Recibe Aleteia gratis directamente por email
Aleteia

Los niños aprenden a ser “amos de casa” de forma divertida

HOUSEKEEPING
Shutterstock-PAKULA PIOTR
Comparte
Comenta

La española Ana Sancho apuesta por un cambio social involucrando a pequeños y mayores en las tareas del hogar.

Ana Sancho es madre de familia con dos hijos. Sueña con “crear un mundo mejor donde vivamos en una sociedad más igualitaria y corresponsable. Todos los que conformamos la sociedad -dice- sin importar género y edad somos generadores de cambio, de ahí la importancia de involucrarnos, grandes y pequeños por igual.”

Emprendedora y dispuesta a poner en práctica su idea de cambio en la sociedad, pensó que se conseguirá “de forma natural enseñando igualdad con las tareas del hogar a niños, niñas y adolescentes. De esa forma les educamos para la vida y sembramos en ellos valores de responsabilidad, organización, igualdad, confianza, solidaridad, trabajo en equipo y autonomía. Todos ellos esenciales para el desarrollo de uno mismo independientemente del estado civil o edad que tengamos”.

Ana se siente muy feminista en el sentido más positivo de la  palabra. Y espera que los chicos lo sean también. Para ello, diseñó el proyecto Pequeños Amos de Casa. “Es una gran solución para un problema global”, asegura.

El proyectos, explica su creadora, “educa en la igualdad y en la corresponsabilidad con naturalidad e ingenio. Es un despertar e invita tanto a grandes como a pequeños a vivir en igualdad visibilizando las tareas del hogar”.

Visibilizar este trabajo

Pequeños Amos de Casa es realista y parte de una realidad social que a veces ha distorsionado la aportación de cada persona al hogar. “Da oportunidad de mejora -afirma Ana Sancho- tanto a los que comienzan como a los que quieran abandonar conductas tóxicas. Necesita que la sociedad en general visibilice las tareas del hogar y comencemos a dar importancia a lo cotidiano, así salimos beneficiados todos”.

Actividades “a medida”

La sesiones prácticas o talleres de experiencias están enfocados a alumnos de colegios y escuelas de entre 8 y 17 años. Quedan integradas en horario lectivo, no como una actividad extraescolar.

“Se trata -dice- enseñar jugando algo que para nada es un juego, hablamos de igualdad de género. Son los más pequeños los que nos enseñan a trabajar en equipo de una forma, divertida, organizada y comprometida ofreciendo lo mejor de cada uno”.

En Pequeños Amos de Casa se enseña varias tareas del hogar “excepto -hace notar Ana- a cocinar debido a la cantidad de programas que se han encargado de desmitificar la cocina y acercarla a todos”.

 

 

Con su proyecto centrado en los más pequeños hacen que los mayores cambien conductas: “Nos despedimos de los estereotipos ya que entendemos que somos ejemplo para ellos”, añade.

Pequeños Amos de Casa cuenta con cerca de 20 tutoriales. Los niños aprenden de forma lúdica a cambiar una bombilla, hacer las camas, limpiar un baño, planchar una camisa…

Esta iniciativa educativa también llega a las empresas y asociaciones por medio de lo que Ana Sancho llama “talleres de impacto”.

Postdata: amigos y amigas singles que andan escasos de tiempo y temen el momento de hacer de “amos de casa”, estos vídeos pueden sacarles de un apuro. Échenles una mirada y verán.

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.