Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

En imágenes: las abadías más bellas de Francia

Irina Kuzmina I Shutterstock
ABADÍA DE SANTA FE DE CONQUES. CANÓNIGOS DE MONDAYE. En el Camino de Santiago, Conques es un pueblo medieval en el corazón del cual se encuentra la excepcional abadía románica de Santa Fe. Habitada por los canónigos de Mondaye, es uno de los santuarios que marcan la peregrinación. Fundada por Norbert de Xanten en Francia en 1120, la Orden de Canónigos Premonstratenses sigue la regla de san Agustín, que une la vocación contemplativa con el apostolado. La comunidad recibe a los peregrinos que realizan el Camino de Santiago o a cualquier otra persona en camino: huéspedes solitarios, en familia o entre amigos, en busca de silencio, de oración y de belleza. Los hermanos organizan retiros espirituales o se llevan a cabo con su colaboración. Se invita a los huéspedes a participar en la oración de la comunidad. Es posible reunirse con algún hermano y ser acompañado en un proceso de retiro espiritual. Cuando es temporada, un hermano comenta cada tarde las obras maestras del tímpano antes de que tenga lugar un concierto desde el órgano de la iglesia abacial.
Comparte

Las abadías, alejadas de la agitación exterior, atraen por la calma que reina en ellas. Su arquitectura, tan austera y bella a la vez, refleja la búsqueda de pureza y de simplicidad de las comunidades religiosas deseosas de crear lugares propicios para la meditación y la elevación del alma.

Las abadías. Solo con evocarlas nuestra imaginación echa a volar: el silencio, los cantos gregorianos, el olor a cera e incienso, la frialdad de las salas, la austeridad de la piedra, las luces y las penumbras… Son numerosas las que, sacudidas por los avatares de la historia, no han resistido a las guerras, a las invasiones o a la Revolución Francesa. No obstante, a pesar de que algunas se encuentran en ruinas, otras han tenido la suerte de haberse conservado en perfecto estado. Hoy en día, Francia puede enorgullecerse de poseer una increíble cantidad de abadías excepcionales que son la envidia de todo el mundo.

Para descubrir nuestra selección de las abadías más bellas de Francia, haced clic en la Galería de imágenes:

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.