¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

El youtuber que dio galletas con dentífrico a un mendigo podría ir 2 años a la cárcel

YOUTUBER
Comparte

Consiguió más de 2.000 euros por publicidad, pero la Fiscalía española le exige ahora que indemnice a la víctima con 30.000 euros.

¿Es lícito enriquecerse a costa de la miseria ajena? ¿Y sacar ganancia de un acto que denigra a otra persona? Un youtuber llamado ReSet creyó que todo daba igual… hasta que la ley española se fijó en sus actos. Ahora está pendiente de juicio.

La Fiscalía, que es quien actúa en nombre del Estado español, pide dos años de cárcel para él por un delito contra la integridad moral y el pago de una indemnización de 30.000 euros a un sin techo por daños morales, según informa el diario “El País”.

La crueldad, en Youtube

Según consta en el documento de acusación, el youtuber ReSet (que en realidad se llama Kanghua Ren), rellenó varias galletas Oreo con pasta de dientes y las dio a tomar a un mendigo que pedía limosna frente a un supermercado de su barrio. También le dio un billete de 20 euros y decía a cámara:  “A lo mejor me habré pasado un poco, pero mira el lado positivo: esto le ayudará a limpiarse los dientes. Creo que no se los limpia desde que se volvió pobre”.

ReSet grabó la manipulación de las galletas y cómo se las daba al mendigo, colgó el vídeo en Youtube y consiguió miles de visitas. Por el público conseguido Google le pagó 2.180 euros.

Kanghua, de 20 años de edad, nacido en China y vecino de Barcelona, vio que el vídeo generaba polémica y publicó una segunda entrega, en la que decía: “La gente exagera por bromas en la calle a un vagabundo, que seguro que si se lo hago a una persona normal no dirán nada”.

 

 

Posteriormente borró el vídeo, pero intentó ir con un amigo suyo a pasar una noche con el mendigo y grabarlo todo. No fue posible porque una empleada de una empresa de paquetería llamó a la Guardia Urbana. Acudió una patrulla al lugar y tomaron declaración. Aquella misma noche, ReSet ofreció 300 euros al mendigo “para que no hablara”.

Le sentaron mal y vomitó

En su declaración, el pobre explicó que las galletas con dentífrico le hicieron daño. “Me encontré mal a los cinco minutos y vomité”, dijo. 

El mendigo se llama Gheorge y tiene 52 años. Es de origen rumano, fue pastor de rebaño y barrendero, y en su país sufrió la dictadura de Ceaucescu. Emigró a España después de haber pasado por un centro psiquiátrico en su país, cuando ya sufría un serio problema de alcoholismo.

Pese al trato vejatorio del youtuber, Gheorge declaró que en el barrio “todos se portan bien” y que en el bar donde fue a vomitar le ofrecen “comida y ropa” con frecuencia.

 

 

Llamado a declarar ante el juez, el abogado de ReSet lo excusó argumentando que lo que el youtuber había ofrecido al mendigo era pasta de dientes y se trataba, por tanto, “no de ningún tipo de veneno ni sustancia nociva para la salud”. El youtuber dijo que “se había malinterpretado” su acción.

El juez lo dejó en libertad bajo fianza de 2.000 euros (una cifra similar a la que había ganado con las visitas al vídeo) y le prohibió salir de España para ir a China, adonde suele ir de vacaciones.

ReSet creó su canal en 2014 y desde entonces ha recibido 124 millones de visualizaciones. La publicidad que generó gracias al número de seguidores y de visualizaciones obtenidas entre enero y marzo de 2017 fue, según informó Google (propietaria de Youtube) al fiscal, de 2.180 euros.

 

 

No es la primera ocasión

En su investigación, el documento de la Fiscalía también explica que en 2016 ReSet había colgado un vídeo en el que ofrecía bocadillos rellenos de excrementos de sus gatos a ancianos y niños.

El caso de ReSet plantea muchas cuestiones: sobre la indefensión de las personas que no tienen medios para acceder a la Justicia, sobre la protección que les ofrece cada Estado, sobre la responsabilidad de las empresas que pagan por publicidad a los youtubers aun cuando los contenidos sean vejatorios, sobre la valentía de los ciudadanos que denuncian conductas crueles…

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.