Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 27 noviembre |
Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa
home iconEstilo de vida
line break icon

¿Si un robot mata o hace daño, de quién es la culpa?

ROBOTICS

Ociacia - Shutterstock

Javier Fiz Pérez - publicado el 25/04/18

¿Puede un robot tener responsabilidad?

Hace falta antes de nada evitar pensar que las máquinas sean simples instrumentos que pueden ser utilizados para bien o para mal. Las cosas no son tan sencillas.


ETHICS

Te puede interesar:
¿Se puede aún hablar de ética?

La utilización de las máquinas transforma al hombre. Piensen lo que conlleva el uso de un teléfono celular, por ejemplo.

Sin querer afirmar que estamos exentos de responsabilidad ante una máquina o un robot pero es muy importante tomar en consideración las siguientes cuestiones a la hora de analizar el asunto en cuestión:

El mundo de la técnica, del progreso científico-tecnológico y de las telecomunicaciones se mueve según leyes ya autónomas, sobre las cuales el hombre no tiene capacidad de incidir. Aún así, este contexto tecnológico en el que estamos inmersos no nos quita responsabilidad. De hecho, podemos incidir al menos localmente, en nuestro campo de acción, sobre los efectos de esta tecnología global, por ejemplo utilizando o no determinados instrumentos.




Te puede interesar:
Los Vengadores: La mayor amenaza para el mundo… no son los robots

Tampoco podemos pensar que no tenemos responsabilidad respecto a las consecuencias de las actividades de máquinas que utilizamos por el hecho de no haberlas producido o programado. Es fácil pensar que es sobre el constructor o el programador sobre el que recae la responsabilidad directa. Hay una responsabilidad indirecta que recae sobre quién acepta utilizar la máquina. La utilización simple tiene sus reglas y el sujeto las acepta. Por ello, él también es responsable (como cuando aceptamos suscribir las condiciones de un software descargado gratuitamente).

Es necesario, entonces, distinguir la responsabilidad de la construcción, la de la programación y la del uso.




Te puede interesar:
¿Un robot querrá tu empleo en el futuro?

Pensamos por ejemplo en los learning robots, las máquinas dotadas de autorregulación, con cierta autonomía para tomar decisiones. Desde un punto de vista ético, en la relación hombre-robot hemos pasado  del modelo “master–slave”, al modelo “companion–companion”. Esto ha reducido ciertamente la capacidad de control del hombre y, en consecuencia, su responsabilidad directa. Pero no ha eliminado su responsabilidad en una forma indirecta.




Te puede interesar:
Más de mil científicos ponen en guardia contra los robots asesinos

Existen diferentes sentidos del término “responsabilidad”, pero el hombre, como sujeto moral, no puede librarse totalmente de esta responsabilidad. Justamente porque es un sujeto moral, resulta responsable.

No se trata de ser optimistas, ni de ser pesimistas en relación a los progresos de las tecnologías y de sus aplicaciones. Se trata, solo de ser responsables. O sea, de ser conscientes que el hombre es un sujeto ético, en todos los significados que esta expresión puede asumir, dejando claro el concepto que la tecnología, de por si, es un bien para la humanidad. El tema esencial es el uso que hacemos de ella.

Tags:
eticainteligencia artificial
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lector...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
Aleteia Team
Fotografiaron el martirio de este sacerdote p...
WREATH
Maria Paola Daud
¿Has preparado ya tu corona de Adviento?
Redacción de Aleteia
7 señales de personas con “depresión escondid...
TRINIDAD Y TOBAGO
Ramón Antonio Pérez
¿Por qué Trinidad y Tobago “echa al mar” a 16...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.