¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Por favor ayúdanos a mantener la luz.
COMPROMÉTETE AHORA
Aleteia

Sínodo sobre la Mujer y más formadoras de sacerdotes

WOMEN
Marko Vombergar-ALETEIA
Comparte

Es la propuesta de la Asamblea plenaria de la Pontificia Comisión para América Latina

La propuesta es que el papa Francisco convoque un nuevo Sínodo sobre el tema de la Mujer en la vida y la misión de la Iglesia. “Siguiendo el ejemplo de Jesús, la Iglesia Católica debe estar libre de prejuicios, estereotipos y de la discriminación que sufren las mujeres”.

Así, se lee en el documento final de la Asamblea plenaria de la Pontificia Comisión para América Latina que se reunió en el Vaticano del 6 al 9 de marzo 2018. 

El tema escogido por el Papa Francesco para esa reunión fue “La mujer, pilar en la edificación de la Iglesia y de la sociedad en América Latina”. Y ahora, se anuncia la propuesta de un Sínodo sobre la cuestiones femeninas luego del sínodo sobre la Familia ya realizado y los próximos en octubre sobre los jóvenes y sobre la Amazonia en 2019. 

La Iglesia quiere reparar y mejorar la condición de la mujer. “Las comunidades cristianas deben realizar una revisión seria de la vida para una ‘conversión pastoral’ capaz de pedir perdón por todas las situaciones en las que han sido y siguen siendo cómplices de los ataques” a (la mujer) y “su dignidad”. 

En el documento con las “conclusiones y recomendaciones pastorales” de la Asamblea se destaca que antes de un posible Sínodo: “Se promueva en todas las Iglesias locales y por medio de las Conferencias Episcopales un diálogo franco y abierto entre Pastores y Mujeres que se desempeñen en diversos niveles de responsabilidad (desde dirigentes políticas, empresariales y sindicales, hasta líderes de movimientos sociales y comunidades indígenas)”. 

A la luz de la orientación de Francisco sobre la “sinodalidad” en todos los niveles en la Iglesia, la Asamblea considera urgente ampliar la colaboración de las “mujeres en las estructuras pastorales de las comunidades parroquiales, diocesanas, a niveles de las Conferencias episcopales y en la Curia Romana”. 

Asimismo, se hacen algunas recomendaciones pastorales novedosas respecto a la formación de los futuros sacerdotes. Así, se exhorta para que hayan mujeres formadoras y participes en ese proceso en los seminarios. Esto para favorecer el “desarrollo armónico de la personalidad de los seminaristas”. 

Y los seminaristas tengan “el conocimiento y la familiaridad con la realidad femenina, tan presente en las parroquias y en muchos contextos eclesiales”. Mujeres que también ayuden en el discernimiento vocacional de los futuros sacerdotes. 

Entonces, se invita a “favorecer la participación de mujeres de vida matrimonial o de vida consagrada en los procesos de formación, más aún, en los equipos de formadores, dándoles autoridad para enseñar y acompañar a los seminaristas, así como la oportunidad para intervenir sobre el discernimiento vocacional y el desarrollo equilibrado de los candidatos al sacerdocio ministerial”. 

La Asamblea también contó con la participación de 15 personalidades femeninas de América Latina, con muy distintas responsabilidades sociales y eclesiales.

“América Latina tiene necesidad de esa revolución de la ternura y de la compasión, así como de la construcción de una cultura del encuentro, que tiene en las mujeres sus mejores protagonistas”, confirma el documento. 

En este contexto, se instó para que también las Iglesias locales luchen por la libertad “de denunciar todas las formas de discriminación y opresión, de violencia y explotación que sufren las mujeres en muy diversas situaciones y de incluir el tema de su dignificación, participación y contribución en el combate por la justicia y fraternidad que es dimensión esencial a la evangelización”. 

Por ultimo, el texto considera la devoción marina, tan arraigada y difundida en América Latina para que “ayude a considerar a María como paradigma de la “mujer nueva”.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.

Millones de lectores en todo el mundo - incluyendo miles de cristianos de Oriente Medio - cuentan con Aleteia Árabe para informarse, obtener inspiración y aliento. Por favor considera la posibilidad de ayudar a esta edición con un pequeño donativo