¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Las claves del “Pacto por la No violencia” entre candidatos presidenciales de Colombia

HENAO
Comparte

Los seis aspirantes acordaron bajarle el tono al contenido de sus debates públicos, en medios de comunicación y redes sociales

Por primera vez en la historia de Colombia, los candidatos a la Presidencia de la República firmaron un pacto público en el que se comprometieron a continuar sus campañas sin agresiones, ofensas ni señalamientos que puedan agitar aún más el polarizado clima político del país.

El acuerdo, suscrito en Bogotá, en la Universidad Sergio Arboleda, fue impulsado por la Comisión Nacional de Paz y Reconciliación, un organismo no gubernamental integrado por voceros de los gremios económicos, los sindicatos, las iglesias y organizaciones de campesinos, indígenas, estudiantes y mujeres.

Monseñor Héctor Fabio Henao, presidente de esa entidad y director del Secretariado de Pastoral Social de la Conferencia Episcopal, fue uno de los gestores de este acuerdo firmado por los candidatos Humberto de la Calle, Iván Duque, Sergio Fajardo, Gustavo Petro, Vivian Morales y Germán Vargas.

Pocas horas después de que los aspirantes firmaran el acuerdo y a un mes para la primera vuelta electoral en las que se elegiría al sucesor de Juan Manuel Santos, Aleteia habló con monseñor Henao.

-¿Qué busca este acuerdo de “no agresión”entre los candidatos presidenciales?

-Primero, se pretende crear una cultura de la democracia y de cultura política basada en el respeto, el diálogo y la exposición de ideas, pero sin agresiones; segundo, un compromiso de los candidatos para manejar responsablemente los medios de comunicación y las redes sociales denunciando todo aquello que pueda desvirtuar el verdadero sentido de la democracia; tercero, crear consciencia ciudadana de su participación responsable y en función del bien común, y cuarto, apostar para que exista un sentido muy grande de respeto por las diferencias en medio de las distintas circunstancias. Se busca involucrar a candidatos, ciudadanos y las organizaciones políticas.

-¿Ustedes creen que los candidatos sí van a cumplir este pacto?

-Se ha lanzado una iniciativa a la que la ciudadanía puede hacerle seguimiento porque es una apuesta por la democracia. Sabemos que hay posiciones muy alejadas en muchos temas y que ha habido una polarización muy fuerte, pero creemos que esta apuesta va a crear un ambiente de reflexión sobre la manera de hacer política y eso  es un avance importante. El núcleo central de esta propuesta es apostarle a un acuerdo mucho más de fondo sobre la democracia y la reconciliación del país.

-¿Tuvieron en cuenta los estudios sobre las actitudes agresivas de la seguidores de los candidatos en las redes sociales?

-Hemos tenido en cuenta varios estudios y análisis sobre la forma como la gente está expresando sus ideas y preferencias política y eso ha servido muchísimo. Uno esos estudios fue realizado por la Misión de Observación Electoral ―Moe— el cual nos dio una perspectiva muy importante sobre la forma como se están moviendo estas corrientes.

-¿Qué seguimiento se le hará al cumplimiento del acuerdo?

-El Consejo Nacional de Paz sigue activo y entre sus funciones está la de hacer seguimiento permanente a la convivencia, la reconciliación y la paz entre los colombianos. El Consejo, a través de los Consejos Departamentales y Municipales, le hará seguimiento al pacto, pero también la ciudadanía ―como hemos propuesto― al firmarlo a través de las plataformas en internet, debe hacerle seguimiento.

-¿Les preocupa el posible sesgo político de algunos medios de comunicación?

-En el debate político hay libertad de expresar posiciones y preferencias y eso hace  parte de la democracia. Ojalá los medios de comunicación lo hagan de la manera más respetuosa posible y dando ejemplo, de tal manera que se puedan exponer posiciones y opciones racionalmente. La idea de que la opinión publica reciba todas las propuestas y programas es una tarea de los medios de comunicación, independientemente de sus orientaciones.

-¿Como pastor y director del Secretariado de Pastoral Social, cuál es su percepción sobre la polarización política que vive Colombia?

-Lo más importante es reflexionar sobre cuál es el clima y cuáles son las mejores actitudes y posiciones que puedan conducirnos hacia la reconciliación. Aquí está en juego uno de los problemas centrales del país que es el de construir una perspectiva de reconciliación y reconstrucción de la sociedad. Ya como personas de fe esto tiene un enorme sentido y es el de trabajar para que la reconciliación sea una realidad. Aquí cada quien debe comprometerse y hacer apuestas desde su más profunda y radical convicción para tomar una opción por la vida, la paz, la democracia y la construcción de un orden en el que todos los seres humanos puedan expresarse y ser escuchados respetuosamente.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.