Aleteia

¿Qué quieren Kate y William para sus tres hijos?

ROYAL BABY
Beretta/Sims/REX/Shutterstock/EAST NEWS
Comparte

Los duques de Cambridge ponen todo su empeño para lograr la felicidad en el seno de su familia numerosa

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Guillermo de Inglaterra y Kate Middleton son bien conscientes del importante papel que tienen que cumplir en esta vida. Serán reyes, lo saben. Pero hoy, además de príncipes, son padres.

El pasado lunes fue un día muy especial para ellos y muy significativo para los británicos. La celebración del día de San Jorge, patrón de Inglaterra, coincidió con el nacimiento de tercer hijo a las 11.01 de la mañana.

La princesa Catalina, que sufre embarazos muy complicados por culpa de una hiperémesis gravídica que puede poner en peligro su vida y la del bebé, salía del St. May’s Hospital seis horas después, con una inmensa sonrisa, su bebé en brazos, un vestido con el que ha querido homenajear de nuevo a su suegra, la princesa Diana, y unos discretos tacones.

A su lado, su marido el príncipe Guillermo, el hombre con el que se casó (muy pronto, el 29 de abril celebrarán su séptimo aniversario de boda) y con que comparte su interés e implicación por lograr juntos una familia feliz, y ahora numerosa.

“La estabilidad en el hogar es tan importante para mí que quiero criar a mis hijos en un mundo feliz, estable, seguro y eso es lo más importante para ambos como padres”, declaró hace unos meses el príncipe William para la revista GQ.

“Quiero que George crezca en un ambiente real y vivo, no quiero que crezca detrás de las paredes del palacio. Tiene que estar ahí afuera”, dijo el príncipe.

Esta implicación de los herederos a la Corona británica en la crianza de sus hijos conlleva importantes cambios en cuanto al estilo educativo de la familia real.

Algunos de estos cambios los hemos podido ver durante las visitas y viajes oficiales que realizan en familia: se agachan a la altura de los niños para dirigirse a ellos mirándoles a los ojos; los acarician y los besan saltándose el protocolo; y si tienen que corregirles para acabar con un berrinche o una rabieta también lo hacen, aunque sepan que algún fotógrafo podría capturar esta escena.

El querer que sus hijos, pese a su condición, crezcan en un ambiente lo más normal posible, les ha motivado para tomar decisiones para estar más cerca de sus niños. Como cualquier otra madre, Kate Middleton lleva a sus hijos al colegio. Por otra parte, la pareja cuenta con mucho menos servicio doméstico y cuidadoras del que tenían el príncipe Carlos y Diana de Gales.

El diario Daily Mail apunta que no quieren contar con más personas para que les ofrezcan una ayuda extra con motivo de la llegada de este nuevo bebé a la familia. La ayuda la quieren recibir de el príncipe Jorge y la princesa Carlota a los que quieren implicar también en el cuidado de su hermano pequeño.

Los príncipes saben que no es tarea fácil. De hecho durante la presentación de un documental sobre la salud maternal,  la duquesa de Cambridge confesó que incluso para ella, que cuenta con todo tipo de ayudas y apoyo que desea en el cuidado de sus hijos, no es una tarea fácil: «Personalmente, convertirme en madre ha sido una experiencia maravillosa y gratificante. Pero a veces también ha significado un inmenso desafío».

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.