Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 20 septiembre |
San Andrés Kim y compañeros mártires
home iconEstilo de vida
line break icon

Cómo hacer feliz a una persona mayor

MANDY GODBEHEAR

Luz Ivonne Ream - publicado el 01/04/18

"Como te ves, me vi. Como me ves, te verás"

Tuve el privilegio de cuidar a mi mamá, de acompañarla hasta que me casé y me mudé a otra ciudad. Entonces ella tenía 82 años.

Después iba visitarla al menos 4 veces al año. Con ella pasaba largas temporadas.

Mi juventud me pedía salir a tomar el café con las amigas, pero mi corazón se resistía y solo quería estar con ella. Y así lo hacía. Y así pasaron los años hasta que murió a los 91.

Bañarla, cuidarla cuando se enfermaba y cambiarle el pañal; escucharla durante horas repitiendo el mismo tema; consolarla cuando lloraba; darle de comer; dejarle ganar a las cartas porque si no se enojaba; rezar con ella y hablar del cielo; disfrutar cuando les leía cuentos a mis hijos (”Lele contos abita”, le decía mi hijo de uno año)…  Esos momentos no los cambio por nada.

Sí, eran días de mucho cansancio porque a veces también había que atenderla de noche. Sin embargo, para mí siempre fue una bendición de Dios.

Los papeles se intercambiaron. Ella me había dado su vida. Y ahora era el tiempo de cosechar lo que había sembrado en mí. 

Ella me enseñó a amar y a valorar a las personas mayores. Cuando era niña por las tardes íbamos a visitar a sus familiares ancianos. Y así crecí, sabiendo que estas personas con cabecita de algodón son seres que merecen todo mi amor, respeto y comprensión.

ELDER
Shutterstock-Ocskay Bence

Hacer feliz a un adulto mayor es sencillo. Parecen muy demandantes, pero lo único que necesitan es nuestro tiempo, paciencia y amor. 

  • Llévale a visitar a sus amigos y familiares. Si tú no puedes, organiza que alguien lo haga. Las amistades son necesarias siempre, a cualquier edad.
  • Deja de discutir con él. Que sienta que tiene la razón. Eso le da seguridad.
  • Permítele que viva entre sus recuerdos. Muchas veces es lo único que le queda. Le puede dar por coleccionar. Son sus memorias y vivencias  importantes para él.
  • Permítele que hable, aunque repita la historia cien veces. Escucha y atesora sus palabras que son sabiduría pura.
  • Hazle sentir que le necesitas, que es útil y que no es un estorbo. Permítele que él haga la gran mayoría de las cosas y solo ayúdale en lo necesario.
  • Juega con él a lo que más le guste y, si es posible, déjale ganar para que sienta que todavía puede.
  • Escuchen música de sus tiempos. Que te cuente alguna historia que tenga que ver con esa melodía.
  • Permítele que se enoje con sus rabietas como si fuera un niño. Eso sí, no lo trates como tal sino como un adulto que merece todo tu respeto y comprensión.
  • Motívale a que cuide a diario su aspecto personal. Que ella se maquille y que él se afeite. ¿Cuál es su loción favorita? ¡Regálasela!
  • Háblale con un tono de voz sereno. Dile palabras de agradecimiento y amor. Dile cuanto valoras su vida y el que te regale su tiempo y conocimientos.
  • Métete en su mundo. Apasiónate con sus historias. Vívelas como si estuvieran pasando en ese preciso momento.
  • Tócalo, abrázalo, consiéntelo, llénalo de besos… Muéstrale tu ternura y calidez.
  • Vean sus fotos y que te cuente la historia detrás de ellas. Déjate sorprender con lo que escuchas.
  • Reza con él. La mayoría de los adultos mayores es lo que mejor saben hacer.
  • Sencillamente pregúntale: “¿Qué puedo hacer hoy por ti para hacerte feliz?»

Muchos hemos tenido la inmensa fortuna de cuidar a un adulto mayor. Si tú no la has tenido te invito a que vivas esa experiencia regalándole tu tiempo.

Sí, es muy cansado, por momentos agotador, pero cuando termina el día te irás a la cama con una sonrisa. Porque no hay nada más satisfactorio que servir, pasar tiempo, acompañar a nuestros mayores.

¡Amar, cuidar y proteger su fragilidad, reconocer y valorar todo lo que hay en ellos es un regalazo de la vida!




Te puede interesar:
9 ideas positivas para cuidar a familiares enfermos en casa

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Gelsomino del Guercio
Los asombrosos diálogos entre el diablo y un exorcista del Vatica...
2
JIM CAVIEZEL
J.P. Mauro
El impactante tributo de Jim Caviezel a la Virgen María
3
HERALDOS
I.Media
La Santa Sede intenta cerrar las escuelas de los Heraldos del Eva...
4
PAURA FOBIA
Cecilia Pigg
La oración corta que puede cambiar un día estresante
5
VACCINE
Jaime Septién
¿Covid-19: vacunarse o no vacunarse?
6
I.Media
Benedicto XVI: El hombre ya no es un «regalo» sino un «producto»
7
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.