¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Por favor ayúdanos a mantener la luz.
COMPROMÉTETE AHORA
Aleteia

Un manual ético para la creación y el uso de la tecnología

ETHICALLY ALIGNED DESIGN
IEEE
Comparte

Un grupo de 250 filósofos, antropólogos e ingenieros elaboran durante un año un documento con recomendaciones morales sobre la cuarta revolución industrial

Un grupo internacional formado por destacados filósofos, antropólogos e ingenieros ha elaborado un documento que contiene directrices éticas sobre la relación presente y futura de las personas con los sistemas de inteligencia artificial y los robots.

En este trabajo, en el que han intervenido 250 expertos, se combinan los resultados de investigaciones en áreas tan diversas como el derecho, las ciencias sociales, la administración pública, la gestión empresarial o la informática.

Este compendio de recomendaciones está abierto a las sugerencias y los comentarios del público. El punto de partida de este ambicioso informe difícilmente puede dejar indiferente a alguien. Se trata de la larga serie de interrogantes que suscita la introducción de tecnologías y aplicaciones como los drones, los vehículos autónomos, los wearables, la internet de las cosas, las casas y las ciudades inteligentes, el big data, el aprendizaje automático y, en general, los elementos sobre los que descansa la denominada cuarta revolución industrial.

DIGITAL
Fundació Casa de Misericòrdia de Barcelona

El estudio, titulado Ethically Aligned Design, ha sido auspiciado por el Instituto de ingenieros eléctricos y electrónicos (IEEE), la mayor organización de este tipo que existe actualmente, con más de 420.000 miembros procedentes de 160 países. Pues bien, durante un año, la autoridad para los estándares globales de su especialidad ha dirigido esta iniciativa. Organizaciones sectoriales, instituciones académicas, juntas de acreditación, etc. se han comprometido a seguir estas pautas para asegurar que la labor de las nuevas generaciones de profesionales no se aparta de lo moralmente recto.

Para llegar a estas indicaciones, los sociólogos y los economistas invitados a participar en el proyecto analizaron de qué modo afecta el despliegue digital a los colectivos más desfavorecidos. Los juristas se detuvieron en aspectos como la privacidad y la seguridad en la red, los dispositivos móviles, etc. Médicos y psicólogos se ocuparon de examinar las consecuencias de las innovaciones en la salud física y mental de los internautas. Estos referentes y campos prácticos y muchos otros desembocaron en cinco principios generales.

Así, ha quedado claro que hay que salvaguardar los derechos humanos en todo momento y sin excepción. Además, se debe conceder una prioridad notable a la medición del bienestar de la gente. En tercer lugar, se tiene que exigir que quienes diseñan, desarrollan e implementan las novedades tecnológicas sean responsables. Los procesos, igualmente, deben ser transparentes. Y los riesgos por un mal uso de aparatos y equipos tienen que minimizarse.

La dificultad del reto era y sigue siendo máxima. Por ejemplo, como recuerdan Rafael Calvo y Dorian Peters, de la Universidad de Sydney (Australia), los investigadores tuvieron que enfrentarse a preguntas como ésta: “¿Pueden tener consecuencias morales las decisiones tomadas por sistemas amorales?”. Incluso las secciones más comprometidas, como la vinculada a las armas autónomas, finalizan con respuestas concretas; en este caso, que se sometan a un control significativo por parte de las personas.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.

Millones de lectores en todo el mundo - incluyendo miles de cristianos de Oriente Medio - cuentan con Aleteia Árabe para informarse, obtener inspiración y aliento. Por favor considera la posibilidad de ayudar a esta edición con un pequeño donativo