Recibe Aleteia gratis directamente por email
Aleteia

El milagro de la Octava de Pascua de Resurrección: Decenas de miles de nuevos bautizados

EASTER
Comparte
Comenta

Una primavera en la Iglesia católica de Estados Unidos

Esta Pascua ha significado una fresca primavera para la Iglesia en Estados Unidos. Decenas de miles de nuevos católicos se han sumado al catolicismo, según lo informó el Catholic News Service (CNS) durante el inicio de la Octava de Pascua de Resurrección.

El Rito de Iniciación Cristiana de Adultos, que comenzó en febrero, se llevó a cabo en parroquias y diócesis en todo Estados Unidos, y cerró el círculo del catecumenado y la elección de nuevos miembros de la Iglesia en las Misas de la Vigilia Pascual el 31 de marzo.

“Como culminación del Tríduo Pascual, la vigilia celebra la pasión, la muerte y la resurrección de Jesús”, dijo un comunicado de prensa de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB) en Washington.

“Si bien las personas pueden volverse católicas en cualquier momento del año, la Vigilia Pascual es un momento particularmente apropiado para que los catecúmenos adultos sean bautizados y para que los cristianos ya bautizados sean recibidos en plena comunión con la Iglesia Católica”, expresó el comunicado de los obispos estadounidenses.

En 85 diócesis de todo el territorio de la Unión Americana se dio la bienvenida a cerca de 30.000 catecúmenos, quienes recibieron el Bautismo, la Confirmación y la Primera Comunión durante la Vigilia Pascual) y a candidatos que ya habían sido bautizados en otra tradición cristiana y que ingresaron a la Iglesia a través de una profesión de fe, siendo confirmados y recibiendo la Eucaristía.

La arquidiócesis de Estados Unidos con la población católica más grande del país, la arquidiócesis de Los Ángeles, recibió 1.700 catecúmenos y 1.127 candidatos. La arquidiócesis de San Francisco recibió a 173 catecúmenos y 169 candidatos.

Otras arquidiócesis que informaron su número de catecúmenos y candidatos, respectivamente, incluyeron a Nueva York, 400 y 468; Galveston-Houston, 1.536 y 618; Atlanta: 708 y 1.280; Seattle, 664 y 429; Hartford, 59 y 55; Filadelfia, 254 y 236; Anchorage, 36 y 32; Washington, 576 y 237; Newark, 416 y 657; Oklahoma City, 239 y 327; Dubuque, 72 y 120; y St. Paul y Minneapolis, 228 y 386.

En la diócesis de San Diego, un total de 1.091 catecúmenos y candidatos fueron bienvenidos en la Iglesia. Otras diócesis que informaron sus números incluyeron: Charleston, 155 catecúmenos y 337 candidatos; Dallas, 1.139 y 300; Charlotte, 214 y 401; Venice, 193 y 205; Baton Rouge, 154 y 194; Portland, 71 y 62; Albany, 44 y 84; Manchester, 71 y 95; Springfield, 43 y 76; Fresno, 527 y 322; Reno, 57 y 171; Pueblo, 76 y 43; Honolulu, 208 y 41; Salt Lake City, 225 y 98; Pittsburgh, 144 y 309; Wilmington, 81 y 82; Springfield, 109 y 165; Arlington, 198 y 461; Trenton, 188 y 460; y Brooklyn, 548 (de los cuales 127 son niños) y 468.

La conversión de cada persona es única e irrepetible y en la Vigilia Pascual se convierte –como han dicho los obispos estadounidenses—en la confluencia pública de la historia personal con los dones de la Iglesia católica.

Hay que recordar que Estados Unidos (detrás de Brasil, México y Filipinas) es el cuarto país con mayor número de católicos del mundo. La lista de los diez países se compone, según el último informe del Vaticano, de la siguiente manera: Brasil (172.2 millones), México (110.9), Filipinas (83.6), Estados Unidos (72.3), Italia (58.0), Francia (48.3), Colombia (45.3), España (43.3), República Democrática del Congo (43.2) y Argentina (40.8).

Con información del CNS y Catholic Herald

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.