Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 16 mayo |
San Simón Stock
home iconEspiritualidad
line break icon

Una embarazada muere en un accidente. ¿Dónde está Dios en una experiencia sin sentido?

MĘŻCZYZNA W KRYZYSIE

Shutterstock

Katarzyna Jabłońska - publicado el 13/04/18

"No estés triste, tu mamá está en el cielo, ella está bien allí". Bonita frase, pero es demasiado pronto para un consuelo

Ser honesto con una persona desesperada o sin esperanza, a veces puede verse como falta de tacto o incluso como muestra de crueldad.

“La verdad os hará libres”, dice el Evangelio, pero Sófocles puso en boca de uno de sus protagonistas las palabras: “Es algo terrible saber la verdad cuando no sirve a la persona informada”.

Hay personas que son extremadamente justas en su integridad, tan honestas que resultan deshonestas. La honestidad no es independiente del sentido. Uno se puede imaginar que si alguien se centra en la integridad en sí misma, puede hacer daño.

Una honestidad exagerada puede amargar la vida a alguien, destruir relaciones. Sin embargo, una persona íntegra quiere ser honesta, es decir, conocer al otro en verdad.

¿La existencia del sentido excluye el sinsentido? ¿El sinsentido puede tener sentido?

Existe una ingenua tendencia en la psicología estadounidense, que busca sentido en todo. Una mujer joven muere y le decimos a su hijo: no estés triste, mamá está en el cielo, está bien allí. Buena frase, pero es demasiado pronto para un consuelo.

Con demasiada facilidad y rapidez tratamos de dar sentido a una experiencia. Y no en todas se puede y se debe encontrarlo. Hay eventos y decisiones humanas que no tienen sentido, y no es correcto buscarlo allí.

Me tocó asistir a una mujer joven en el último mes de embarazo en el momento de su muerte. Fue algo terriblemente absurdo: murió en un accidente automovilístico causado por dos jóvenes, debido a la irresponsabilidad y descuido de ellos. También presenciaron la muerte de esta mujer. Estaban aturdidos.

El sinsentido crea más sinsentido. La manera temeraria de conducir de dos hombres jóvenes produjo una tragedia. La persona que vive o actúa sin sentido puede provocar un incidente sin sentido.

¿Dónde está Dios cuándo el hombre pasa por una experiencia sin sentido?

Está cerca del hombre. Se presenta en forma de un sentido. El acontecimiento en sí no tiene sentido, pero el significado le acompaña al hombre, porque Dios nunca abandona a un ser humano. Se para junto a la mujer que muere al borde del camino.

Él viajó con Edith Stein a Auschwitz, Él estuvo en la cámara de gas con ella. Matar a una mujer solo porque era judía fue el colmo del sinsentido. Y sin embargo, de esta muerte sin sentido surgió un sentido. Éste es el gran misterio.

Cristo experimentó en la cruz la mayor insensatez que pueda imaginarse, pero debido a que Él mismo es el sentido, demostró que el sentido es mayor que el sinsentido. Derivó el sentido del sinsentido. Sin embargo, creo que se debe ser cuidadoso al encontrar el sentido en el sinsentido.

¿Se debe buscar sentido en el pecado?

Shakespeare escribió: “Perdónanos y perdónale, Dios. Algunos se levantan por el pecado y otros, por la caída de la virtud”.

Se puede experimentar el pecado con mucho sentido, que en sí mismo es una negación de sentido, más: choca contra el sentido, trata de destruirlo. Sin embargo, uno no debe buscar el sentido en la falta de sentido. No está allí.

Cristo es como nosotros en todo menos en el pecado. Él no está en nuestro pecado, pero está cerca de los que han pecado. Está en el sufrimiento que conduce al sinsentido. Está en nuestro dolor. Está en su núcleo. Tal vez, el mismo Cristo es nuestro dolor.

Cristo no anula la inutilidad del pecado y no empequeñece su lado maligno, pero tampoco le da la espalda al pecador, no le quita el sentido.

Por el contrario, le da esperanza de que la vida, a pesar del mal que cometido por él, puede tener sentido, puede volver a estar sumergida en el sentido.

Es un fragmento del libro: P. Krzysztof Grzywocz, Hubo sentido al principio, Editorial WIĘŹ, 2018.

Tags:
diosfilosofíamuertesentido
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Philip Kosloski
5 revelaciones sorprendentes del «tercer secreto» de Fátima
2
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
3
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa cuenta que vio un milagro por intercesión de la Virgen de...
4
Gaudium Press
¿Sabías que el anillo de matrimonio puede llegar a tener la fuerz...
5
Esther Núñez Balbín
¿Qué hay detrás del caso de Lina?… Madre a los cinco años
6
Lucía Chamat
Una curiosa foto de «Jesús» que conmueve a Colombia
7
PASSION OF THE CHRIST
Cerith Gardiner
7 pruebas y tribulaciones que Jim Caviezel enfrentó al interpreta...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.