Recibe Aleteia gratis directamente por email
Aleteia

La música de Ensamble de Moxos también llega a Francisco

ENSAMBLE MOXOS
Facebook-Ensamble Moxos
Comparte
Comenta

Un niño boliviano le entrega un regalo al Papa con sabor a Misiones jesuíticas

Expectante y con disco en manos. Así estaba el pequeño Pablo Puerta Maldonado en la Plaza de San Pedro, Roma, esperando que el papa Francisco pasara cerca suyo. Y efectivamente sucedió. El niño lo tuvo frente a frente y en ese momento, además de intercambiar algunas palabras, logró darle un  obsequio muy especial: el último disco de la agrupación boliviana Ensamble de Moxos.

Considerada el buque insignia de la Escuela de Música de San Ignacio de Moxos y con varios años de trayectoria, esta agrupación a logrado recorrer varias partes del mundo y presentar sus producciones discográficas a distintos públicos.

Sus espectáculos, indica la reseña en su sitio web, son “una amalgama del mestizaje que se produjo entre la música importada desde Europa por los misioneros jesuitas en la época de la colonia y las expresiones nativas”.

En cada concierto es posible deleitarse con un particular despliegue coreográfico con sabor a pueblos originarios y el archivo misional de Chiquitos.

Mientras se producía el encuentro más esperado para Pablo, de fondo sonaba “Dulce Jesús Mío”, pieza inédita del disco Pasión Moxos, a cargo de integrantes de la agrupación, cuya directora es la madre de Pablo, indica El Deber (a continuación también se puede ver el momento del encuentro en un video reproducido por el medio boliviano).

De gira por Europa y Marruecos, esta agrupación sigue su intensa labor de regalar música y al mismo tiempo de conservación de las mejores tradiciones vinculadas con las Misiones. No en vano varios de sus integrantes son también docentes y su tarea es hacer que las nuevas generaciones continúen con la tradición.

Por otro lado, el aporte de Ensamble de Moxos a la investigación ha logrado enriquecer el Archivo Misional de Moxos, considerado uno de los más importantes de América Latina a través de la recopilación de documentos, entre otras cosas. Así pues, a las manos de Francisco ha llegado, gracias a Pablo y su obsequio, toda esa riqueza cultural por medio de una música que también le toca de muy cerca por ser el primer Papa latinoamericano y jesuita.

 

Con información en base a El Deber y Ensamble de Moxos

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.