No estoy segura de si esto es porque la gente está avergonzada de sufrir esta pérdida, o si la pérdida es simplemente demasiado dolorosa para compartirla (puedo ver cómo podría ser el caso también)».

Kimberly McCullough también compartió palabras de sanación en su blog al recordar la emoción cuando supo que estaba embarazada y su devastación por perder al bebé: «Mi corazón estaba tan lleno que se rompió. Había perdido a mi bebé. Fue demasiado. Pero no tenía el control. Todavía estoy procesando, aún estoy sanando, pero cualquiera que haya pasado por eso sabe que perder un bebé a las 22 semanas es trágico. Sin embargo, algo de lo que estoy orgullosa es de haberme permitido ser feliz y saborear el momento. Me senté en toda esa bondad y puedo recordar esos bellos sentimientos y espero que vuelva a ser así”. 

Lisa Ling en una entrevista con Larry King dijo: “Me costaba compartirlo, pero luego descubrí que muchas de mis amigas habían tenido una experiencia así. Hay tantas cosas que las mujeres mantenemos dentro. Es importante hablar sobre estos temas”. Y ella misma sugirió la idea de participar en foros, que en su caso al hablar de esta experiencia le resultó liberador. 

Es posible seguir adelante y tener otros hijos 

Las posibilidades de tener un embarazo exitoso son buenas incluso después de pasar por más de un aborto espontáneo. Por supuesto que requerirá de una evaluación temprana (por lo que sería ideal planificarlo) y recibir los cuidados especiales a medida que el bebé crezca. 

De hecho, a las madres que han tenido una experiencia así se les recomienda realizar un examen médico completo antes de tratar de quedar embarazada de nuevo. Es posible que el médico encuentre y trate la causa de los abortos espontáneos. 

Si una mujer cree estar embarazada, debe consultar a su médico de inmediato. Cuanto antes busque atención prenatal, más temprano recibirá cualquier atención especial que pueda necesitar. Y será importante que siga las instrucciones del médico. Él o ella le dirá lo que necesita hacer para que la madre y su bebé estén lo más saludables posible.

Muchas celebridades encontraron esperanza luego de vivir esta situación tan dolorosa, no solo encontrando la sanación física sino también elevándose emocional y espiritualmente.

Beyoncé ha dicho «hay tantas parejas que pasan por esto y fue una gran parte de mi historia. No soy la única. Al final tengo a mi hija, hay esperanza y me siento tan afortunada”.

KIDMAN
Denis Makarenko - Shutterstock

Nicole Kidman también compartió las dificultades que tuvieron con Tom Cruise para convertirse en padres, luego de perder dos embarazos y finalmente optar por la adopción de sus hijos: «Desde el momento en que Tom y yo nos casamos, queríamos tener bebés. Perdimos un bebé al principio por un embarazo ectópico y luego otro más adelante por un aborto espontáneo. Fue increíblemente traumático para mí, pero esto finalmente nos llevó a tomar la decisión de adoptar a nuestros hijos Isabella y Connor”. 

Mariah Carey y su esposo luego al tener a sus gemelos Monroe y Marroquí rescataron con el tiempo lo positivo de enfrentar juntos el aborto de su primer bebé: “La experiencia de dolor nos unió como pareja en nuestra relación, aprendimos mucho como personas y nos prepararnos para la paternidad”.

WIKI-CC.

Whitney Houston en una entrevista con Barbara Walters dijo “fue muy doloroso, emocionalmente y físicamente. Volví al set el día siguiente y todo terminó, pero tuve a Bobbi Kristina un año después y estoy bendecida». 

Un buen seguimiento médico es fundamental 

Los abortos espontáneos a menudo se consideran, incluso dentro de la profesión médica, como «normales» o como «la forma natural» de terminar un embarazo. Este evento médico no debe tomarse a la ligera. Ningún aborto espontáneo puede considerarse normal aunque sea algo que a mucha gente le ocurre. 

Todos los abortos espontáneos son el resultado de un evento reproductivo fisiopatológico. Por eso el enfoque médico debería ser siempre el de diagnosticar lo que está mal, corregirlo y luego sostener cualquier embarazo futuro con apoyo hormonal tan pronto como se diagnostique el embarazo.

Determinar la causa específica de un aborto espontáneo es difícil. Sin embargo, los factores que contribuyen al aborto incluyen variaciones genéticas, endocrinológicas, anatómicas, inmunológicas y también microbiológicas. Con frecuencia se asocia a la infertilidad y también está correlacionado a la edad avanzada de la madre. 

Las mujeres que experimentan abortos espontáneos se vuelven muy conscientes de que su cuerpo les está fallando. Por eso cuando los abortos son reiterativos, necesitan pruebas especiales para tratar de encontrar la razón por los que se dan.

Hoy en día con la floreciente ciencia médica los procesos que causan que el cuerpo de una mujer aborte al bebé dentro de su útero pueden corregirse de una manera que respete su dignidad con un enfoque humano como el que ofrece la NaproTecnología en el cuidado de la salud ginecológica y reproductiva. 

Algunas veces, el problema causal de los abortos espontáneos puede tratarse. La cirugía puede ser efectiva para algunos problemas del útero y el cuello uterino, el tratamiento con antibióticos puede curar infecciones y el tratamiento con hormonas puede ser muy útil tanto antes de concebir al bebé como durante el embarazo.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.