Aleteia

Sabores de Bolivia llegan al Vaticano para deleitar al papa Francisco

POPE FRANCIS GENERAL AUDIENCE
Antoine Mekary | ALETEIA | I.MEDIA
Comparte

La difusión de la cultura del país sudamericano se hace presente en la mesa del Papa a través del famoso restaurante Gustu

“Chuño, la quinua y la huacataya” son algunos de los productos típicos de la cocina boliviana que este miércoles llegan al paladar del Francisco en el Vaticano. Esto es posible gracias a un grupo de cocineros del famoso restaurante Gustu, quienes viajaron hasta Roma con el objetivo de llevar los sabores de Bolivia a la mesa del propio Papa.

«Estamos súper contentos de llevar nuestros productos, nuestra gastronomía, nuestra comida al Vaticano sobretodo porque vamos a tener una ventana enorme para mostrar a Bolivia al mundo», había dicho hace unos días a EFE Mauricio López, jefe de cocina de Gustu (sabor en lenguaje quechua).

GUSTU
Facebook Gustu

La invitación inicial provino de la propia embajada de Bolivia en la Santa Sede, que decidió hace un tiempo llevar la diversidad de la cocina del país sudamericano y presentar diversos platos que hacen parte de su identidad.

 

 

“Buscamos entender a Bolivia desde sus secos y fríos paisajes andinos, pasando por la fresca y cálida vegetación de sus valles, hasta sus humedales y sus ricos ríos amazónicos, pero sin olvidar nunca su gente”, recuerda el propio restaurante a la hora de hacer referencia a su filosofía.

Pero la labor de los cocineros de Gustu no se agota con la presentación de los platos ante el Papa, pues también estaba previsto la organización de un almuerzo para personas en situación de calle en Roma, prosigue EFE.

 

 

El desarrollo de acciones solidarias es algo que también va de la mano con este restaurante. Por ejemplo, en Bolivia ha logrado hacer foco en el desarrollo de comunidades campesinas a través de la implementación de proyectos y talleres junto a la Fundación Manq’a (comida en lengua aymara), entre otras cosas.

 

 

El Gustu es el restaurante más famoso de Bolivia –en funcionamiento desde el año 2013- y está ubicado en la ciudad de La Paz. En 2017 fue distinguido por el Latin America’s 50 Best Restaurants, considerados los Oscar de la cocina, ocupando el lugar número 28.

Ahora, de la mano de esta iniciativa, el restaurante logra poner a Francisco un poco más cerca de los sabores de su continente de origen, América Latina.

«Nos han dicho que lo que más le gusta (al Papa Francisco) es la quinua y el dulce de leche», comenta la propia López a EFE.

Más información aquí

Con información en base a EFE

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.