Aleteia

La Iglesia, el “puente” para lograr solución a crisis en Nicaragua

NICARAGUA
Twitter @CENNicaragua
Comparte

Acepta “mediar y dialogar” tras convocatoria del presidente Daniel Ortega, además de pedir a la sociedad que «prevalezca un clima sereno y de absoluto respeto»

Horas de caos y confusión son las que se viven en Nicaragua desde hace varios días luego de un “estadillo social” que ha dejado la muerte de varias personas, además de un clima de suma tensión y violencia, a raíz de una propuesta de reforma de la seguridad social.

Es en este escenario de confrontación que la Iglesia se ha convertido en actor principal alzando su voz e interviniendo en un conflicto que ha involucrado a distintas organizaciones de la sociedad civil como patronales empresariales, estudiantes, entre otros.  Un claro ejemplo de ello ha sido el propio obispo auxiliar de Managua, Silvio José Báez, quien ha estado haciendo referencia a la violencia en el país desde hace varios días a través de diversos medios.

 

 

En las últimas horas se sumó un nuevo capítulo vinculado a la situación en Nicaragua y tiene que ver con la aceptación de parte de la Conferencia Episcopal de ser mediadora y testigo del diálogo entre el Gobierno y la patronal.

 

 

«La Conferencia Episcopal de Nicaragua después de orar, escuchar y pedir las luces del Espíritu Santo acepta estar en carácter de ‘mediador y testigo’ del diálogo convocado por el señor presidente de la república de Nicaragua, Daniel Ortega Saavedra», ha señalado en un comunicado.

En ese sentido, también han considerado “esencial e imperativo” que “tanto gobierno como sociedad civil evite todo acto de violencia, de irrespeto a la propiedad pública y privada”, como también “que prevalezca un clima sereno y de absoluto respeto a la vida humana de cada uno de los nicaragüenses”.

Desde el gobierno de Nicaragua también se agradeció, indica EFE, la decisión de la Iglesia.

«Agradecemos profundamente esa disposición de Su Eminencia Reverendísima, cardenal Leopoldo Brenes y de todos los señores obispos, de continuar aportando al encuentro, la tolerancia y la convivencia pacífica en nuestro país», señala a través de un comunicado.

Al mismo tiempo, decisión de las últimas horas de la Conferencia Episcopal también fue saludada desde varios sectores, entre ellos desde la Organización de Estados Americanos (OEA) y su secretario general, Luis Almagro.

 

La «Hora cero»

Cerca de 30 personas muertas y una buena dosis de brutalidad y represión Ortega decidió, el domingo 22 de abril revocar la controvertida reforma de seguridad social que desencadenó las manifestaciones, tal cual informó Aleteia.  

 

NICARAGUA
AFP PHOTO / INTI OCON

 

No obstante, a pesar de la decisión, ni la violencia ha acabado ni las protestas han menguado.  En las últimas horas, tras el pedido de Ortega llamando al diálogo, las organizaciones empresariales dejaron en manos del arzobispo de Managua, cardenal Leopoldo Brenes, y de la Conferencia del Episcopado Nicaragüense la responsabilidad de negociar con el gobierno de Ortega el establecimiento de las condiciones para la instalación de una mesa de diálogo, algo a lo que finalmente se accedió.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.