¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Aleteia

Menores de seis meses, los que más sufren desnutrición aguda en Venezuela

VENEZUELA
Comparte este artículo para tener la oportunidad de ganar una peregrinación a Roma
Comparte
Has compartido
Total compartido

El hambre en la nación sudamericana sigue causando estragos, especialmente en niños; mientras organizaciones sociales y de la Iglesia continúan su excepcional despliegue dentro y fuera del país para salvar el mayor número de vidas humanas

De forma vertiginosa aumenta el número de niños afectados por desnutrición aguda en Venezuela, según ha podido constatar Aleteia en distintas regiones del país. Aunque Cáritas, la organización social de la Iglesia católica, actualmente no emite boletines públicos al respecto, el despliegue de su voluntariado y las acciones para mitigar los estragos de la crisis son más que evidentes.

El ejército pastoral trabaja de manera gratuita y silenciosa en las zonas más vulnerables, tanto dentro de Venezuela como fuera de ella. Un caso emblemático es Colombia, en cuyas fronteras, organismos internacionales como el Servicio Jesuita de Refugiados realiza una labor excepcional.

La prensa local también reporta desde distintos ángulos la realidad, mientras que diversas instituciones hacen alianzas y se movilizan para brindar soluciones en un intento desesperado por salvar vidas humanas.

El reporte más reciente del Observatorio Venezolano de la Salud (OVS), emitido esta semana, advierte que en la actualidad el “60% de la población infantil del país está desnutrida”.

Pero va más allá, pues asegura –en voz de Pablo Hernández- que son los “niños menores de seis meses los que más sufren desnutrición aguda”, toda vez que “sus casos representan el doble en comparación con los niños mayores de dos años de edad”.

En el mismo marco, citada por el boletín 32 de Venezuela en crisis, la jefa de Emergencias Pediátricas del Hospital Universitario Dr. Manuel Núñez Tovar, Yacirka Vásquez, advierte que “durante el primer trimestre del año, veinte niños sucumbieron a las severas condiciones de desnutrición que padecían”.

La mayor parte de los casos a los que se hace alusión se refiere a “lactantes de entre un mes y un año de edad”, los cuales presentaban “cuadros severos de diarrea, vómito, deshidratación y fiebre como síntomas de este padecimiento”.

El reporte se replica en otros centros de salud, incluyendo a recintos especializados en la atención infantil, como es el caso del emblemático J. M. De los Ríos. Un pediátrico que atrajo la mirada compasiva de Europa y Latinoamérica tras la histórica medida adoptada a su favor y contra el Estado, por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que reclama la protección de la vida y la salud de no pocos infantes venezolanos.

Pero la crisis no cesa. A ese recinto hospitalario llegan a diario múltiples niños desnutridos, mientras los doctores “ven con preocupación cómo los casos de malnutrición por déficit continúan en aumento y cómo las formas edematosas (desnutridos con hinchazón) se han vuelto cada vez más comunes puertas adentro en el servicio”, según reseña Efecto Cocuyo.

Lactantes y embarazadas

Las conclusiones de Maturín (capital del gasífero estado Monagas) y Caracas (la capital venezolana) son las mismas: los niños presentan déficit proteico y calórico, lo que les genera, en un primer momento inflamación; en momento posterior, la muerte.

En los primeros tres meses del año, el problema se ha agudizado hasta mostrar un repunte superior al 40% en el número de casos, solamente en las regiones mencionadas. Especialistas advierten a la prensa local que 60% de los niños con desnutrición “son lactantes”, y lamentan además que “no son alimentados con leche materna”, lo cual podría brindarles nutrientes suficientes hasta los seis meses de vida.

El drama alcanza a las embarazadas, que también sufren desnutrición. Lo constata a la institución CIVILIS el médico obstetra Jorge Luis Pérez Navarro, quien dirige la Maternidad del Sur, ubicada en la industrial Valencia (del estado Carabobo).

El médico lidera una campaña en la entidad a favor de las decenas de afectadas. Cuestiona que “un Estado que no garantiza la salud y que se ha hecho sordo ante la situación que estamos viviendo” peca de omisión. Pero además incurre en un “delito de lesa humanidad”, sostiene, y lamenta “ver a nuestras embarazadas y niños que no cuentan con tratamiento, al igual que las personas con VIH”.

Adoración eucarística por la vida

Con este marco de fondo, los venezolanos se alistan para iniciar una inédita semana de adoración eucarística en todo el país, en un clamor conjunto a la Virgen de Coromoto, para que la Madre de Dios interceda por sus hijos.

Por este motivo, los obispos organizaron la jornada nacional de oración que, como reportó Aleteia, inicia este 19 de abril. La fecha es emblemática y tiene un carácter excepcional, si se toma en cuenta que fue un 19 de abril: el Jueves Santo de 1810 cuando se inició en Caracas el comienzo de una etapa histórica hacia la independencia de Venezuela.

La actividad -que culmina el 22- domingo del Buen Pastor, servirá además para que toda la nación envíe un clamor conjunto a Dios, en nombre de los millones de venezolanos que luchan por la paz, la justicia y la vida dentro y fuera del país sudamericano.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.

Selecciona cómo te gustaría compartir.

Comparte
* El reconocimiento de los artículos compartidos solo se efectuará cuando el receptor haga clic en la URL de referencia única.
Pulsa aquí para más información sobre el Sorteo de Peregrinación a Roma de Aleteia.

Para participar en el sorteo, debes aceptar las siguientes condiciones


Lee los términos y condiciones