Recibe Aleteia gratis directamente por email
Aleteia

Hugh Jackman: La estrella de Hollywood que se enamoró del café colombiano

JACKMAN
Coocentral
Comparte
Comenta

El protagonista de Los miserables y X Men viajó a Colombia para conocer el trabajo de campesinos que producen un excepcional café

Hugh Jackman se enteró en Nueva York de que modestos campesinos de una región de Colombia cultivaban uno de los mejores cafés del mundo y aunque jamás había deseado visitar un país marcado por las noticias sobre narcotráfico y guerrilla, en octubre de 2017 viajó con un equipo de cine para mostrar cómo se procesa uno de los principales productos de exportación de este país.

Jackman, famoso por protagonizar una diez películas exitosas ―entre ellas la saga X-Men en la que interpreta al superhéroe Wolverine― se apasionó por el cultivo del café cuando visitó una zona rural de Etiopía en donde conoció las difíciles condiciones en que vivían los pequeños caficultores en ese país africano. Sus sembrados eran rudimentarios, las familias habitaban casas rústicas y su nivel educativo era deplorable. Además, supo que en la producción de ese café se respetaba el medio ambiente, pero que sus utilidades no eran adecuadas porque los intermediarios no pagaban precios justos.

JACKMAN
Instagram laughingmancoffee

Convencido de que podía hacer mucho para ayudar a desterrar la pobreza en el mundo, en 2011 el actor, productor y cantante australiano estableció en Nueva York sus exclusivos Laughing Man Coffee (“Café del hombre que ríe”), dos establecimientos en los cuales vende cafés excelsos comprados a precios justos a los caficultores etíopes y de otros países en desarrollo. “Lo primero que aprendimos de ellos fue que esos cafés de sabor increíble estaban siendo cultivados por familias y comunidades de agricultores y que ese gran producto necesitaba ser compartido”, afirma en su portal de internet (www.laughingmanfoundation.org).

El siguiente paso fue la creación de The Laughing Man Foundation, una organización sin ánimo de lucro que se encarga de administrar las donaciones y apoyar los programas de vivienda y educación en comunidades productoras de café amigable con el ambiente. A esta fundación entrega el cien por ciento de las utilidades de su negocio.

La aproximación de Hugh a los colombianos se produjo en 2017 durante una feria organizada en Nueva York por The Specialty Coffee Association. Allí buscó información sobre un producto de excepcional calidad vendido por una empresa canadiense que solo le dio una referencia: “Huila Colombia”.

JACKMAN
Coocentral

Por casualidad, en la feria se encontraba Mauricio Rivera, gerente de la Cooperativa Central de Caficultores ―Coocentral―, organización sin ánimo de lucro que exportó el café que impactó al artista. La empatía fue inmediata porque Hugh, además de estar enamorado de la calidad del grano, quería saber quiénes eran los productores de esa bebida suave y aromática que no había encontrado antes.

Mauricio le contó que Coocentral reúne a unos cuatro mil cultivadores de siete pueblos del Huila, una región a más de 400 kilómetros al sur de Bogotá, y que sus utilidades las distribuye en programas sociales que, como los de Jackman, benefician a familias pobres. El encuentro terminó con dos grandes noticias: la fundación entregó un aporte de 50 mil dólares y el actor anunció su visita a Colombia.

JACKMAN
Coocentral

En 2017 el protagonista de El gran showman viajó con un equipo de 80 personas desde Los Ángeles hasta Garzón ―sede principal de Coocentral― para filmar las montañas en las que se cultiva el café, así como su recolección manual, el lavado con agua pura, el secado al sol, el tostado a altas temperaturas y su empaquetamiento para venderlo a altos precios en mercados internacionales.

Hugh prometió que muy pronto los campesinos y su café estarían en la boca, los oídos y los ojos del mundo entero. Así fue porque el 12 de marzo pasado lanzó en redes sociales y en su página web una serie de comerciales que descubren el mundo de aquellas comunidades olvidadas y presentan una nueva marca: ‘Colombia Huila Coffee’. Al mismo tiempo, The Laughing Man Foundation anunció la donación de otros 193 mil dólares para mejorar las casas de 150 caficultores y pagar la universidad de 45 jóvenes campesinos.

La satisfacción del hombre que invitó a Jackman a un país estigmatizado por la violencia es inocultable. Al repasar los videos que ya tienen más de un millón de vistas, Rivera resumió para Aleteia el pensamiento de los cafeteros de su pueblo: “Ganan las comunidades porque reciben un estímulo fundamental, gana Laughing Man Coffee por ofrecer un café exclusivo y se beneficia mi tierra porque el mundo ahora nos reconoce como productores de un grano incomparable”.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.