Aleteia

Francia Márquez: Su clamor contra la minería ilegal le dio el «Nobel» ambiental

FRANCIA MARQUEZ
Comparte

Se transformó en la primera colombiana en ganar el Premio Goldman 2018, el máximo galardón medioambiental

“Soy una mujer afrodescendiente, crecí en un territorio ancestral que data desde 1636. Desde pequeños nos enseñan el valor de la tierra (…) Sabemos que los territorios donde hemos construido comunidad y recreado nuestra cultura no fue un regalo, pues les costó a nuestros mayores muchos años de trabajo y sufrimiento en las minas y haciendas esclavistas (…)”.

Con estas palabas comenzó su discurso Francia Márquez, líder afrodescendiente de la zona colombiana de Cauca, al recibir el Premio Goldman, considerado el “Nobel” del medio ambiente, un premio más significativo para todos quienes a través de su vida y ejemplo se ponen al servicio de la gente y la «casa común», tal cual recuerda el papa Francisco en su encíclica Laudato Sí.

Francia, de 36 años, es la primera colombiana en ser distinguida con este galardón y todo gracias a su férrea defensa contra los avances de la minería ilegal en su territorio, en especial la vinculada a la extracción de oro.

“Ella ejerció una presión constante sobre el gobierno colombiano y encabezó una marcha de 10 días y 350 millas con 80 mujeres a la capital de la nación, lo que resultó en la eliminación de todos los mineros y equipos ilegales de su comunidad”, indicó la fundación a la hora de hacer referencia a los motivos de la distinción.

 

Esta respuesta de Francia -ante el avance de las retroexcavadoras en el corregimiento local La Toma- la llevó a ponerse en contacto con el Alto Comisionado para las Naciones Unidas para Colombia. De ahí en más cobró protagonismo y se ha transformado en ejemplo a nivel regional en cuanto a la defensa de la tierra, la lucha contra la contaminación y todo lo referente a la minería ilegal.

Pero el trabajo de Francia se remonta dos décadas atrás, cuando con tan solo 13 años se convirtió en activista luego de que su comunidad se viera amenazada por la construcción de una presa en la región de Cauca. Su lucha en defensa de los derechos ambientales, de la tierra y de su gente continuaron con el paso de los años. Incluso, en 2015, fue distinguida con el Premio Nacional de Derechos Humanos, algo que le ha generado amenazas y hasta el desplazamiento a manos de grupos paramilitares.

 

 

“La crianza en mi comunidad se basa en valores como la solidaridad el respeto y la honestidad. Resistir no es aguantar. Amar y valorar el territorio como espacio de vida, a luchar por éste, incluso poniendo en riesgo nuestra propia vida”, exclamó durante su discurso y presentación al mundo.

“Soy parte de quienes luchan por seguir pariendo la libertad y la justicia, de aquellas mujeres que usan el amor maternal para cuidar su territorio como espacio de vida, de quienes usan la voz para para la destrucción de los ríos, de los bosques y los páramos. De aquellos que sueñan que algún día los seres humanos vamos a parar el modelo económico de muerte para dar paso a un modelo económico que garantice la vida (…) ¡Viva la Colombia humana!”, exclamó esta mujer que también ha alzado la voz con respecto al proceso de paz en su país y que se ha puesto en el mismo sendero de otras defensoras del medio ambiente en América Latina como la hondureña Berta Cáceres (asesinada en 2016) y la propia peruana Máxima Acuña.

“La guerra es guerra, venga de donde venga. Lo que deberíamos estar exigiendo es la paz real para nuestros territorios. El departamento del Cauca ha sido muy golpeado por la violencia: unas veces por las Farc, otras por paramilitares y otras veces por el mismo Estado. A ninguno le importa, o ninguno se ha puesto a mirar que, en últimas, quienes terminamos pagando los platos rotos somos las comunidades afros, indígenas y campesinas”, señaló en 2015 esta mujer, quien también participó de las reuniones de La Habana entre el gobierno de Colombia y las FARC.

El “Nobel” del medio ambiente

El Premio Goldman se entrega desde el año 1989 y considerado el “Nobel” del medio ambiente. Desde aquel día a la fecha han sido galardonadas más de 180 personas pertenecientes a diferentes países. En esta ocasión, junto a Francia, hubo también otras personas que han sido distinguidas por su compromiso con el medio ambiente como las sudafricanas Makoma Lekalakala y Liz McDaid; la vietnaminta Khanh Nguy Thi; la francesa Claire Nouvian; el filipino Manny Calonzo y la estadounidense LeeAnne Walters.

 

Para conocer más detalles de ellos y la premiación ver aquí.

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.