Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

La Iglesia en el País Vasco pide perdón por las “complicidades, ambigüedades, omisiones…” ante ETA

Rafa RIVAS / AFP
Comparte

“Solamente desde la humildad puede construirse la paz en la justicia”, recuerdan los obispos

Los obispos de Pamplona-Tudela, Bayona, Bilbao, Vitoria y San Sebastián (diócesis vascas, España) han hecho un comunicado tras la “Declaración sobre el daño causado” con la que la banda terrorista ETA, después de 850 asesinatos y cinco décadas de violencia, tras 7 años de inactividad, ha pedido perdón y ha anunciado que va a disolverse.

Tras el anuncio, los obispos reiteran “nuestra solidaridad de una forma especial con todas las víctimas de la violencia y con sus familiares, de un modo especial con aquellos cuyos atentados no han podido todavía ser esclarecidos y padecen el sufrimiento añadido de la impunidad”.

“A lo largo de todos estos años, muchos de los hombres y mujeres que conforman la Iglesia han dado lo mejor de sí mismos en esta tarea, algunos de forma heroica. Pero somos conscientes de que también se han dado entre nosotros complicidades, ambigüedades, omisiones… por las que pedimos sinceramente perdón”, añaden los prelados. 

Recuerdan que “como seguidores de Jesús de Nazaret, somos conscientes de que estamos llamados a vivir en una actitud permanente de conversión, sirviendo humildemente a la verdad y acogiendo a aquellas personas que desean emprender un camino nuevo”.

Los obispos miran al presente y muestran que quiere “contribuir a esta tarea consciente de que la reconstrucción moral está en íntima conexión con los valores evangélicos” y muestran que “la deseada disolución de ETA ofrece nuevas posibilidades para la normalización, que debieran de ser aprovechadas por todos”.

“Pensamos en la oportunidad de atender las peticiones de los familiares de los presos inmersos en diversas necesidades humanitarias”, añadiendo que “también es importante que el retorno de los excarcelados a sus lugares de origen se realice de forma que las víctimas del terrorismo no se sientan humilladas”.

“Solamente desde la humildad puede construirse la paz en la justicia. La verdadera reconciliación solo es posible si existe un auténtico arrepentimiento y una sincera petición de perdón; además de una disposición real a reparar el mal causado en la medida de lo posible” afirman los prelados.

La banda terrorista ETA lleva años desintegrándose. En Marzo de 2017 anunciaban la entrega de sus armas y este último comunicado parece ir en la línea de la desaparición final que podría ser en el mes de mayo.

Durante años la banda terrorista ETA asesinó a más de 800 personas, en más de 2.000 actos terroristas y casi 200 atentados.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.