¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Por favor ayúdanos a mantener la luz.
COMPROMÉTETE AHORA
Aleteia

Seminarista muere un día después de ser acólito del papa Francisco

Anthony Freeman
Anthony Freeman / Instagram
Comparte

El hermano Anthony acababa de hacer 8 días de retiro espiritual en preparación para la ordenación diaconal, en Roma

Este lunes, 2 de abril, fue encontrado muerto en su cuarto el hermano Anthony Freeman, seminarista de la congregación Legionarios de Cristo. Natural de Louisiana, Estados Unidos, el joven religioso de tan sólo 30 años estaba listo para ser ordenado diácono.

Anthony murió en Roma, en el seminario en que vive, estudia y trabaja la mayor parte de los seminaristas de esa congregación durante sus años de estudio de filosofía y teología en preparación para el sacerdocio. Según el informe de los legionarios, las causas de su muerte están siendo investigadas por las autoridades. Lo más probable es que Anthony sufriera un infarto.

La congregación también pidió oraciones por el eterno descanso del alma de Anthony y por el consuelo espiritual de sus padres y familiares.

Este Domingo de Pascua, el hermano Anthony había compartido en una red social su experiencia de ser acólito del papa Francisco:

“Tuve la bendición de estar con el papa Francisco y ser su acólito en la misa de Pascua”.

Además de la gracia de ayudar al Papa en la misa más importante del calendario cristiano, Anthony había terminado de hacer un retiro espiritual de ocho días en silencio absoluto, según la metodología de los ejercicios espirituales de san Ignacio de Loyola, en preparación para la ordenación diaconal.

También escribió:

“Muchas gracias por sus oraciones durante mi retiro. Literalmente, esta última semana de intenso silencio, sin hablar en las últimas 48 horas, fue de momentos muy especiales con Dios y también con los demás. La alegría, la tristeza y la esperanza de la vida se condensan, a veces, en breves momentos; este fue uno de ellos para mí y, espiritualmente, este momento de Pasión y Resurrección de Nuestro Señor es lo que da a esos momentos su pleno significado y expresión. ¡Bendiciones Pascuales!”.

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.

Millones de lectores en todo el mundo - incluyendo miles de cristianos de Oriente Medio - cuentan con Aleteia Árabe para informarse, obtener inspiración y aliento. Por favor considera la posibilidad de ayudar a esta edición con un pequeño donativo