¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Aleteia

Gran ofensiva diplomática para conseguir pacificar a las dos coreas

KOREA
Shutterstock-Sagase48
Comparte este artículo para tener la oportunidad de ganar una peregrinación a Roma
Comparte
Has compartido
Total compartido

Tanto Rusia como China son partidarios de una solución negociada

En esta primavera de 2018 se registra una gran ofensiva diplomática entre las grandes potencias, con reuniones al más alto nivel, para alcanzar un arreglo pacífico entre las dos coreas y de paso mantener un equilibrio entre las potencias pertenecientes de la región del Pacífico Norte. En esta ofensiva están Estados Unidos, China, Rusia, Japón y Corea del Norte y Corea del Sur.

Ya se ha producido el encuentro al más alto nivel entre Corea del Norte y China, que será seguido este mes por otro encuentro entre Vladimir Putin (Rusia) y el presidente de Corea del Norte, Kim Jong-un. Hace solo unos días que el ministro de asuntos exteriores de China, Wang Yi, en calidad de enviado especial de su presidente, Xi Jimping, se entrevistó con su colega ruso, Serguei Lavrov, con el fin de hablar sobre la crisis en la península de Corea.

Tanto Rusia como China son partidarios de una solución negociada, porque es la única solución para alcanzar la paz entre las dos coreas. Ambos también celebran que se encuentren el presidente Kim Jong-un con el presidente Donald Trump el próximo mes de mayo. El ministro de asuntos exteriores ruso, Lavrov, ha señalado que el encuentro de Donald Trump con Kim Jong-un “no tendrá resultados espectaculares”, sino que será solo el comienzo de un diálogo desde posiciones muy distantes.

Además está prevista una “cumbre” de los jefes de Estado y de gobierno de Corea del Norte y Corea del Sur, entre Kim Jong-un y Moon Jae-un, en el paralelo 38º, frontera entre los dos estados. Ha empezado un deshielo, que ha sido posible, en buena parte, a los Juegos Olímpicos de Invierno de Pyongyang.

Por su parte, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, ha visitado China, donde se entrevistó con el presidente Xi Jimping, teniendo como telón de fondo la desnuclearización de Corea del Norte.

A su vez, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha anunciado sendos encuentros con el presidente de Rusia, Vladimir Putin, en Washington, en plena crisis diplomática entre ambos países, por el caso de la expulsión de diplomáticos y la guerra de Siria.

El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, ha anunciado un encuentro con el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, antes que este se encuentre con Kim Jong-un.

Por su parte, China ya ha dicho a Corea del Norte que no haga más ensayos nucleares, pues en caso contrario Pekín cerrará la frontera para la adquisición de material bélico a Corea del Norte.

Estos contactos a alto nivel no significa que el conflicto coreano, con la desnuclearización de Corea del Norte, esté resuelto, ni mucho menos. Grandes son las diferencias entre las potencias, aunque se ha creado un denominador común, que es buscar una paz negociada.

Rusia todavía sufre las consecuencias de las sanciones económicas de Estados Unidos y de Europa. A Rusia le interesa mucho que en sus fronteras orientales haya tranquilidad (tiene frontera con Corea del Norte y China) para ocuparse solo de sus fronteras occidentales de Europa y el Mediterráneo, especialmente Ukrania y el conflicto de Siria. Rusia sin embargo tiene un problema añadido: el rublo está en caída libre en el mercado monetario internacional.

En todo este cruce de reuniones y diálogos diplomáticos se ve poco a Japón, que ha quedado un tanto descolgado de la solución coreana, a pesar de ser un país muy afectado por el lanzamiento de cohetes nucleares por parte de Corea del Norte. 

La ofensiva diplomática en el Pacífico Norte, encuentra a la Unión Europea en un cierto off-side, fuera de juego, dado que en el pacífico norte solo tiene intereses comerciales. El problema de Europa está ahora en organizar una defensa cada vez menos dependiente de los Estados Unidos, al tiempo que mantiene una política de mayor distancia entre las partes en el conflicto de Siria y Oriente Medio, frente a una política muy decididamente pro israelí de Estados Unidos y Gran Bretaña.  Pero esto es ya harina de otro costal.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.

Selecciona cómo te gustaría compartir.

Comparte
* El reconocimiento de los artículos compartidos solo se efectuará cuando el receptor haga clic en la URL de referencia única.
Pulsa aquí para más información sobre el Sorteo de Peregrinación a Roma de Aleteia.

Para participar en el sorteo, debes aceptar las siguientes condiciones


Lee los términos y condiciones