Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 14 abril |
Beato Pedro González (san Telmo)
home iconHistorias que inspiran
line break icon

Cuando un mensaje a un número equivocado cambió la vida de esta familia

WRONG,NUMBER,TEXT,KAIZLER

Mandi Miller via Twitter | Fair Use

Sophia Swinford - publicado el 20/03/18

La amable respuesta de un padre con una situación familiar difícil retornó a él de forma inesperada.

Cuando recibes un mensaje de un número equivocado, probablemente lo ignores o envíes un escueto “lo siento, número equivocado”.

Sin embargo, Tony Wood decidió responder más allá de lo esperado cuando Sydney Uselton le envió un mensaje por error pidiéndole opinión sobre un nuevo vestido.

Él reunió a sus cinco hijos para alegrar el día a esta mujer y esta amabilidad fue respondida en forma de bendición.

“Creo que este mensaje iba dirigido a otra persona”, respondió Tony. “Mi esposa no está en casa, así que no he podido preguntarle su opinión, pero los niños y yo opinamos que ¡estás espectacular en ese vestido! ¡Deberías quedártelo sin dudarlo!”.

Y además reunió a sus hijos para una foto, tras lo cual la curiosa conversación se hizo viral en Twitter.

Después de que la publicación se hiciera viral, Tony compartió por qué su esposa no estaba en casa cuando la conversación tuvo lugar: se había llevado a su sexto hijo, Kaizler, a su tratamiento de quimioterapia.

Al poco, los seguidores de este mensaje viral encontraron la campaña en Internet que la familia había creado para ayudar a recaudar dinero para costear los tratamientos de la leucemia de su hijo y a continuación la recaudación despegó.

“Un par de parejas en este frenesí de Twitter compartieron nuestra campaña. Hoy hemos recibido más de 1.000 dólares”, explicó Tony. “No tenemos palabras. [Mi esposa] Rachel lloró y yo quizás me haya quedado un poco mudo. Dios es bueno y conoce nuestras necesidades”.

En la actualidad, se han recaudado más de 23.000 dólares de donantes de todo el mundo para el tratamiento de su hijo.

Rachel, esposa de Tony, expresó lo siguiente: “Es tan reconfortante que te recuerden que hay buenas personas en el mundo que todavía se preocupan por los demás y que no dudan en ser generosas y amables con otras personas”.

Tags:
familiaredes sociales
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
MIRACLE
Maria Paola Daud
Mateo se perdió en el mar… ¡y apareció en brazos de papá!
2
Dicas de amor
Una hermana es más que una amiga, es la mitad de nuestro corazón
3
MIGRANT
Jesús V. Picón
El niño perdido y hallado en pleno desierto que invita a reflexio...
4
RIVELAZIONE
Maria Paola Daud
La Virgen que se apareció en Roma, revelándose a un adventista
5
ALICE BATTENBERG
Adriana Bello
La monja de la realeza
6
SANDOKAN
Inma Álvarez
La verdadera historia de Sandokán: era español y obispo
7
SATAN SHOES
Adriana Bello
Las zapatillas de Satanás no son un juego
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.