Recibe Aleteia gratis directamente por email
Aleteia

Pre- Sínodo jóvenes, el Papa arriesga con las redes sociales

©GABRIEL BOUYS / AFP
A man looks at the Instagram account of Pope Francis (Franciscus) on March 19, 2016 in Rome. The date for the pontiff's debut on the celebrity-dominated social medium was chosen by the 79-year-old himself as it marks the third anniversary of his inauguration as the leader of the world's 1.2 billion Catholics. / AFP PHOTO / GABRIEL BOUYS
Comparte
Comenta

Entrevista al diácono que administra las cuentas en redes sociales del evento vaticano convocado por Francisco para escuchar a los jóvenes del mundo

En la apertura de los trabajos del pre-sínodo, el papa Francisco saludó a los 15.000 jóvenes que siguen desde sus casas, a través de las redes sociales, el evento sobre juventud, fe y discernimiento vocacional, organizado en Roma (19-24 de marzo 2018).

Para la ocasión conversamos con el diácono chileno-español, Javier Ayala, 33 años, miembro del equipo social media de la XV Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos. Pues, el Instrumentus Laboris, el documento que usarán los obispos en octubre para su discusión, prevé integrar la voz de los jóvenes que opinan desde las redes sociales.

El diácono Javier Ayala destacó del discurso de apertura de papa Francisco (19 de marzo) que la iglesia como institución necesita arriesgar. Pues una “institución que no se arriesga, se envejece y el Papa con este Sínodo y abriendo las puertas de la Iglesia de par en par e incluso por medio de las redes sociales y por Internet, por medios virtuales, se está arriesgando”.

“Hay grupos en seis idiomas” que en los canales sociales del pre-sínodo dan a conocer sus aportes a la discusión que llevan adelante de manera presencial los 300 jóvenes invitados por el Papa reunidos en la sede del Pontificio Colegio Internacional Maria Mater Ecclesia en Roma.

Desde el Web también se espera la participación de las nuevas generaciones. “Pues los jóvenes son muy conscientes de que el Papa los quiere escuchar realmente. Hay 15 preguntas subidas en las redes sociales a las cuales están respondiendo”, expresó el diácono.

“De esas preguntas se hará una síntesis junto con todos los grupos lingüísticos que están también aquí en Roma. Ese trabajo de síntesis será parte del Instrumentus Laboris, el instrumento sobre el que trabajarán los obispos en la reunión sinodal, en el Sínodo de los Obispos de octubre. Entonces los jóvenes son muy conscientes de que su voz, como dijo el Papa, está siendo escuchada”.

Según explicó el experto, siguiendo lo querido por el Papa no existen filtros o censuras en las opiniones de los jóvenes en las redes abiertas para la ocasión.

El Papa ha dicho expresamente que quiere que esta sea una reunión sin filtros. Para ello hemos aceptado a todo tipo de jóvenes. No hacía falta que fueran creyentes, ni católicos. Se aceptó a todo tipo de jóvenes bajo claro, un código de conducta respetuosa, que tuvieran entre 16 y 29 años. Si cumplían esos requisitos eran aceptados y podían entrar a responder a estar preguntas sin ningún filtro”.

El proceso abraza la magnitud de la propuesta del Papa de reunir varias voces de la juventud. “Al principio costó que se diera a conocer, pero se han ido inscribiendo muchos jóvenes. Más que crisis, ahora hay que ver, estamos haciendo la labor de síntesis de las 15 preguntas, las tenemos que sintetizar; […]Si se ve ya una tendencia que los jóvenes están pidiendo referentes, testigos, testimonios”.

Una curiosidad es que hay jóvenes que no creen y participan y otros más con fe contagiosa. “Como digo, lo que están ahora pidiendo los jóvenes es una Iglesia cercana, lo que ha dicho el Papa, habrá un Dios cercano, un Dios que no es lejano. Y así como el Papa dijo en Río de Janeiro, no hay mejor instrumento para evangelizar a un joven que otro joven. Yo creo que esa también va a ser la línea de este sínodo, de que los jóvenes salgan como testigo y testimonio a evangelizar”.

El Pontífice – continuó Ayala – “está saliendo a la calle y no está esperando con las puertas cerradas, sino que está saliendo a buscar a los jóvenes. Y eso yo creo que los jóvenes lo aprecian. Hoy por la mañana hablaba yo con una joven de Sudáfrica que me decía: el Papa está saliendo a buscarnos, no está esperando con la Iglesia cerrada, está saliendo a buscarnos y lo siento muy cercano”.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.