Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

J.K. Rowling, la autora de Harry Potter, explica los beneficios del fracaso

Anthony Harvey/Getty Images
Comparte

El próximo 5 de abril, la editorial Salamandra publicará por vez primera en español su texto más esperanzador: "Vivir bien la vida".

De Harry Potter se pueden aprender muchas lecciones, pero otras de mucho calado se extraen de la vida de la propia  autora, J. K. Rowling. La que hoy es una famosa y millonaria escritora, reconocida en todo el mundo, fue en su momento una madre de familia monoparental y sin trabajo.

J. K. Rowling pasó unos años terribles tratando de sacar adelante a su hija, y en aquellos momentos más duros fue redactando las historias de Harry Potter. Lo hacía, según ha recordado ella misma, en la mesa de una cafetería porque era el lugar donde conseguía que su bebé durmiera.

Warner Bros

Así nacieron Harry, la pizpireta Hermione, el inseparable Ron Weasley, Dumbledore, Draco Malfoy, Sirius Black, Lord Voldemort… Los niños y jóvenes se engancharon a la fiebre de Harry y le perdieron el miedo al latín, porque intuían el significado de nuevas palabras como Veritaserum (la poción de la verdad) o Amortentia (una sustancia que hacía estar enamorado).

El primer volumen de Harry Potter se publicó en 1997 con el título “Harry Potter y la piedra filosofal” y su éxito fue arrollador. Millones de ejemplares en todo el mundo y la maravillosa comprobación de que el gusto por la lectura no ha desaparecido entre las jóvenes generaciones. Solo era cuestión de ofrecerles un buen libro (con una adecuada campaña de marketing, claro está).

De los libros se pasó a las películas, a todo tipo de objetos de merchandising, a juegos de quidditsch, a viajes literarios y hasta parques temáticos.

De vivir de los subsidios a multimillonaria

J. K. Rowling, gracias a eso, había amasado en 2008 una fortuna de 560 millones de libras. Pero incluso en esos momentos, la escritora no olvidaba sus comienzos modestos.

Alonis CC

Rowling se casó en 1992 con el periodista Jorge Arantes. Debido al alcohol y las infidelidades de éste, se divorció en 1995 tras un largo y penoso proceso. De la unión nació su hija Jessica: ella ha sido la que, según ha explicado la escritora, siempre le ha dado las fuerzas para luchar y seguir adelante.

Su madre falleció de esclerosis

Su madre falleció de esclerosis múltiple tras diez años de sufrir esta enfermedad. La autora no pudo llegar a explicarle la historia de Harry, pero ella ha quedado reflejada en la añoranza de sus padres que siente el protagonista “porque yo podía saber cómo se siente alguien que pierde a su madre”, explicó Rowling.

J. K. Rowling cayó en depresión en 1994. No tenía trabajo, vivía de los subsidios públicos del Reino Unido y solo conseguía escribir en los ratos en que su bebé no lloraba, en las cafeterías. Así pudo presentar finalmente el manuscrito en 1995, con el que la editorial Bloomsbury la convertiría poco después en best seller.

“Vivir bien la vida”

Con el tiempo, la revista Forbes la situó en el número 4 de los más ricos de su país en 2008, y la Universidad de Harvard le solicitó aquel mismo año que pronunciara el discurso de graduación.

Rowling quiso que su texto sirviera como una lección de vida. Algo más de veinte minutos que han quedado grabados en Youtube y cualquiera tiene acceso a ellos. En inglés se publicaron en libro en 2015 y en español aparecen el próximo jueves día 5, bajo el título “Vivir bien la vida” y con el sello de Salamandra, cuya editora Sigrid Kraus la descubrió para este idioma y ha publicado toda la saga.

El nuevo libro promete ser uno de los títulos más solicitados de la próxima fiesta de Sant Jordi (23 de abril), en que la Unesco celebra el Día Mundial del Libro, y de la Feria del Libro de Madrid en mayo.

El poder de la imaginación

La autora no tomó la invitación de la Universidad de Harvard como una ocasión de lucimiento personal sino como un momento para dar fuerzas a aquellas personas que sufren serias dificultades en la vida. Su texto se basó en dos pilares: los beneficios del fracaso y el poder de la imaginación.

Lo que aprendió en Amnistía Internacional

Rowling recordó que una de las mayores lecciones que ha recibido en su vida le llegó en un trabajo previo a la literatura, cuando estaba en las oficinas de Amnistía Internacional: “Leí el testimonio de víctimas torturadas y vi imágenes de sus lesiones…”, lo que le supuso un fuerte impacto acerca de lo que valora especialmente: “la humanidad”.

 

 

Generosa con América Latina

Escucharla y saber que aquella madre en graves dificultades pudo alcanzar un gran bienestar, que además le permite ayudar a otras personas, resulta esperanzador. Hoy J. K. Rowling ayuda a la Fundación de la Esclerosis Múltiple y a la Asociación de Familias Monoparentales.

En esta ocasión, el 90% de los beneficios del libro “Vivir bien la vida” será para una fundación para niños huérfanos que ha creado la propia escritora. En América Latina, la Fundación está presente en Colombia y Haití. 

Y todo comenzó en 1990 en un viaje en tren de Londres a Manchester, que se retrasó cuatro horas. En el vagón, Rowling comenzó a idear una escuela de magos… Y de ahí surgió una fuente de imaginación desbordante: ¿a quién, si no, se le ocurre hablar de cosas como el andén 9 y 3/4?

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.