Recibe Aleteia gratis directamente por email
Aleteia

En Venezuela la vida se vive “en dólar negro”

VENEZUELA
Comparte
Comenta

Oscuro porque está prohibido, además de penado por la ley, pero negro también porque su valor consume la vida de miles de venezolanos que –en tiempos de Maduro- no tienen las más mínimas garantías del derecho a la salud

La lista de “servicio público” en redes sociales es interminable… y se multiplica tan rápido como la cotización del “innombrable”: el dólar paralelo, como se le conoce al monto promedio de cambio no oficial en Venezuela.

Los pedidos de ayuda crecen tan velozmente como la espiral inflacionaria en la nación sudamericana, donde el gobierno de Nicolás Maduro detuvo esta semana al dueño de una web que cotiza el “dólar negro”.

Un grupo de militares detuvieron al supuesto propietario del sitio digital, una práctica que según las autoridades nacionales es en buena parte responsable de la grave crisis económica, social y humanitaria que hace huir en masa a los venezolanos.

Acusado de ser el dueño del portal http://www.dolarpro.com fue detenido Carlos Marrón, poseedor de una de las muchas plataformas que muestran la cotización del “innombrable”, según argumentó tras su detención el fiscal designado por la Asamblea Constituyente: Tarek William Saab.

Los sitios también proliferan actualmente, luego de que el referencial Dólar Today –acusado de “guerra económica” por el gobierno de Maduro- perdiera confianza en el mercado. ¿La razón? Se le señala de mantener estable la tasa durante algún tiempo, en comparación con las cifras que desde distintas casas de cambio se venía manejando como parte del envío y recepción de remesas.

Tanto la divisa verde como la europea se tasan por un valor hasta diez veces mayor al de la cotización oficial, la cual se establece a partir del Sistema de Divisas de Tipo de Cambio Complementario DICOM, que no logra cubrir la elevada demanda de moneda extranjera.

Y es que a partir del año 2003, el Ejecutivo maneja el precio de las divisas por medio de un rígido control de cambios. Desde entonces, la compañía venezolano-estadounidense ha sido acusada por el gobierno de Nicolás Maduro de ocasionar graves distorsiones en el mercado.

De hecho, en 2013 el presidente prohibió el acceso a diversos sitios web, incluido Dólar Today, a fin de evitar que se pudieran conocer los tipos de cambio en el mercado negro, y lo acusó de presentar una “tasa irreal del dólar, que no está basada en la oferta y la demanda; y la cual sólo responde a intereses particulares; pero que desafortunadamente se posicionó como marcador de la tasa cambiaria”.

Lo cierto es que debido a la inexistencia de fuentes oficiales o confiables, las tasas de ese portal han sido históricamente utilizadas por agencias de noticias como Reuters, CNBC y varios medios de comunicación.

“Hay que dar la batalla duro contra los especuladores que fijan los precios a través de Dólar Today. Compran productos en Venezuela, o los producen en Venezuela, pero los quieren vender al dólar criminal y terrorista de Miami. ¡Eso no lo permitiremos!”, reiteró Maduro en diciembre de 2017.

No obstante, en las últimas semanas el popular sitio web mantuvo una tasa relativamente estable, lo que le restó credibilidad a parte del mercado, el cual terminó por hacer como referentes a otros sitios que operan con base en los envíos de remesas.

En el mercado también funcionan de manera particular los operadores cambiarios ubicados en las zonas de frontera, cuyos precios se establecen según la oferta y demanda en la zona. Sin embargo, los precios se ven impulsados al alza ante el exceso de demanda que surge tras el número cada vez mayor de venezolanos que buscan divisas para huir del país.

Y la tasa afecta de manera directa los precios del mercado interno de productos, debido en gran parte a la dependencia de la nación de las importaciones tras la paulatina y sistemática destrucción del aparato productivo del país “en tiempos de revolución”.

Además, *incide en los precios de las medicinas, que según cifras de Convite y la Federación Farmacéutica Venezolana supera el 96% de escasez en las principales ciudades del país*.

No en vano, al venezolanos común le resulta imposible obtener sus tratamientos médicos, pues sólo se consiguen en un mercado conocido como “bachaqueo”, calculado en la moneda local (bolívar) pero transada en dólar paralelo.

La razón, señalan los analistas especializados, es *la falta de confianza en un solo indicador “y la sequía de divisas” que continuamente motiva el empuje del dólar y el euro en un mercado considerado ilegal *por el gobierno.

“Los ciudadanos acudirán a las referencias y se llegará a un acuerdo entre comprador y vendedor con respecto a la tasa”, explicó Henkel García, director de Econométrica a un medio local.

En la misma línea se expresó el economista y experto petrolero José Toro Hardy, quien señaló que “la Fiscalía está deteniendo a un termómetro en lugar de procesar al causante de la hiperinflación”. Y reprochó que “ninguna ley está por encima de la Constitución, que prohíbe al Banco Central (BCV) financiar el déficit fiscal”.

El especialista agregó que es el BCV quien “al financiar el gasto público con emisiones inorgánicas viola la Constitución y es el verdadero responsable” del dólar paralelo y la hiperinflación.

En este marco, el Fondo Monetario Internacional (FMI) estima que Venezuela cerrará 2018 con una inflación superior al 13.000%. Mientras que firmas nacionales como Aristimuño Herrera & Asociados proyectan la variación de precios en 18.733%.

María no entiende de estas cosas, pero sabe bien que los 4 dólares que gana como salario mínimo no le alcanzan para comprar las medicinas sin las que su bebé podría perder la vida.

Forma parte del medio millón de pacientes crónicos de la nación sudamericana, donde miles pierden su batalla por vivir, en espera de un cambio urgente que no termina de llegar. En esta realidad, los venezolanos intensifican su oración, con la esperanza puesta en un Dios que es amor y que siempre cuida de sus hijos.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.