Recibe Aleteia gratis directamente por email
Aleteia

¿Cómo son las pedidas de mano en distintas partes del mundo?

WEDDING
Photo by Alexandra Gorn on Unsplash
Comparte
Comenta

Costumbres de compromiso en los cinco continentes  

Las propuestas de matrimonio se fueron modernizando y convirtiendo con el tiempo en un evento más íntimo, creativo y personal. Sin embargo, este importante paso al compromiso formal continúa recogiendo hoy en el mundo algunos componentes de antiguas tradiciones familiares y culturales: regalos, rituales, bendiciones y encuentros familiares.

AMÉRICA

México

En muchos países la tradición del compromiso se vivía como un evento familiar donde el novio tenía que obtener la aceptación y bendición del padre de la novia y su familia. En México es común que el novio antes del encuentro familiar prepare algo especial para su novia como por ejemplo un canto con mariachis en procesión hasta la puerta de su casa para hacer la gran propuesta.

COUPLE
Shutterstock-Monkey Business Images

Bolivia

En las comunidades indígenas de Bolivia los hombres lanzaban pequeñas piedras o semillas a la joven que les atraía y buscaban hacerla reír. Si ella aceptaba sostener su poncho en la jornada de trabajo en el campo, la comunidad sabía que ambos estaban enamorados y entonces se iniciaba el ‘japitukuy’, una especie de declaración de amor pública.

El novio y sus padres tenían que visitar la casa de la novia y convencer a sus familiares de sus cualidades y talentos para que le permitieran casarse con su hija. Si se llegaba a un acuerdo, el padre de la novia aceptaba un regalo del novio o una copa de licor.

Guatemala

La costumbre implicaba presenciar un desfile de canastos con comida, bailes y cenas incluso por varios días con las que el novio agasajaba a la familia de su amada para pedir la autorización de los padres para casarse con ella.

Perú

El compromiso se hacía formal cuando se organizaba una celebración en las que se reunían ambas familias en la casa de la novia. El  padre o los padres del novio le pedían la mano a la nuera, o a los padres de la novia, aunque con el tiempo se convirtió el novio quien ante todos los invitados hacía la pregunta formal pidiendo la mano de su hija a los padres de la novia.

Era costumbre que el padre de la novia pronuncie algunas palabras de lo que representa la unión del novio con su hija, les daba algunos consejos para el matrimonio, o les ofrecía su apoyo para lo que necesiten y la reunión culminaba con un brindis familiar.

PROPOSAL
George Rudy - Shutterstock

Colombia

La pedida de mano se acostumbraba realizar en la casa de los padres de la novia, quienes serían los  anfitriones del matrimonio. Los novios organizaban una comida para dar la noticia y generalmente los padres de ambos compartían un tiempo a solas antes de que llegasen sus hijos.

Normalmente el novio tenía un gesto con los padres de su novia regalándole un ramo de flores a su suegra y una botella de vino o wiskey a su suegro. Después de la comida o cena y con la atención de todos, el novio anunciaba el compromiso poniéndose de pie y pidiendo la mano de la novia a sus padres.

Argentina

El novio enviaba a un embajador para que haga el pedido oficial de la novia. Este embajador podía ser cualquiera de sus padres, un pariente o un amigo. El pedido era normalmente verbal y se dirigía a la persona de quien dependía la mujer en ese momento: su padre, madre, tutor, hermano o hermana mayor.

Si la novia aceptaba, luego se  acostumbraba organizar una celebración religiosa en la iglesia con la bendición de los anillos a cargo de un sacerdote  y un almuerzo familiar para celebrar el compromiso. Ambos recibían anillos.

Chile

En Chile, también los hombres usaban el anillo de compromiso pero a diferencia de la Argentina, lo hacían en sus manos derechas y luego en la boda, eran los mismos que movían hacia su mano izquierda. Era muy común que en países latinoamericanos como en Chile, los novios recibieran consejos prematrimoniales.

PROPOSAL
Syda productions - Shutterstock

Estados Unidos

Las tribus nativas americanas optaban por anillos de plata decorados con piedras semipreciosas o materiales naturales, como turquesas y coral rojo.

Hoy en día es costumbre que el novio elija un anillo y organice una reunión para entregarlo. Se pone de rodillas y pide la mano de ella para colocar la pieza y tras el sí, la pareja informa a sus familias sobre el compromiso para que se inicien los preparativos de la boda.

EUROPA 

PROPOSAL
Ditty_about_summer - Shutterstock

Francia

Luego del “sí” de la mujer  y la bendición de su padre al novio, la pareja salía a comprar juntos un anillo de compromiso que no usaría la novia hasta presentarlo formalmente en una pequeña reunión entre ambas familias y amigos.

En algunos casos eran los padres los que le regalaban la piedra y los prometidos iban al joyero para elegir el diseño de la sortija. También era costumbre que el anillo sea heredado y en tal caso era la novia quien debía pedir a sus suegros la autorización para modificar la pieza.

Irlanda

En Irlanda era costumbre utilizar un anillo de estilo Claddagh, hecho de un corazón sostenido por dos manos y una corona. Es un símbolo sincero para el matrimonio porque tradicionalmente las manos representan la amistad, el corazón representa el amor y la corona representa la lealtad.

