Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

¿Es “Pascua” una palabra pagana?

EASTER BUNNY
Comparte

La palabra inglesa tiene una historia polifacética...

En la mayoría de idiomas occidentales, el nombre para la solemnidad de la Resurrección del Señor se deriva de la palabra Pasch, para Pascua (que se aplica a misterio pascual, triduo pascual, cirio pascual…).

Los cristianos angloparlantes de todo el mundo, por otro lado, denominan “Easter Sunday” a la principal fiesta del año litúrgico del Domingo de Resurrección o de Pascua.

¿A qué se debe? ¿Qué origen tiene la palabra ‘Easter’?

Muchos historiadores señalan al siguiente pasaje de De ratione temporum, de san Beda, donde explica algunas tradiciones del pueblo inglés del siglo VIII.

En tiempos antiguos, el pueblo inglés —ya que no me parece apropiado hablar de la observación del año de otros pueblos y permanecer callado sobre la de mi propia nación— calculaba los meses siguiendo el curso de la luna.

El primer mes, que los latinos llaman enero, es ‘Giuli’; febrero se llama ‘Solmonath’; marzo, ‘Hrethmonath’; abril, ‘Eosturmonath’ (…). Eosturmonath tiene un nombre que se traduce hoy como “mes pascual” y que en su momento se llamó en honor a una diosa de ellos de nombre Eostre, en cuyo honor se celebraban fiestas en dicho mes. Ahora designan esa época pascual con su nombre, llamando a las alegrías del nuevo rito con el tradicional nombre de la antigua costumbre.

Según este relato, queda claro que la palabra inglesa para la resurrección de Cristo fue un préstamo de antiguas prácticas paganas durante ese mes dedicado a una diosa llamada Eostre. Normalmente se la representa como una diosa del amanecer y de la luz, asociada a la fertilidad.

Con esto en mente, los cristianos reconocieron que Jesús era el “nuevo amanecer” y que, a través de su muerte, hacía nacer nueva vida.

Sin embargo, otros historiadores ven más conexión con la palabra alemana ‘Ostern’, que conecta con la salida del sol. Según Nick Sayers, “la palabra inglesa ‘Easter’ es de origen germánico/sajón (…). El equivalente germánico es Oster. Oster (cuyo equivalente actual sería ‘Ostern’) está relacionado con ‘Ost’, que significa la salida del sol o, simplemente en inglés, ‘east’ [este]”.

En el simbolismo cristiano, la resurrección de Jesús se asocia con frecuencia al amanecer, ya que su cuerpo no fue hallado en la tumba cuando algunos de sus discípulos acudieron al alba.

Sea cual sea el origen exacto, los cristianos angloparlantes “bautizaron” la palabra ‘Easter’ y la colmaron con el significado principal de la resurrección de Jesucristo. Les resultaba claro a qué hacía referencia y luego les colmó a ellos con la alegría del Evangelio.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.