Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Quinua: El grano milenario que ayuda a reducir la anemia en Perú

QUINUA
Comparte

¿Puede un cultivo ancestral salvarnos de la inseguridad alimentaria?

Considerado el oro de los incas la quinua, grano milenario, contribuirá a reducir la desnutrición en el Perú. Con más de 36.000 hectáreas sembradas y con 56.000 productores Puno, ubicado en la región sur, es considerada la primera región productora de quinua del país.

¿Puede un grano rescatar de la desnutrición a los niños peruanos? Hace 5 siglos el “grano de oro” conoció su esplendor en el valle de la Cordillera de los Andes.  El estado peruano declaró de interés regional al grano andino, mediante una ordenanza que instaura el 20 de marzo de cada año como el “Día Regional de la Quinua”, como lo informa el diario La República.

Se encuentra en forma nativa en todos los países de la región andina desde Colombia, hasta Argentina y el Sur de Chile. El producto ancestral es un alimento vegetal con alto valor nutritivo. Contiene aminoácidos esenciales, minerales y vitaminas.

Unidad para reducir la desnutrición

“Buscamos reducir el 40% de desnutrición infantil, así como el 80 % de anemia que afecta a la región”, expuso el gobernador regional de Puno, Juan Luque Mamani a la prensa peruana. “Con este impulso al cultivo de la quinua, esperamos elevar el consumo del grano milenario”.

Con la esperanza de contrarrestar estas cifras más de 25 mil habitantes de las zonas rurales del altiplano, se benefician al participar de talleres de capacitación para el cultivo de quinua, papa y avena. Los 6 tambos operativos en el distrito de Ilave, provincia del Collao, es el espacio necesario para orientar a los campesinos, en la identificación de actividades que coadyuven a mejorar su calidad de vida en Puno.

A través del convenio de desarrollo agropecuario que promueve el estado peruano al sur del Perú, se trabajan también políticas de convivencia sobre el derecho de los niños y adolescentes, además de la crianza del ganado vacuno y ovino. En esta labor se vinculan diversos sectores como; la Defensoría del Niño y el Adolescente y la Oficina Municipal de Atención a la Persona con Discapacidad entre otros.

 

QUINUA
Shutterstock-goldnetz

¿Qué puede lograr este grano?

Estos servicios de orientación en el tambo Camicachi, Ccolpa Cucho, Kanccora Yancango ubicados en el distrito de Ilave se han replicado en Tambo Capazo, Sullcanaca, Mazocruz, y Santa Rosa situados en la zona de frontera con Bolivia.

Considerado como “el grano de oro de los Andes” porque se cultiva principalmente en los países andinos. La semilla vegetal que se come como un cereal contiene más proteínas que la mayoría de los alimentos vegetales. Su textura añade sabor a cualquier receta. Es ligera, sabrosa y fácil de digerir. Su sabor es delicioso descrito a menudo como similar a las nueces.

El cultivo de la quinua se está extendiendo por todo el mundo. Francia, Inglaterra, Suecia, Dinamarca, Holanda e Italia producen el grano de oro entre más de 70 países, según lo indica la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

Disminuye efectos del cambio climático

Oriunda de los andes peruanos logró desarrollarse con éxito en Kenia, India y Estados Unidos. Y es que ante el reto de incrementar la producción de alimentos de calidad para alimentar a la población mundial, en el contexto del cambio climático, ha resultado una alternativa incluso para aquellos países que sufren de inseguridad alimentaria.

Los agricultores familiares son los principales productores de esta semilla ancestral. Verdaderos responsables de la producción sostenible del “grano de oro de los Incas”. Las prácticas ancestrales de los pueblos andinos han sabido conservar la quinua en su estado natural como alimento para las generaciones futuras.

Protegido, controlado y preservado es así como los pueblos indígenas mantienen el cultivo alimentario utilizando solo conocimientos y prácticas tradicionales. Es por eso que la promoción de la quinua es parte de una estrategia de la FAO para fomentar la producción de cultivos tradicionales, como un medio para contribuir a la seguridad alimentaria en el planeta.

La primera región productora de quinua en el Perú se ha propuesto articular esfuerzos con los productores para fortalecer todo tipo de alianza económica que logre incrementar el desarrollo del grano milenario.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.