Aleteia

Estos santos fueron matadragones profesionales

SAINT,GEORGE,DRAGON,SLAYER
Comparte

Destruyeron al mal (y a criaturas letales) allá donde fueron

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Los dragones están por todas partes en el arte y la literatura cristianas, en especial en las vidas de los santos y santas que aparecen retratados victoriosos contra estas criaturas inherentemente malignas.

Los lectores modernos entienden que los dragones mencionados  son símbolos del mal, como el dragón del libro del Apocalipsis. Sin embargo, algunos historiadores creen que estas historias podrían haberse visto influidas por el descubrimiento de fósiles de dinosaurios o cuentos de criaturas como el cocodrilo. Este parece ser el caso del libro de Job, donde una bestia parecida a un cocodrilo es descrita con detalle.

Y a Leviatán, ¿podrás pescarlo con un anzuelo y sujetar su lengua con una cuerda? ¿Le meterás un junco en las narices o perforarás con un garfio sus mandíbulas? (…) No dejaré de mencionar sus miembros, hablaré de su fuerza incomparable. ¿Quién rasgó el exterior de su manto o atravesó su doble coraza? ¿Quién forzó las puertas de sus fauces? ¡En torno de sus colmillos reina el terror! Su dorso es una hilera de escudos, trabados por un sello de piedra. Se aprietan unos contra otros, ni una brisa pasa en medio de ellos. Están adheridos entre sí, forman un bloque y no se separan. Su estornudo arroja rayos de luz, sus ojos brillan como los destellos de la aurora. (Job 40,25-26; 41,4-10)

Considerando que muchas de estas historias de dragones tuvieron su origen en Oriente Medio y el norte de África (y que los cocodrilos pueden crecer hasta 5 metros), quizás es posible que algunos de estos santos matara realmente a un “dragón” que amenazara a los aldeanos. Con frecuencia, estas antiguas historias mencionan dragones que vivían cerca de un río u otro cuerpo de agua y ofrecen diferentes pruebas de que el dragón bien podría haber sido un cocodrilo.

Fuera cual fuese el caso, los dragones de estas historias siguen siendo un poderoso símbolo del mal y son recordatorios de cómo Jesucristo derrotó a Satán y cómo todos los cristianos podemos participar de esa victoria definitiva del bien sobre el mal.

A continuación pueden leer una corta lista de “matadragones”.

Haz clic en “Galería de imágenes” en la siguiente imagen:

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.