Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Desde la prisión, son carpinteros para colegios necesitados

CARPENTRY
Comparte

Esperanza para los niños y esperanza para los privados de su libertad

Es oportunidad de hacer algo por los demás, de agradecer las herramientas para poder hacerlo, de aprender un oficio, y de pasar el tiempo. El taller de carpintería de la Unidad 46 San Martín, en el Gran Buenos Aires, Argentina, acoge el trabajo de 40 presos que en el marco del programa “Construyendo sueños” estos días han hecho llegar a niños necesitados 100 camas, 100 mesas, 150 bancos, 120 sillas y 30 mesitas.

Los destinatarios son cinco jardines de infantes afectados por las inundaciones de febrero pasado en la provincia de Salta, al norte del país. La estimación es poder ayudar a 250 niños y docentes que asisten a esos establecimientos. Pero la donación, con el segundo envío programado para fin de mes, alcanzaría los 1.000 muebles.

Esperanza para los niños y esperanza para los privados de su libertad. El programa contempla tres divisiones dentro del taller, donde se fabrica todo tipo de mobiliario construido y donado de acuerdo a las necesidades: mesas, sillas, percheros, bibliotecas, cunas, camas, juegos didácticos, artesanías y otros, que son destinados solidariamente a escuelas, jardines, parroquias y comedores que lo soliciten.

Como reseñaba una noticia dada a conocer por el equipo de Prensa del Ministerio de Justicia de la provincia de Buenos Aires, la actividad es absolutamente provechosa para los presos. “Todos nos estamos capacitando, creo que la gran mayoría puede salir y trabajar de carpintero, nos hemos especializado acá adentro (…) Todos sentimos mucho orgullo de poder ayudar a los que más lo necesitan y de poder ocupar el tiempo que estamos acá en algo productivo”, consideró un interno.

Los muebles son además elaborados con insumos y equipamientos donados por empresas, obtenidos gracias al apoyo del Hogar de Cristo, y la Parroquia San Juan Bosco del Obispado de San Martín. Los internos incluso colgaron carteles agradeciendo las donaciones, durante el acto en el que concretaron el envío, posible además gracias a la capellanía penitenciaria, a la Dirección Desarrollo Social de la provincia de Salta y a las autoridades del Servicio Penitenciario Bonaerense y el Ministerio de Justicia.

A principio de año, las persistentes lluvias en el norte del país y en los países limítrofes provocaron crecidas y desmadres en los ríos Pilcomayo y Bermejo, causando aislamientos de pueblos y derrumbes en carreteras, casas y edificaciones. Más de 10.000 familias fueron afectadas por las inclemencias climáticas. Entre los afectados, se encontraron numerosas comunidades aborígenes que tuvieron que dejar sus humildes casas en parajes como La Curvita, El Cruce de Santa María, Padre Coll, Pozo la Yegua, y Monte Carmelo, además de otros parajes criollos.

La construcción solidaria de muebles que en esta ocasión serán donados a la zona son parte de las actividades que tienen lugar en este complejo del Servicio Penitenciario Bonaerense, que comprende tres unidades, las 46, 47 y 48, dentro de las cuales tienen lugar otros notables programas de los que ya hemos dado cuenta, como los talleres literarios de los que participó el premio nobel de Literatura John Maxwell Coetzee, programas de formación universitaria, talleres para la producción de obras en Braille, y el programa de reinserción a través del rugby Los Espartanos.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.