¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe Aleteia gratis directamente por email
Aleteia

La “cholita”, la emblemática mujer boliviana llegó a Playmobil

PLAYMOBIL
Facebook Raúl Enrique
Comparte

Descubre quién inspiró esta versión única que cautivó a coleccionistas de otros países del mundo

¿Quién no se ha cruzado alguna vez durante su infancia, adolescencia y hasta adultez con las clásicas figuras de juguetes articuladas conocidas en todo el mundo con el nombre Playmobil?

Sin dudas, estos pequeños muñecos han cautivado a varias generaciones desde hace varias décadas.  Además, estas líneas de juguetes populares suelen estar asociadas a diversas propuestas y la colección se ha transformado en una afición para muchos a nivel internacional.

Pero en los últimos días un hecho llamó la atención en Bolivia y fue el desembarco de la “cholita”  -la emblemática mujer aymara boliviana que se caracteriza por sus típicos sombreros, polleras o faldas- a la línea Playmobil.

Se trata de la “primera y única figura· de su tipo, según cuenta a EFE Enrique Montoya, su creador, quien se inspiró nada más ni nada menos que en su bisabuela.

“Quería crear una figura que nos represente a los paceños y a los bolivianos y me inspiré en mi bisabuela”, expresó.

La “cholita” es un símbolo de la cultura de La Paz. No en vano en 2013 fue declarada patrimonio intangible de la ciudad. La figura desarrollada por Montoya, con pelo trenzado, vestido rojo, sombrero marrón y falda verde, ha llamado la atención de personas de otras partes del mundo encargadas de coleccionarlas.

En ese sentido, los amantes de los Playmobil tienen una gran oportunidad de deleitarse con otras figuras y muestras a través de una exhibición que se desarrolla por estos días en el Museo Tambo Quiriquincho de La Paz. He aquí a la “cholita” versión Playmobil, un gran homenaje a la emblemática mujer de Bolivia, pero más aún, una mirada sublime de amor de su creador para con su bisabuela.

Con información en base a EFE

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.