Recibe Aleteia gratis directamente por email
Aleteia

“Kuelap” el lugar más cool para visitar este 2018

KUELAP
Comparte
Comenta

El otro Machu Pichu de los Andes peruanos es reconocido por National Geographic

Enclavada en los Andes peruanos al norte de la región Amazónica nace kuelap. Ciudad amurallada construida por la cultura Chachapoyas. Desde lo alto, el verde paisaje advierte, cómo la naturaleza privilegió a este imponente complejo arqueológico preincaico. Y es que con una extensión de 600 metros, muy cerca del cielo, es revestida por la densa vegetación, que convierte sus murallas de piedra en un oasis en la cima de la cordillera.

Al seguir la ruta del río Utcubamba aparece el otro Machu Pichu. Murallas de más de 20 metros de altura, entrelazadas con piedra de sillar, cautivan a los visitantes. Ubicada a más de 3 000 m s.n.m. en el distrito de Tingo, provincia de Luya la Fortaleza de Kuelap fue elegida por los lectores de la revista científica National Geographic Traveller en el Reino Unido, como la mejor atracción turística en el extranjero, uno de los lugares más “cool” para visitar en el año 2018.

Al interior de esta ciudadela, descubierta en 1843, se encuentran más de 500 viviendas circulares, donde habitaron aproximadamente 3 500 familias. Cada una de ellas contaba con un granero para mantener los alimentos. El sitio arqueológico peruano compitió con la Cité du Vin en Burdeos, Francia y el Museo de Arte Moderno de San Francisco, Estados Unidos. Durante la ceremonia de elección que se realizó en Londres, “Los National Geographic Traveller Reader Awards” premió como todos los años a nivel mundial a los mejores lugares de atracción turística.

El primer teleférico peruano

The Wall Street Journal recomienda este lugar como uno de los mejores para visitar en 2018. ¿Cómo pueden estas ruinas arqueológicas de 300 o 400 años después de Cristo convertirse en uno de los lugares más “cool” para el mundo?. 

Ubicada en la cresta de una montaña, hasta hace unos meses, los visitantes venidos de diversas partes del mundo, debían emprender el viaje durante dos horas y media por carretera o caminar tres horas a pie desde la ciudad de Chachapoyas, capital del amazonas peruano, hoy en día la ciudadela cuenta con el primer teleférico peruano que se implementó en el país.

Por encima de la agreste selva el gobierno del Perú inauguró el sistema de telecabinas que recorre los abismos galopantes de la cordillera de los Andes. Con el primer teleférico en el país se ha logrado un acceso directo y rápido a esta fortaleza de piedra.

La ruta para llegar a la cima del cielo

Para llegar a Kuelap se puede tomar la carretera que parte del departamento de Tarapoto, y conduce hacia el valle de Altomayo. En medio del valle se esconde un denso bosque de 182 mil hectáreas, área protegida del Amazonas. Montañas rocosas vestidas de verde y la laguna de Pomacochas es el preludio de las cataratas de Gocta una de las más altas del mundo que rodean la fortaleza.

Los restos arqueológicos de una de las construcciones precolombinas más importantes del continente exhiben murallas edificadas con piedras cortadas unidas con arcilla, arena del río y cal. El hallazgo de este complejo arqueológico se realizó cuando el juez Crisóstomo Nieto, se internó en esta parte de los Andes para realizar una diligencia.

La construcción en piedra es admirable se erige siguiendo la forma de un embudo. El primer nivel abre paso para 6 personas mientras que al segundo nivel solo ingresa una persona. Desde su descubrimiento se realizaron numerosos estudios. Sin embargo, le corresponde al arqueólogo Federico Kauffman Doig, las investigaciones de sitio. En el primer nivel

En su interior se encuentran vestigios importantes como un templo mayor, de una altura de 19 metros. Asimismo, existen altorrelieves labrados en piedra, además de residencias que aún la densa vegetación cubre.

¿Qué función cumplía esta edificación preinca?

Debido a su ubicación y estructura la fortaleza sirvió como defensa contra algunos rebeldes étnicos. Sus montañas rodeadas de densa vegetación dejan al descubierto desde lejos una gran muralla de piedra de 20 metros de altura que protege la ciudad. Sus estrechos callejones amurallados conducen a las tres entradas de ingreso de la ciudadela.

Con este reconocimiento internacional se impulsa la promoción turística hacía el norte del país.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.