Recibe Aleteia gratis directamente por email
Aleteia

Una iniciativa para tomar en serio la integración de los hispanos a las parroquias

HISPANIC
Comparte
Comenta

Los hispanos representan 71 % del crecimiento de la población católica en Estados Unidos desde 1960

Los hispanos están siendo cada día más importantes en el catolicismo de Estados Unidos. Tanto así que se han publicado diversos artículos y reportajes en medios no católicos y, naturalmente, católicos hablando de un solo tema: cómo las comunidades hispanas están redefiniendo en rostro del catolicismo en esa nación.

La revista de los jesuitas estadounidenses “America” ha decidido dilucidar esta situación con una gran encuesta desde el lado de la integración de los hispanos a las parroquias de todo el país, muchas de ellas dominadas –como es obvio—por un sentido “anglo” del catolicismo.

“Los hispanos en Estados Unidos enfrentan muchos concepciones erróneas”, dice la revista de los jesuitas en la presentación de su encuesta nacional. “Gran cantidad de personas no saben que dos terceras partes de los católicos hispanos en Estados Unidos nacieron aquí y que la mayor parte de los católicos estadounidenses menores de 18 años son hispanos”, subraya “America”.

Y la revista jesuita llega a la conclusión que aún hoy, con esos números impresionantes, los hispanos están sub representados en la cuestión fundamental de la educación católica.

“Lo que ‘America’ quiere saber es lo que están haciendo en tu parroquia para integrar a los hispanos en la comunidad. Quizá lo más importante: ¿que esfuerzo (si alguno se está haciendo) te gustaría que tu parroquia llevara a cabo en esta área?”, apunta la explicación de la encuesta.

Redefinir la integración

La pregunta primera define si el que contesta es o no es hispano, o si prefiere –por aquello de la indisposición de las autoridades federales estadounidenses con los hispanos en estos momentos—no decirlo.

La segunda pregunta tiene varias opciones de respuesta y se refiere a lo que se está haciendo en la parroquia del encuestado para integrar a la comunidad hispana dentro de su acción cotidiana, mientras que la tercera se refiere a los esfuerzos y trabajos que al encuestado le gustaría que se llevaran a efecto para darle bienvenida y hospitalidad a los hispanos en la comunidad parroquial.

Las preguntas restantes intentan establecer región, localización, edad, sexo y todo lo referente a los datos personales del encuestado. No se trata de una encuesta cuantitativa, sino de una encuesta cualitativa.

Hay que recordar que esta encuesta tiene detrás de sí datos “duros” del crecimiento y la consolidación del catolicismo en Estados Unidos. Por ejemplo que, como dice el investigador del Boston College, Hosffman Ospino, “en 1965, había 48,5 millones de católicos en el país. Cincuenta años después, el número había aumentado a 75 millones. A pesar de que millones de mujeres y hombres bautizados dejaron de auto identificarse como católicos, el número de católicos en los Estados Unidos está creciendo”.

Y más aún: “Los hispanos representan 71 por ciento del crecimiento de la población católica en los Estados Unidos desde 1960”. Seguir con la concepciones erróneas sobre su importancia decisiva en el catolicismo estadounidense, más aún, dentro de las parroquias, sería tanto como olvidar su gran contribución a la nación americana.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.