Escocia

Según la tradición los hombres escoceses que buscaban casarse eran puestos a prueba durante un “speerin” o “beukin”, el cual consistía en realizar una serie de tareas u obstáculos establecidos por el padre de la novia que tenían que superar para quedarse con la novia y contraer matrimonio.

DEMANDE EN MARIAGE
© Shutterstock

Suecia

En los países nórdicos como Suecia, tanto hombres como mujeres intercambian anillos de compromiso que generalmente son simples bandas de oro o plata.

Photo d'illustration © Syda Productions / Shutterstock

Italia

La presencia de las dos familias debía existir para que pueda iniciarse el ritual del compromiso. La sortija era el símbolo de promesa del matrimonio y la joya era regalada casi siempre por la familia del novio.

Alemania

Por tradición era el hombre quien pedía la mano de su joven amada al padre de ella, recibiendo la bendición y de rodillas sellar el compromiso. Era común que los protestantes lleven las alianzas en el anular derecho, y los católicos en el anular izquierdo.

© Shutterstock

España

En España era habitual hacer una reunión familiar en la que los dos novios, que ya se habían  prometido íntimamente en matrimonio, reúnan a sus familias para que se conozcan y hagan formal la petición de mano al padre con la entrega de un anillo a la novia y un reloj al novio.

Grecia

En la cultura griega era extremadamente importante recibir la bendición del padre de la novia. Si él daba su  consentimiento, a las parejas se les exigía tradicionalmente acudir a un consejero o sacerdote para bendecir la sortija y compartir consejos sobre el matrimonio.

Luego de recibir las bendiciones, amigos y familiares organizaban una fiesta de compromiso para la pareja, a los que le deseaban el “Kala stephana” (buena boda) y el “I ora I kali” (una vida feliz).

ASIA

PROPOSAL
Szefei - Shutterstock

China

Muchos chinos han comenzado a seguir la tradición occidental de intercambiar anillos, pero originalmente no formaba parte de su cultura. Hasta el día de hoy, dinero y otros bienes pueden intercambiarse en su lugar.

Armenia

Las fiestas de compromiso armenio eran tan grandes como las bodas mismas. Se le pedía a un sacerdote que bendiga el anillo de compromiso y que la pareja se prometa amor y devoción el uno por el otro. Al igual que los griegos, los armenios también asistían a sesiones de asesoramiento con un sacerdote antes de casarse.

Tailandia

En la cultura tailandesa los hombres pedían la mano de su futura esposa durante un “thong mun”, que significa “compromiso de oro”. En lugar de un anillo de diamantes, el candidato presentaba a su prometida varios regalos hechos de oro.

Vietnam

Según la tradición vietnamita, el compromiso de una pareja era mucho más que una propuesta íntima que tenía lugar cuando la mujer menos lo esperaba. La aprobación familiar era un factor clave. En muchos casos, el matrimonio ni siquiera ocurría sin la bendición de ambas familias.

 

PROPOSAL
Bogoshipda - Shutterstock

Japón

Una pareja no estaba realmente comprometida hasta que había un ‘yunio’ (ceremonia de compromiso), que implicaba una reunión entre las familias de la novia y el novio y el intercambio de nueve regalos simbólicos envueltos en papel de arroz. Cada regalo estaba destinado a simbolizar sentimientos particulares y buenos deseos para la pareja como la longevidad, la riqueza y los niños sanos.

Emiratos Árabes 

Antes de que aparezca cualquier joya o promesa, la familia del novio debía pedir la mano de la novia y en conjunto decidían la división de los dotes matrimoniales que incluían desde los gastos de la boda hasta la compra del anillo de compromiso. Generalmente era la madre de la novia quien intervenía para elegir la pieza, la cual  se acostumbraba que fuera de rubí.

Durante una ceremonia religiosa los novios intercambiaban las alianzas, mientras que los demás accesorios (collar, reloj y pendientes haciendo juego) se presentaban en bandejas decoradas para que los invitados las miren antes de que el novio se las entregue a la novia.

India

Las parejas indias tradicionalmente se comprometen después de que la familia de la novia ha aceptado formalmente la propuesta de la familia del novio. Se organiza una fiesta de compromiso elaborada y las mujeres reciben brazaletes de hierro en lugar de anillos de compromiso. En las culturas hindúes tradicionales, las mujeres usaban anillos conocidos como bichiya.

ÁFRICA

PROPOSAL
Digitalskillet - Shutterstock

Ghana

Según la tradición, un novio y algunos de los miembros de su familia llamaban a la puerta de la familia de la novia para hacerle saber a la familia que le gustaría casarse con su hija. Esta “ceremonia de golpear la puerta” ocurría sólo una semana antes de la boda real.

Kenia

Los guerreros Samburu llevaban detallados abalorios alrededor del cuello. En su cultura, algunos colores de abalorios simbolizaban el compromiso.

OCEANIA 

Ryan G. Smith-CC

Australia

Una propuesta típica de matrimonio en Australia es la que el hombre se arrodilla en una especie de cena a la luz de las velas o en un romántico lugar de vacaciones, preguntándole a su pareja. El elemento sorpresa sigue siendo crucial.

Fiji

En Fiji, los hombres debían darle un anillo de compromiso a la novia y presentarle al padre de la novia el diente de una ballena.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.