Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

“Verano en el bosque”, un documental que habla de Jean Vanier y de sus grandes amigos los descartados

© Templeton Prize, John Morrison
Jean Vanier
Comparte

Una película que “hace sentirse bien”

John Anderson, crítico de televisión para The Wall Street Journal y colaborador de The New York Times, ha escrito en la revista “America” de los jesuitas de Estados Unidos, una reseña precisa sobre el documental de Randall Wright, “Summer in the Forest” (“Verano en el bosque”) en el que se rinde homenaje a Jean Vanier y a los descartados a los que sirve en la casa matriz de “L’Arche” (“El Arca”).

El crítico habla de este documental como una película que “hace sentirse bien” puesto que “reafirma la fe en la humanidad e incluso en lo que Vanier dice que es un instinto humano común para la paz y la justicia universal, un instinto, admite Vanier, que con demasiada frecuencia es ‘muy, muy silencioso’”.

Vanier, de 89 años de edad, ganador del Premio Templeton, ex marino de la armada canadiense y unos de los grandes referentes del catolicismo en la actualidad, habla (en off) de los habitantes de Val Fleuri, una casa de campo al noroeste de París, en el pueblo de Trosly-Breuil, donde fundó “El Arca”, una organización que ahora cuenta con 151 casas en 30 países.

Una alianza de amor que une

“El Arca” trata de un modelo de vida profundamente cristiano de hogares comunitarios para las personas anteriormente descartadas “y relegadas a manicomios o, al menos, lo que podría llamarse caritativamente instituciones no caritativas”, dice Anderson en su crítica para “America”.

Hay que recordar que en “El Arca” se vive como en una familia. “La misión esencial de los asistentes no es hacer cosas para las personas con discapacidades, sino más bien hacerse amigos suyos, hermanas y hermanos suyos. Estamos unidos en una alianza de amor; somos miembros de la misma familia”, ha escrito el propio Vanier. Quien insiste en que lo específico en “El Arca” es restablecer “la alianza de amor que nos une a todos”.

Anderson señala que la película, a su manera, hace lo que Vanier hizo: honra la humanidad de la gente que está en “El Arca”, explora su singularidad “y cambia la forma en que nosotros, los llamados normales, los vemos”. El director Randall Wright se vale de la voz fuera de cuadro de Vanier, “por lo que existe la narración, y su dulzura es ciertamente un activo para la película. También lo es el acero espiritual detrás de la voz, que da una indicación sólida de cómo sucedió todo”.

“Verano en el bosque”, además de proporcionar, de manera tangencial, una breve biografía del propio Vanier, le da voz y profundidad a los habitantes de Val Fleuri, personajes que Anderson destaca como “desinhibidos y sinceros que logran, sin esfuerzo, un naturalismo que sería la envidia de cualquier actor de estudio”.

Confundir a los poderosos

El documental muestra desde dentro las historias personales de algunos habitantes de “El Arca” en sus visitas al médico o a lugares como a un monumento cercano, que rememora los últimos 1,250 deportados a Buchenwald que se fueron a la muerte en el tren local en 1944. Las observaciones de Michel Petit, un miembro discapacitado de “El Arca” sobre esto y sobre las relaciones de los católicos con los judíos, dice Anderson, “muestran una mente capaz en el trabajo; como la mayoría de los sujetos de la película, está discapacitado en algunos aspectos, ciertamente no en otros”.

Una de las características de “Verano en el bosque” que define Anderson en su crítica de la revista jesuita, es que “los personajes (del documental) se definen no solo por sus desafíos, sino por sus personalidades”. Lejos están la complacencia o la lástima. De hecho, Vanier nunca usa la palabra “discapacitados”.

Él habla siempre de una rotura, una herida, una marginación que está en el corazón de la sociedad humana y que tiene que ser sanada, sanando a los sanadores.

Anderson concluye su crítica del documental recordando lo que el mismo Vanier ha dicho en sus libros, uno de ellos muy famoso –“Becoming Human”—en donde señala que “los débiles y los tontos han sido elegidos para confundir a los poderosos”.

Ficha Técnica

Título original: Summer in the Forest (2017)


País: Reino Unido


Dirección: Randall Wright


Género: Documental


Productora: Coproducción Reino Unido-Francia-Palestina;


Tags:
cine
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.