Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 18 enero |
Santa Margarita de Hungría
home iconEspiritualidad
line break icon

¿Cómo es posible amar desde las propias heridas?

MARY MEETS JESUS AT THE CROSS

Zvonimir Atletic | Shutterstock

Carlos Padilla Esteban - publicado el 14/04/18

Por eso sigue siendo tan impresionante la Resurrección

Una persona rezaba así: Quiero, Jesús, que nunca desprecies mi carne pobre. Sé que no lo haces. Yo sí lo hago. Y me siento tan mal mirándome así. Es así precisamente como Tú más me quieres.

Siento tu mirada acariciar mi piel. Meterse en mis llagas. Vendar mis heridas. Y noto lentamente como un calor extraño que va calmando el ansia. Y el fuego que tengo dentro sale por todas las heridas de mi piel. Quiero quemar el mundo. Es el fuego de un amor que me supera porque es imposible. Y al mismo tiempo me hace capaz de amar así a los que me traes cerca.

Que nadie sienta nunca, Jesús, que mi mirada es la de un juez iracundo que se atiene solo a la norma. Que puedan ver en mí la mirada de hombre herido que ya sólo es capaz de amar con un amor compasivo. Es lo único que quiero.

Me gusta esa forma de mirar la vida. Desde la herida, como un hombre herido. Como aquel que ha tocado la derrota y se ha vuelto a levantar. No para clamar venganza. Sino para dar misericordia.

Esa forma de levantarse de Jesús desde el sepulcro vacío me sigue impresionando. ¿No temerían los que lo mataron algún tipo de venganza? Y cuando eso no sucedió. ¿No pensarían que era todo mentira, un fraude, un montaje hecho por hombres?

En mi cabeza tan humana sólo cabe el deseo de triunfo después de la derrota. En los mismos términos. Pero Jesús no se aparece para clamar venganza. Sino para abrazar a sus amigos heridos dándoles fuerzas para los siguientes pasos. Los sostiene en medio de sus dudas.

Eso hace conmigo. Cuando dudo. Cuando no tengo todas las respuestas. Cuando tropiezo con mis mismas piedras y me confronto con mi fragilidad. No sé bien qué tengo que hacer a cada hora.

Pero decido hoy que no quiero hacer lo que me dé la gana. No quiero dejar que mis deseos señalen el camino. Ni pretendo satisfacer los anhelos más ocultos de mi alma.

No. Me pongo en guardia para desterrar de mí esa búsqueda egoísta de mi felicidad. Sí, lo tengo claro, sé muy bien que no seré tan feliz como cuando haga a otros felices. 

Tags:
resurrección
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
POPE FRANCIS,ASH WEDNESDAY
Ary Waldir Ramos Díaz
¿Cómo será la imposición de la ceniza en la é...
DEMANDE EN MARIAGE
Edifa
No te cases sin haberte hecho estas tres preg...
WOMAN
Ary Waldir Ramos Díaz
El papa Francisco autoriza que las mujeres pu...
CHRISTMAS ORNAMENT
Tom Hoopes
Oración para quitar los adornos de Navidad
Catholic Link
¿Eres madrina o padrino? ¿Sabes lo que signif...
MARY AND JOSEPH
Philip Kosloski
Fiesta de los Santos Esposos celebra el matri...
LONELY MAN,BEACH
Redacción de Aleteia
8 grandes santos que tuvieron depresión, pero...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.