Aleteia

Un fuerte grito de paz de los sirios que viven en Paraguay

SIRIA
Ali Dia - AFP
Comparte

Varios huyeron de la guerra y ahora lanzan un contundente mensaje ante la compleja situación que se vive en la tierra que los vio nacer.

“Queremos paz, estamos cansados, no hay un sirio que no haya perdido a una familia, a su amigo, a un conocido, que no perdió gente por esta maldita guerra”, expresó a ABC de forma contundente Basel Khlies, un ciudadano sirio residente en Paraguay y que colabora a nivel local para ayudar a sus compatriotas que huyen de la guerra desatada en su país de origen.

En ese sentido, en las últimas horas un grupo de ciudadanos sirios que vive en Paraguay se manifestó de forma pacífica a las puertas del Consulado Árabe Sirio en el que pidieron paz y rechazaron todo tipo de intervención militar en su país.

Si bien varios de los que participaron se mostraron a favor del régimen de Bachar Al Assad en el entendido de criticar a los países que actúan imponiendo sus argumentos –particularmente con respecto al uso de armas químicas-, todos coinciden en que la guerra y la confrontación lo único que traen es dolor y violencia.

Paraguay, al igual que otros países de Latinoamérica como Chile, Argentina, Brasil, Venezuela y Uruguay han ofrecido ayuda a familias sirias que han huido de la guerra en su país.  La acogida se ha dado de forma sistemática desde hace algunos años, algo que ha generado que muchos de ellos hayan tenido que adaptarse a un nuevo estilo de vida y hasta montar negocios para sobrevivir.

Un claro ejemplo es lo acontecido con Nuar Apud, integrante de unas de las familias sirias que llegaron a Paraguay en el año 2015 y que decidió ponerse a vender comida árabe.

«Yo tengo un trabajo aparte, un hijo, mi familia, pero hoy dejé un poco eso para dedicarme a tomar pedidos. Mi papá estuvo acompañando a la familia desde el principio, yo solo me encargué de postear y tuvimos respuestas muy positivas», expresaba en aquel momento en diálogo con La Nación este hombre en momento en que su propuesta tenía amplia respuesta de parte del público local.

Comidas como “Kibbe frito, kibebat, kibbe crudo, sfiha de carne, de queso, rollos de repollo rellenos, sándwich de falafel, entre otros” –prosigue ese medio-  formaban parte del éxito de la propuesta culinaria de esta familia.

Para él, al igual que su familia, vivir en tierras sudamericanos ha sido como “empezar de nuevo”.

«No voy a entrar en detalles de cómo llegaron hasta acá, pero como se imaginarán, cualquier historia de guerra es triste», señaló también en ese momento.

Actualmente, en este país sudamericano hay un centenar de sirios, de los cuales 60 tienen estatus legal de refugiados mientras que también hay quienes esperan una respuesta y hasta un grupo de 20 a los que se les rechazó, reproduce ABC.

En los últimos días la situación que se vive en Siria se ha visto agudizada luego del ataque coordinado entre Estados Unidos, Reino Unido y Francia con misiles.

Los sirios del otro lado del mundo, y muchos que huyen de la guerra en busca de refugio, también alzan la voz y no quedan indiferentes ante el dolor de su gente.

 

Con información en base a ABC, La Nación y Última Hora

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.